Deudas y recortes agobian a los ancianatos de Cali

Deudas y recortes agobian a los ancianatos de Cali

Diciembre 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Vivian Jaramillo, reportera de El País.

En el 2011 San Miguel recibirá $1.200 millones menos. Servicios, el mayor lío. Uno de los casos más dramáticos se vive en el centro de apoyo Ana Beiba, donde permanecen 46 adultos mayores. Si no consiguen $70 millones de aquí a marzo podrían quedarse sin casa.

La crisis es una palabra común en los ancianatos de Cali. Y ahora es cada vez más recurrente debido a las cuantiosas deudas que poseen y, en algunos casos, a los recortes de los ingresos para el año entrante.Uno de los casos más dramáticos se vive en el centro de apoyo Ana Beiba, donde permanecen 46 adultos mayores. En este lugar ronda la zozobra, pues si no consiguen $70 millones de aquí a marzo podrían quedarse sin casa.“Mensualmente pago un arriendo de $600.000, pero la dueña de la vivienda me dijo que el albergue podía continuar si se la compraba. Si no tenía que desocuparle, pero la casa cuesta $110 millones”, explicó Ana Beiba Lasso, gestora de institución. Con ayuda de la comunidad, ya se recaudaron $40 millones y el plazo para el resto del dinero vence cuatro meses. Otra cuenta pendiente también preocupa en este hogar para abuelos desamparados. Se trata de los servicios públicos. “En este momento estoy debiendo alrededor de $500.000 de servicios, hay gente muy buena que me ayuda, pero eso no es siempre. Gracias a Dios lo único que no nos falta es la comida”, explicó Lasso.En el caso del hospital geriátrico San Miguel, institución de nivel 1 que lleva 92 años prestando sus servicios en la ciudad, el 2011 viene con una gran preocupación. Ellos requieren $3.700 millones anuales para funcionar y atender a 350 abuelos. De acuerdo con sus directivas, en el 2010 los aportes de la Administración Municipal fueron por $1.600 millones. Sin embargo, este año bajarán a $400 millones, según lo estipula el Plan Operativo Anual de Inversiones para el 2011.“Los aportes a este albergue son voluntarios, pero se hacen porque se valora el trabajo de esta institución. Los $400 millones fueron la partida que aprobó el Municipio”, dijo Jesús González, secretario de Bienestar Social. Alejandro Varela, secretario de Salud, dijo que no tenía conocimiento del detalle de la asignación de estos recursos, pero reconoció que este monto sería escaso para atender las necesidades.Ante este panorama, el San Miguel se ha visto obligado a entrar en una dinámica extrema de ahorro de insumos.“Eso reduce la calidad del servicio. Si antes a un abuelito se le bañaba dos o tres veces en el día por cuestiones de aseo, ahora solo lo hacemos una vez, para economizar agua. También usamos menos pañales”, explicó Guillermo Zapata, director de la entidad.En la Fundación El Cottolengo, donde se requieren $150 millones mensuales para la atención de 350 ancianos, la situación no es muy distinta. En esta entidad las deudas llegan a $170 millones, correspondientes a servicios públicos y mantenimiento.Margarita Arango, su directora, manifestó que “sin la ayuda del Gobierno es muy difícil sostener un lugar como estos, donde se requieren pañales, medicamentos que no cubre el POS, ropa, comida, servicios públicos, que en nuestro caso son de $14 millones mensuales”.Para suplir esos gastos reciben ayuda de empresas privadas, donaciones particulares y la colaboración de los voluntarios. Además, hacen actividades como kermés y bingos, pero esto, precisan, “no es suficiente”. Por su parte, María Fernanda Ramos, asesora de la Secretaría de Bienestar Social del Municipio, indicó que “en Cali hay 12.380 beneficiarios del programa de protección social al adulto mayor y 6.504 abuelos que se están beneficiando de los comedores comunitarios”.Tenga en cuentaEn el Hogar para el Anciano Abandonado, de Ana Beiba, lo que más urge son pañales, ropa y sobre todo donaciones en efectivo para poder pagar la casa en la que están albergados 46 abuelos. Su aporte lo puede hacer al banco Caja Social en la cuenta 24019611385, cuenta de ahorro a nombre de la Fundación Anciano Abandonado.La Fundación El Cottolengo tiene la campaña ‘Adopte un anciano’, que consiste un aporte mensual para cualquiera de los abuelos que están en el lugar.También tienen bonos de solidaridad que se consiguen llamando al 5161232.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad