"Diciembre es un dolor de cabeza para el HUV": Jaime Rubiano, director del Hospital

Diciembre 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Diana Carolina Ruíz | El País.

Sintrahospiclínicas anunció que para este lunes se tiene programada una jornada de protesta en las instalaciones del HUV, en rechazo al director Jaime Rubiano.

El Director del Hospital Universitario del Valle, habla sobre las dificultades que se viven en el servicio de Urgencias por cuenta del aumento de lesionados que dejan las fiestas de fin de año.

Hospital Universitario del Valle, el más grande del suroccidente colombiano, no duerme durante todo el año. Menos en diciembre cuando, según el director de la entidad, Jaime Rubiano, las fiestas se convierten en un dolor de cabeza para el personal médico por cuenta de la congestión en el servicio de Urgencias.Los excesos de la rumba y la pólvora amenazan con colapsar la atención de la entidad que desde ya afronta un déficit de sangre para atender a sus pacientes. A pesar de los planes de contingencia, Rubiano no descarta que ante una hipotética emergencia de grandes magnitudes, el HUV no pueda responder. Recibir más de 50 pacientes en el lapso de una hora ya le generaría riesgo de funcionamiento.Diciembre es una de las épocas en las que más se trabaja en el HUV. ¿Como está preparado para asumir esta temporada de fin de año?Cada diciembre trae su afán para el Hospital Universitario. Nos preparamos como nos toca, con insumos, suministros, personal, en esta época bajan las cirugías electivas para quedar solo pendiente de las urgencias, que son las que, acosan al hospital en diciembre. Llegan los lesionados por accidentes de tránsito, los borrachos al volante que todavía se ven en las calles. Recibimos todo lo que la salsa y la rumba conlleva, al aumento del trauma, la violencia, que de por sí ya es elevada. Estamos en alerta amarilla, diciembre siempre es un dolor de cabeza para el HUV. Somos la única institución de Nivel III-IV, todo el mundo remite pacientes para acá, porque en la mayoría de los casos las instituciones salen de vacaciones, se relajan, dejan los servicios más descubiertos. Nosotros somos como una tienda que no cierra de noche. ¿Cuáles son los casos que más ocupan Urgencias en diciembre?Los reportes de Urgencias dicen que en diciembre hay un aumento en el número de pacientes heridos por armas de fuego y arma cortopunzante y disminuyen las caídas que, durante todo el año, son la principal causa de atención. Los accidentes de tránsito se ven por igual, al mes se están atendiendo, por lo menos 500 casos. El tema de la intolerancia es cultural, confiamos en que con más presencia de la Policía, más controles por la ley de borrachos, y las campañas que se adelantan, las cifras de pacientes, al menos, se mantengan iguales. Lo que nos preocupa es el déficit en las unidades de sangre que tenemos.¿Qué tan grave es ese déficit?Podemos decir que tenemos lo suficiente para trabajar en el día, pero si llega a presentarse una catástrofe, tendríamos dificultades. Diariamente, en el hospital se consumen entre 100 y 110 unidades de hemoderivados. Solo en Urgencias se consumen entre 30 y 40 unidades y en estas fechas la demanda podría aumentar hasta en 40 %. No tener sangre es grave, si nos estamos preparando para tener más pacientes y no contamos con estas unidades los pacientes podrían morir de anemia aguda o tendríamos que trasladarlos a otras partes, que no es lo más adecuado. Por eso hemos insistido tanto en que la gente done sangre, porque con eso se salvan vidas.El 7 de diciembre fue un día complicado para el hospital. La cifra de pacientes se triplicó y el servicio de Urgencias casi colapsa. ¿Qué se espera entonces para la Feria de Cali?Durante ese fin de semana de velitas, entre viernes y domingo, recibimos más de 200 pacientes, cuando el promedio normal es de 80, con heridas de armas de fuego, armas cortopunzantes, lesionados por choques. Nosotros cumplimos, sin necesidad de remitir a otras partes, y en efecto el servicio se nos desbordó. Para la semana de Feria, creemos que el número podría ser similar, porque es como un puente festivo largo. Por estos días, los promedios de atención en Urgencias han estado en 70-75 pacientes. ¿El personal médico es suficiente? Porque el pasado Día de las Velitas médicos y auxiliares se quejaron porque no daban abasto…No significa que tengamos personal supernumerario, solo que se despejan algunos servicios. En situaciones de congestión en el servicio, un médico de Urgencias, en diciembre, puede atender de 20 a 25 pacientes solo, cuando lo ideal sería que no atendiera más de doce. Para Urgencias, como se hace cada fin de año, se aumentó en 15 % el personal disponible. Tendremos 37 médicos generales de turno, 14 especialistas, 90 auxiliares de enfermería y 10 enfermeras jefes.¿Y si llega a ocurrir una emergencia de grandes proporciones en algún evento de la Feria, el HUV podrá responder?Como toda situación médica, lo grave es pensar en la atención de un evento catastrófico. Si pasa algo en el Salsódromo, en el Superconcierto, en la Plaza de Toros, pues se desbordaría toda la capacidad. El plan de operación dice que si recibimos más de 50 pacientes en una hora, el servicio puede colapsar. En un caso hipotético, si ocurriera alguna emergencia y resultaran 200 pacientes por atender, pues ahí sí estaríamos en problemas y tendría que pensarse a trabajar en red, tanto entidades públicas y privadas, para brindar atención. Esperemos que con todas las alertas que hace la Alcaldía y las autoridades no ocurra nada que lamentar.Preocupa también los pacientes quemados por pólvora. En el Valle del Cauca las cifras siguen disparadas y parece que las campañas de prevención no han servido de mucho... Este año el comportamiento ha sido mejor, solo hemos recibido nueve pacientes quemados por pólvora. Tuvimos un pico muy alto de atención por cuenta de las dos explosiones de polvorerías, que hizo que nos aumentaron el número. Nuestra unidad de quemados está ocupada el 100 % pero por lesionados por otras causas, estamos aumentando el servicio de hospitalización en casa para poder despejar espacios y estar listos para atender eventuales emergencias.Pero aún falta que pase el fin de año, críticas en atención de personas quemadas por pólvora...Yo lo que creo es que se requieren políticas más punitivas y estrictas frente al manejo de la pólvora por parte del Estado. Es inhumano que se sigan quemando niños, que queden desfigurados. Con que haya un solo niño o adulto quemado es una epidemia y todas estas cosas se presentan porque falta cultura de la prevención. Las campañas sirven, pero todavía no vemos sus frutos.En algunos sectores inquieta que por cuenta de la situación financiera que vive el hospital no se puedan prestar los servicios oportunamente. ¿Qué tanto influye el flujo de caja en el funcionamiento de Urgencias?Si a uno no le pagan, está con menos disposición de pagar. Pero en el hospital, desde hace cuatro meses se le está pagando al día a los trabajadores de forma puntual, ya pagamos la prima navideña. Quiere decir que el personal está estimulado para colaborar en las contingencias. Estos son indicadores indirectos de gestión financiera. Hoy estamos facturando $20.000 millones, cuando yo llegué eran $12.000 millones. Este mes, por ejemplo, Caprecom nos pagará $4000 millones y la deuda con nosotros es menor. El hospital tiene sus procesos administrativos y financieros mejor que antes, a pesar de que nos tocó bajarnos de $80.000 millones de presupuesto.¿A qué se debe ese recorte?Eso hace parte de la restructuración financiera que está sufriendo la entidad, la rebaja fue ordenada por el Ministerio de Hacienda, que nos pidió diseñar un presupuesto con base al recaudo que tenemos ahora, antes lo hacíamos sobre lo que se facturaba. Tuvimos un presupuesto aprobado de $280.000 millones y debimos dejarlo en $200.000 millones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad