Disminuyen embarazos en adolescentes que viven en Cali

Febrero 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Disminuyen embarazos en adolescentes que viven en Cali

El Fondo de Poblaciones para las Naciones Unidas destacó la labor de Cali por los centros de servicios amigables para los jóvenes, que permitió la reducción del embarazo en las adolescentes.

En el 2009, 5.598 adolescentes recibieron la inesperada noticia de que serían madres. El año pasado, el número de adolescentes que quedaron embarazadas bajó a 3.700 casos.

En el 2009, 5.598 adolescentes recibieron la inesperada noticia de que serían madres. El año pasado, el número de adolescentes que quedaron embarazadas bajó a 3.700 casos.La reducción en los indicadores de embarazadas adolescentes, según la Secretaría de Salud de Cali, se debe al acceso de servicios amigables para los jóvenes, que incluyen los programas de métodos anticonceptivos dirigidos a esta población. Alejandro Varela, titular de la dependencia, explicó que “estamos haciendo empoderamientos entre los jóvenes para que vivan su sexualidad de manera sana. Es importante que si tienen relaciones sexuales que sean conscientes que deben protegerse para evitar ser padres antes de tiempo”.Y el énfasis, según explicó Varela, está en los programas de salud sexual reproductiva para los niños entre 10 y 14 años. “Hemos llegado a todo tipo de población: los jóvenes de los consejos municipales de juventud, los profesores que tienen contacto permanente con los adolescentes, asociaciones de padres de familia y el Icbf”, dijo el Secretario de Salud.Sin embargo, el funcionario reconoció que el número sigue siendo alto y que las adolescentes que más se embarazan viven en el oriente y la zona rural. “Por eso este año continuamos con los programas de divulgación y con la planificación definitiva (ligadura de trompas) para personas que tengan más de tres hijos sin importar si están muy jóvenes”, explicó Varela.Arlex Echeverry, ginecólogo de la Clínica Imbanaco, indicó que los programas de planificación tienen un importante impacto en la reducción de los embarazos no deseados, que en las adolescentes son también los más riesgosos y causan los mayores problemas de morbilidad y mortalidad en madres. (Ver recuadro).Janeth Villegas, residente en el barrio Decepaz y madre de una adolescente de quince años, dice que es mejor prevenir que curar. “Con los chicos de hoy hay que ser francos y dejar los tabúes. Esas campañas nos ayudan porque pensar que sino se habla del tema ellos no van a iniciar su vida sexual es mentirnos como padres”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad