Desvían $1.958 millones de mejoras del Concejo de Cali a pago de nómina

Desvían $1.958 millones de mejoras del Concejo de Cali a pago de nómina

Febrero 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Desvían $1.958 millones de mejoras del Concejo de Cali a pago de nómina

Mal estado. Así se encuentran algunas áreas del Concejo de Cali. El edificio tiene techos en mal estado, humedades y baños fuera de servicio.

Los recursos que debieron ser utilizados para reparaciones en el Concejo fueron usados para pagarle a 62 contratistas que desempeñaron diferentes labores.

En comerciales y cápsulas informativas sobre las actividades del Concejo, dos transmisiones en directo con sus respectivas repeticiones de plenarias de la Corporación, capacitaciones y contratos de prestación de servicios con diferentes profesionales fueron gastados $1.958 millones procedentes del Sistema General de Participaciones (recursos que gira la Nación a los entes territoriales para que tengan cómo hacer inversión).Los dineros, si bien hacen parte de los giros nacionales, no estaban destinados específicamente a salud, educación o saneamiento básico, que son los tres ejes más importantes del Sistema General de Participaciones. Estos corresponden al rubro ‘Otros sectores’, cuyos recursos sirven para financiar gastos de funcionamiento, asesorías e inversión en infraestructura física, como la construcción de andenes o de centros comunitarios o culturales. O en este caso, a la recuperación de las instalaciones del Concejo de Cali, tal como había quedado establecido en el banco de proyectos. En la clasificación del gasto de inversión de esta partida se estipula que los dineros iban dirigidos al mejoramiento y mantenimiento de infraestructura propia del proyecto de mejoramiento institucional del control político en el Concejo de Cali.Pero los recursos fueron destinados al pago de 62 contratistas que desempeñaron diferentes labores en el Concejo, como transcriptores de actas, asesores de concejales, fotógrafos y comunicadores que según la contratación debían escribir boletines de prensa, realizar cuatro comerciales y transmitir dos sesiones del Concejo por canales locales.La justificación que ha dado la anterior Administración a los organismos de control, según conoció El País, es que los dineros también podían ser invertidos en la promoción de mecanismos de participación comunitaria dentro del proyecto de fortalecimiento del control político del Concejo de Cali. Según Nelson Polanía, presidente seccional del Sindicato de Servidores Públicos y Trabajadores Oficiales de los Municipios de Colombia, “ese dinero debía gastarse en la reparación de las instalaciones del Concejo y para ello cada dependencia envió un listado con las necesidades en ese aspecto. Eso sí incluía contratar personal, pero no para hacer comerciales, capacitar líderes o condecorar gente ilustre”.A juicio de Víctor Hugo Vallejo, abogado especializado en derecho administrativo, “si la ficha del proyecto especificaba que el gasto era para mejorar la infraestructura del Concejo, debía gastarse única y exclusivamente en eso. Al cambiarle la destinación se comete peculado porque se hizo el gasto con una destinación diferente”.A última hora Aunque la mayoría de los profesionales iniciaron actividades a comienzo del 2011, el gasto destinado a la publicidad de la gestión del Concejo se contrató en noviembre y se ejecutó entre noviembre y diciembre.Según las certificaciones entregadas a la Alcaldía, la transmisión de dos debates y sus respectivas repeticiones en el Canal Universitario se realizaron los días 30 de noviembre y 1, 6 y 7 de diciembre. Los cuatro comerciales y las 32 cápsulas informativas se emitieron en los programas El Ventilador, Mamá en apuros, Solo Tenis e Ídolos del Pueblo (de Telepacífico) entre el 19 de noviembre y 26 de diciembre. Asimismo se publicaron avisos de prensa en diferentes medios escritos, incluido uno en el diario Q’hubo, de esta casa periodística, del 30 de diciembre de 2011.Por su parte, Jaime Gasca, presidente del Concejo de Cali en el 2011, indicó que las contrataciones fueron realizadas por la Dirección Administrativa del Municipio, a cargo de Arturo Barco.Duván Guerrero, jefe de comunicaciones de la entidad, aseguró que nunca fue informado del plan de medios contratado por la Dirección Administrativa de la Alcaldía y “mucho menos conozco que otras personas hagan la labor de escribir boletines. Esos los hago yo”. El País intentó comunicarse con Arturo Barco, director Administrativo de la Alcaldía en ese año, pero no fue posible establecer comunicación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad