Discapacitados esperan fallo a favor para que buses del MÍO sean 100% accesibles

Noviembre 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Evelyn Rosero | Elpais.com.co

Jueza del Consejo de Estado dio visto bueno a una acción de nulidad suspendiendo la resolución 4659 del 2008, donde se estipula que solo un grupo de buses serían adaptados a discapacitados.

Una jueza del Consejo de Estado de Bogotá le dio el visto bueno a una acción de nulidad interpuesta por la Confluencia Departamental de Discapacidad del Valle del Cauca, suspendiendo temporalmente la resolución 4659 de noviembre de 2008 del Ministerio de Transporte, donde se estipula que solo un grupo de buses alimentadores deberán ser adaptados a personas con discapacidad.Así lo indicó a Elpais.com.co Andrés Higuita, presidente de la confluencia, quien lidera una incansable lucha para que todos los buses del sistema de transporte masivo de la ciudad estén adecuados con rampas de acceso y cuenten con otras adecuaciones que le permitan a la población con discapacidad movilizarse sin ninguna dificultad. “La demanda se puso en junio del año pasado y en abril de este año logramos que la resolución en mención fuera suspendida, teniendo en cuenta que es inequitativa. Una persona discapacitada tiene necesidades de movilidad como cualquier otra y no es justo que tenga que esperar, por ejemplo, un largo espacio de tiempo en un paradero hasta que pase uno de los pocos buses adecuados para que pueda abordarlo”, dijo Higuita, quien hace diez años debe usar muletas para movilizarse, pues un accidente automovilístico le dejó algunas lesiones físicas en su pierna derecha. El artículo 1 de la resolución 4659 resuelve que “para garantizar los derechos a la libertad de locomoción y a la igualdad de las personas con discapacidad para acceder a los sistemas de transporte masivo, el Ente Gestor del respectivo Sistema de Transporte Masivo bajo consideraciones de eficiencia técnica y económica, deberá implementar servicios especializados de transporte accesible o exigir un mínimo porcentaje de vehículos de esta naturaleza, integrados operacional y tarifariamente con el servicio de transporte masivo, que permitan atender las necesidades de este sector de la población, de acuerdo con los estudios de demanda de equipo de la respectiva ciudad”.Dicha disposición, destacó el líder discapacitado, resulta contradictoria al lado del decreto 1660 del 2003, que reglamenta la accesibilidad a todos los modos de transporte, de la población general y en especial de las personas con discapacidad.Este decreto indica que “a partir del 1° de julio del año 2005, el 20% del parque automotor de cada empresa, que ingrese por primera vez al servicio, por registro inicial o reposición, deberá ser accesible de acuerdo a la reglamentación que expida el Ministerio de Transporte (…) El porcentaje establecido en el presente artículo será incrementado en un 20%, cada año, hasta llegar al 100% de accesibilidad en los vehículos que ingresen por primera vez al servicio”.Andrés Higuita reconoce que los buses articulados, que se movilizan por los corredores troncales del Masivo Integrado de Occidente, MÍO, “tienen cierta consideración con la población en discapacidad”. “La estación de parada está al mismo nivel del bus articulado y eso permite que la silla de ruedas pase con menos dificultad, pero todavía falta mucho por hacer sobre todo en los buses alimentadores, donde no hay ninguna facilidad de acceso para el discapacitado”, dijo. Andrés Higuita dice estar a la espera de un fallo a favor para que todos los sistemas de transporte masivo de Colombia tengan las adecuaciones técnicas necesarias, que permitan la movilidad de la población discapacitada.Este caleño lideró un recorrido por varias ciudades del país como Pereira, Medellín y Bogotá, donde hay sistemas de transporte masivo, para lograr que las poblaciones de discapacitados existentes allí se sumaran a esta lucha. “Muchas personas se han añadido al proceso”, dijo. Al respecto, Omar Cantillo, director territorial del Ministerio del Transporte para el Valle, indicó que es necesario que Metrocali estudie el tema y lo lleve a instancias nacionales. “La idea es que el director territorial tenga asiento en estos temas de trascendencia nacional. Más adelante tendré una reunión para definirlo”.Cantillo indicó que, sin embargo, y de acuerdo al decreto 1660 del 2003, “los operadores deben ir acondicionando poco a poco los buses alimentadores para el fácil acceso de la población en situación de discapacidad hasta llegar a un 100%. Es lo más sano y prudente. Hay que eliminar la barrera física existente”. Según Liliana Bedoya, coordinadora de Atención y Trámite de quejas de la Defensoría del Pueblo seccional Valle, desde el 2008 esta dependencia viene apoyando a la comunidad en situación de discapacidad del departamento frente al problema de accesibilidad en el Masivo Integrado de Occidente, MÍO. “El visto bueno a la acción de nulidad presentada por la Confluencia Departamental de Discapacidad del Valle constituye un avance importante. Si bien la resolución 4659 estipula unas normas técnicas específicas frente a una clase de vehículos que van a dedicarse al uso de las personas discapacitadas, no es suficiente para garantizar su accesibilidad al sistema de transporte masivo en un 100%. El decreto 1660 tiene un espíritu mucho más amplio al respecto”, indicó Bedoya.Recordó que existe un borrador de una acción popular, que ya está radicada ante el juez 16 administrativo del circuito de Cali y fue interpuesta por Arley Castro Perlaza (representante de la población en situación de discapacidad del Valle) contra hechos en que han incurrido las autoridades ejecutoras del MÍO impidiendo la accesibilidad de discapacitados al servicio. Esta acción fue coadyuvada por el defensor del Pueblo, Andrés Santamaría.Hablan los operadoresEn diálogo con Elpais.com.co César Vergara, gerente del operador del MÍO GIT, indicó que ya fue notificado por Metrocali respecto a la necesidad de adecuar técnicamente la flota que se vincule a futuro en el sistema de transporte masivo para que sea accesible a los discapacitados. “Los buses de GIT que se vinculen a partir del primer semestre del 2011 tendrán elevadores”, afirmó Vergara. Este operador comenzará el año con unos 80 buses, entre alimentadores y padrones, que ya deberán estar adecuados. El representante de Unimetro, Hernando Grisales, afirmó también que a partir del próximo año este operador tendrá a consideración la accesibilidad para población discapacitada en sus vehículos. “Por parte de Unimetro hay 65 vehículos que ingresarán gradualmente, entre articulados, padrones y complementarios, todos con accesibilidad para este sector de la población caleña”, puntualizó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad