Desde este lunes unos 300.000 niños estrenan la educación gratuita en Cali

Desde este lunes unos 300.000 niños estrenan la educación gratuita en Cali

Enero 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera, reportera de El País

El nuevo programa de Gratuidad Escolar será un hecho en 91 instituciones públicas de Cali, con sus 339 sedes, que brindarán educación a unos 195.000 alumnos.

Esperanza Espinosa estaba contenta de poder matricular a su hijo José Luis en sexto grado en la Normal Superior Santiago de Cali porque él quiere ser maestro. Pero a la vez estaba muy preocupada porque el jueves aún no habían podido matricular a su hija mayor. La joven entra a grado once en el Colegio Santa Isabel de Hungría. “Mi esposo gana el mínimo, yo trabajo cosiendo ropa y no tenemos los $68.000 que dice el recibo”, dijo la madre.Recibo que les entregaron el 16 de diciembre, cuatro días antes de que el Gobierno Nacional emitiera el Decreto 4807 de diciembre 20 de 2011, el cual garantiza la Gratuidad Educativa Total para la educación básica primaria y secundaria en colegios públicos y/o de cobertura. Es decir, aquellos con los que el Gobierno contrata para educar a estudiantes de estratos 1 y 2 o que pertenezcan al Sisbén.Pero cuando Esperanza escucha que no tendrá que pagar por el estudio de su hija, que el Estado asume todos los gastos de la educación pública, aún en los llamados colegios de cobertura o contratados por la Secretaría de Educación Municipal, las pupilas se le dilatan. No lo puede creer. En efecto, un directivo de la sede del colegio Santa Isabel de Hungría, sede del Aguacatal, aclaró que no se cobrará ningún costo a los alumnos que cumplan con el requisito de estrato socioeconómico.Esperanza creía que a los colegios de cobertura no los cobijaba la medida de la gratuidad escolar. Tampoco sabía que en el caso de que pague el costo inicial, la institución educativa debe devolver o reembolsar ese dinero a los padres de familia. La madre se fue feliz. “Si es así, me voy a matricular a mi hija”, dijo ella.Esa misma felicidad reflejaba Diana Agudelo y su hija Camila Andrea Gómez. La niña quiere ser profesora y buscaban un cupo para 6° en la Normal Superior Santiago de Cali. Pero lo que más les gustó es que ya no tendrán que pagar los $45.000 que pagaban en el Colegio Agustiniano mientras la niña terminaba la primaria.Y no son las únicas personas. La secretaria general de esta institución dice que todos los padres de familia están felices. Y no es para menos.El profesor Jorge Enrique Estupiñán, docente del área de música de la Normal desde hace 16 años, lo ratifica. “Es esencial la gratuidad porque es la forma de que los jóvenes tengan futuro. El conocimiento brinda la posibilidad de que los estudiantes desarrollen nuevos proyectos de vida. Muchos de ellos no estudian por falta de recursos y se ponen a trabajar”.“Esos ingresos los seducen –agrega– porque un joven analfabeta no vislumbra el mundo, no comprende aún que a mayor conocimiento tendrán mayores ingresos y mejores opciones de vida y eso es lo que posibilita esta medida”.El consenso de directivos, funcionarios de la Secretaría de Educación, docentes y los mismos padres de familia es que ya no habrá disculpa para que sus hijos no entren al sistema educativo. Una de las causas de los índices de deserción escolar es que los mismos padres ponen a sus hijos a trabajar para aportar al hogar.Ahora, esta disposición del Gobierno Nacional es un alivio para muchos padres y alumnos, “porque muchos alumnos llegan al colegio (ubicado en Colseguros) caminando desde el Distrito de Aguablanca, porque no tienen ni siquiera para el transporte”, dice el profesor Estupiñán. La rectora, Yolanda Varela Marmolejo, también aplaude la medida por cuanto “es excelente para la comunidad, es una respuesta constitucional que estaba en la Carta Magna, pero apenas ahora empieza a ser viable. Esto viene a aliviar el bolsillo de la población con tantas carencias económicas, y es de buen recibo porque es proyección social del Estado”.Sin embargo, la educadora mostró otro tipo de preocupaciones para que esa educación gratuita sea de calidad. “El gobierno nos da la gratuidad y es muy positivo, pero nos tiene que dar la otra estrategia de planta física, dotación de equipos, infraestructura y mantenimiento, porque eso influye en la calidad”.En ese sentido anotó que antes recibían $120.000 de matrícula por cada estudiante de secundaria y con eso se atendían las necesidades de mantenimiento de la institución, del software, logística, entre otros gastos. Pero ahora el Estado les va a pagar $30.000 por cada alumno.“Esperamos que el Municipio y el Concejo sean conscientes y aumenten significativamente el presupuesto y la inversión en educación para cubrir todas las necesidades de los planteles. Pero también esperamos que el Gobierno Nacional mejores otras condiciones como por ejemplo, los salarios y los pagos a los docentes”. El secretario de Educación Municipal, Rubén Antonio Salazar, funcionarios de su despacho y el alcalde Rodrigo Guerrero, ya se reunieron con los rectores de todos los colegios públicos de Cali. “El señor Alcalde dispuso que el proceso de gratuidad comience a operar bajo las directrices de humanidad, objetividad, transparencia, diligencia y compromiso”, explicó Salazar. El funcionario advirtió que lo más importante para la presente administración es mejorar la calidad educativa mediante el buen manejo de los recursos económicos de la Secretaría de Educación Municipal y “donde lo que está bien hecho va a seguir, lo que está por mejorar, se va a optimizar, y lo que está mal, se va a cambiar”.José Darwin Lenis, subsecretario de la dependencia, ratificó que la gratuidad será un hecho desde este lunes 16 de enero en 91 instituciones públicas de Cali, con sus 339 sedes, que brindarán educación a unos 195.000 alumnos.Lenis ratificó que ningún colegio público ni de cobertura podrá cobrar por “matrículas ni pensiones ni servicios complementarios (carnés, certificados, materiales de apoyo, asociaciones de padres de familia)”.El funcionario sostuvo que todo esos costos lo va asumir el Ministerio de Educación Nacional. Antes entregaba $33.000 por estudiante que perteneciera al Sisbén 1, 2 y 3, y el Municipio entregaba otros $30.000, para un total de $63.000 por cada alumno y hacía una transferencia al Fondo de Servicios Educativos.En la nueva etapa de la Gratuitad Escolar Total, el Ministerio no ha definido aún cuánto va a asignar por cada alumno debido a que sólo en diciembre empezó el proceso de acopiar los documentos de cada institución. “Estamos a la expectativa de la cifra de alumnos porque los padres de familia aún no habían terminado de matricular los niños la semana pasada”. Y los rectores están a la expectativa de que se les diga cuánto se les va a girar por cada alumno para hacer el planeamiento y gestión administrativa para el funcionamiento del establecimiento educativo. “Esperamos algunas diferenciales como cuánto serán los recursos para un colegio normal (pedagógico) o uno industrial o agrícola, porque requieren equipos de apoyo distintos a uno académico, por ejemplo”, precisó Lenis.“Lo que necesitamos es que todos los niños estén en el sistema educativo oficial y que sería imperdonable que un grupo familiar o alguien que tenga un niño a su cargo lo deje por fuera del sistema educativo oficial”, concluyó sobre la nueva medida que tiene felices a todos.Como a Marleny y Gilberto*, quienes están muy contentos de haber regresado “a su patria” después de vivir once años en Toronto, Canadá.Pero el mejor regalo de bienvenida que recibieron fue estrenar la gratuidad escolar para su hijo, de 12 años. Una amiga les recomendó matricularlo en el José María Carbonell por su nivel académico y porque ya la educación pública es gratuita en Colombia.“Es un buen regalo, es que ya no estamos pareciendo a los países americanos, y más desarrollados”, dijo Marleny. “Es lo mejor que han hecho este Gobierno, ya no hay disculpa para no mandar los niños a estudiar”, añadió su esposo.Quejas y denunciasCon relación a los padres de familia que se han quejando porque les han cobrado, el secretario de Educación, Rubén Antonio Salazar, pidió que “le hagan llegar a su despacho la evidencia que constate ese hecho, con nombre de la institución, para tomar las medidas pertinentes”.En caso de irregularidades o dudas sobre Gratuidad Educativa, los padres de familia y ciudadanos pueden acudir a la Secretaría de Educación Municipal ubicada en el 8° piso del Centro Administrativo Municipal, CAM, a la página www.semcali.gov.co o llamar a la línea gratuita nacional 018000910122.Además, la secretaría tendrá directores de núcleo y supervisores de educación que tendrán la obligación y la competencia de investigar y constatar las situaciones anómalas y reportar al despacho para garantizar el derecho a la educación gratuita.El titular de la cartera agregó que con la implementación de la Gratuidad Educativa, el estado Colombiano avanza hacia la inclusión y rompe con más barreras de acceso a la educación de todos los niños, niñas y jóvenes de Colombia.Hasta el pasado año lectivo, la educación oficial era gratuita para la primaria en el sector urbano y para la educación rural. Con la nueva medida se amplía ese espectro porque cobija los establecimientos estatales y también los de cobertura por contratación.* Nombres ficticios por petición de las fuentes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad