Director del Jardín Botánico presentará su libro ‘Orquídeas en la niebla’

Diciembre 01, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Director del Jardín Botánico presentará su libro ‘Orquídeas en la niebla’

En los bosques de niebla colombianos se halla la mayor variedad de especies de orquídeas que se conocen en el mundo, algunas no clasificadas.

Jorge Enrique Orejuela Gärtner, director del Jardín Botánico, presentará este jueves su libro ‘Orquídeas en la niebla’, que exalta la naturaleza del Suroccidente.

Qué sale del encuentro fortuito entre un biólogo y un pintor de la naturaleza metido a editor? Un libro de orquídeas.Ese es el argumento de la historia que culminó en ‘Orquídeas en la niebla’, que comenzó a tejerse hace dos años, cuando el pintor Antonio Patiño Santa visitó el Jardín Botánico que dirige el biólogo Jorge Enrique Orejuela Gärtner.El artista pintaba por esos días una obra gigantesca sobre el bosque de niebla andino y el científico le daba indicaciones sobre el tema, hasta que salió la palabra mágica: orquídeas, que el primero ha pintado y el segundo estudiado.Orejuela comentó a Patiño que tenía un libro ‘enmochilado’ desde hacía veinte años, cuando fundó la reserva natural La Planada, Nariño, en compañía de Cristian Samper, actual director del Museo de Historia Natural del Instituto Smithsoniano de Washington.Y Patiño, quien también edita libros de lujo, no vaciló en ofrecerle hacer realidad la obra. Cuando ya estaban en proceso, la Universidad Autónoma se vinculó y el resultado será presentado a las 6:00 p.m. en esa institución.Lo curioso es que a Orejuela no le interesaban las orquídeas, sino los pájaros: “Comencé a estudiarlas en La Planada, porque yo no sabía ni era entusiasta de ellas. Pero allá las encontrábamos permanentemente. En las dos primeras semanas en la reserva ya habíamos visto 50 especies y comencé a comprar libros para guiarme. Eso se volvió fiebre y dejé de estudiar pájaros”.¿Algunas eran desconocidas?En cuestión de tres años teníamos 420 especies diferentes en la sola Planada, de las cuales unas veinte eran nuevas. Por eso, muchas fueron clasificadas por otros científicos como ‘planadensis’.¿Las recolectaba todas?Las fotografiaba, pero no todas, y a algunas sólo pude hacerles dibujitos muy malos. En esas comenzó a ir a la reserva Luis Mazariegos, un PhD en virología, especialista en agricultura orgánica y conservacionista, autor del primer libro sobre diversidad en Colombia, ‘Joyas aladas’. Él iba a estudiar colibríes y yo le pedí ayuda con las orquídeas. Tomó muy buenas fotos, que tuvo guardadas durante quince años.Eso fue por allá en 1989 y comienzos de los 90. Estamos en 2011. ¿Qué pasó entre tanto?Las fotos y los apuntes anduvieron conmigo por Cali, el Quindío y San Diego, California, adonde fueron y volvieron en barco. Yo no tenía esperanzas, porque unos editores me habían desilusionado. Hasta que hace dos años apareció Antonio y me dijo que la parte más difícil ya estaba hecha, y sólo había que diseñar y conseguir patrocinios. Y así salió.¿El libro es sobre La Planada?No todas son de allí. El 75%, pero son especies que probablemente se extiendan desde Nariño al Cauca y al Ecuador. También hay de los Farallones de Cali y de El Jardín, Antioquia. Son orquídeas de bosque de niebla, que es el bosque andino típico. Ningún área tiene tantas especies, más que la Amazonia y el Chocó. El bosque de niebla ocupa el 3% del territorio colombiano, pero tiene el 50% de los seres vivos, y Colombia es el país más rico del mundo en orquídeas.¿Mostrará especies nuevas?En el catálogo al final hay 17 o 18 nuevas orquídeas que no hemos podido identificar. Carecen de nombre, porque yo no he podido volver a La Planada. Y no lo haré con esta edad ni en este momento se puede ir. Además, el cuadro de Antonio quedó incluido en la página 19.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad