Después de cien años, la sede de la Sagrada Familia se convertirá en un hotel boutique

Después de cien años, la sede de la Sagrada Familia se convertirá en un hotel boutique

Abril 13, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción
Después de cien años, la sede de la Sagrada Familia se convertirá en un hotel boutique

El hotel conservará la arquitectura original del colegio. Sus cuatro patios tendrán ambientes diferentes.

Una de las más emblemáticas edificaciones del barrio El Peñón será intervenida para dar paso a una zona de entretenimiento y espacios comerciales. El proyecto tendrá un inversión de 70.000 millones de pesos. ¿De qué se trata?

En diciembre del próximo año la sede del colegio de la Sagrada Familia, ubicado en el barrio El Peñón, podría convertirse en un nuevo espacio urbano compuesto por un hotel, restaurantes, salones de eventos, cafés, librerías y espacios de entretenimiento.El proyecto, denominado Hotel Boutique La Sagrada Familia, que está siendo desarrollado por el grupo Jero S.A.S., espera convertir uno de los predios más tradicionales de la ciudad en todo un “epicentro del arte, la cultura y el entretenimiento”, dijo Fabiola Aguirre, directora de mercadeo del proyecto.“Realmente veo que es un proyecto ganador y se justifica en un interés de la firma de recuperar espacios de la ciudad. Además, creemos que Cali merece proyectos de esta categoría”, manifestó Aguirre.En este predio funcionó por cerca de 103 años el colegio La Sagrada Familia, que aún está a cargo de las Hermanas de la Providencia y la Inmaculada Concepción.Nancy León, revisora fiscal de la congregación, aseguró que aunque aún no se ha vendido el predio del colegio, el proyecto cuenta con muy buena recepción y está en proceso de fiducia.“De ser aprobado, el hotel conservará el nombre de la institución y de esta manera honrará el trabajo que las hermanas de la congregación realizaron durante tantos años en ese recinto”, complementó León.Desde hace cuatro años el colegio La Sagrada Familia de El Peñón se trasladó a otra sede en el sector del Valle del Lili debido a la reducción en el número de sus estudiantes y a otros inconvenientes como la contratación de docentes para ambas sedes.Desde ese entonces, en el lugar funcionó la comunidad de Juan Martín Moye, donde permanecían cerca de seis hermanas.Sin embargo, el poco funcionamiento del colegio afectó las dinámicas del barrio, donde la permanencia de habitantes de la calle y el deterioro de las fachadas fue más evidente.Jerónimo Jiménez, diseñador del proyecto, añadió que como el colegio es considerado un bien de interés cultural para la ciudad, la intervención respetará todo el diseño arquitectónico original del inmueble.De acuerdo con lo manifestado por las partes participantes en el proyecto, esta revitalización y restauración del colegio La Sagrada Familia ha sido muy bien recibida por vecinos del sector y podría valorizar más el barrio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad