Disminuyen las quejas por exceso de ruido en Cali

Disminuyen las quejas por exceso de ruido en Cali

Abril 27, 2017 - 12:05 a.m. Por:
Redacción de El País 
Ruido

Los operativos de control de ruido se están realizando en zonas como la Carrera 66, el parque del Perro, Juanambú - Granada, Ciudad Jardín y El Peñón.

Archivo El País

En los primeros tres meses del 2017 los habitantes de Cali se quejaron menos por ruido que en el mismo periodo del año pasado. La comunidad reportó durante este año un total de 228 quejas al Dagma, lo que representa una reducción del 25 % respecto al mismo lapso del 2016, cuando se registraron 306 denuncias.

De acuerdo con Janeth Alegría, del área de Control y Vigilancia del Dagma, la disminución en los reportes obedece a la intensificación de los controles de registro de ruido que se están haciendo semanalmente en las zonas críticas de la ciudad y a la entrada en vigencia del nuevo Código de Policía, que empezó a operar con sanciones pedagógicas y no sancionatorias para los infractores, desde el pasado 31 de enero.

“Los operativos se están haciendo fuertemente en los corredores del programa ‘Cali Vive la Noche’, por lo que los establecimientos están viendo que hay vigilancia permanente y han reducido sus emisiones; la mayoría de las quejas obedecen a bares, discotecas, restaurantes y talleres de mecánica, carpintería y cerrajería. El Código de Policía ha ayudado mucho a que las personas se presenten a las inspecciones y denuncien otros impactos de menor alcance, como vecinos que encienden sus equipos de sonido a un alto volumen o el ladrido de mascotas; todas estas quejas se están atendiendo de forma inmediata”, afirmó Alegría.

Lea también: Conozca cómo hacer una denuncia por exceso de ruido

Durante el primer trimestre de este año, el mes en el que más se registraron reportes de la comunidad por exceso de ruido fue enero, cuando se pusieron 83 quejas; una diferencia de 11 reportes respecto al mismo periodo del año pasado, cuando hubo 94 denuncias. El mes en el que menos se manifestaron casos de exceso de ruido durante este año fue marzo, cuando las autoridades recibieron 65 reportes; lo que representa una reducción de 38 casos si se compara con el mismo periodo del 2016, cuando se registraron 103 quejas

gráfico ruido

Fuente: Dagma

El País

De otra parte, las comunas que más han reportado quejas por altos niveles de contaminación auditiva durante este año, son la 2 (36), 17 (35), 19 (27) y 18 (21) (ver mapa). La Comuna 1, no ha reportado quejas.

La presidenta de la JAC del barrio San Fernando Viejo, Catherine Dupriez, dijo que los vecinos del sector ya no se están quejando tanto como antes del bullicio que hacían los negocios del Parque del Perro, uno de los corredores de diversión nocturna más relevantes de la ciudad.

“Hace un año estábamos peleando mucho con los negociantes y las autoridades por el exceso de ruido, pero ahora no hay quejas de los vecinos. Vemos que los dueños de los establecimientos están siendo conscientes del impacto y le han bajado al volumen”, aseguró Dupriez.

Por su parte, Juan Ponce de León, vicepresidente la Junta de Acción Comunal de Juanambú, señaló que en esta zona del noroeste de la ciudad también ha habido una disminución de los decibeles por parte de los establecimientos nocturnos.

“Hoy se ve mucha presencia de la Policía, pero también se han ido negocios que impactaban mucho. En el barrio tenemos la esperanza que a partir de julio, luego de la pedagogía del Código de Policía, se hagan operativos fuertes y serios porque hasta que no haya sanciones serias no va a haber un efecto real”, dijo Ponce de León.

Lisímaco Portocarrero, residente del barrio Gran Limonar, refirió que el ruido ha disminuido sobre la Carrera 66. “Sin embargo, hemos tenido problemas con un bar de vallenatos que hace imposible dormir; el dueño ha hecho adecuaciones y el ruido ha bajado, pero necesitamos control permanente de las autoridades”.

Según Alegría, durante este año se han impuesto 10 medidas preventivas contra establecimientos de comercio que estaban impactando a la comunidad con sus emisiones de ruido, de las cuales 8 consistieron en la suspensión de la actividad de expendio y consumo de licor o el uso de equipos de amplificación de sonido. Así mismo, se decomisó un equipo de sonido y se realizó una amonestación escrita.

La autoridad ambiental ha notificado este año 9 agravantes a establecimientos que incumplieron las medidas preventivas, es decir que durante las visitas de control posteriores se evidenció que usaban los equipos sin que se les hubiera levantado la medida preventiva.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad