Denuncian que Cali no tiene los recursos necesarios para atender un desastre invernal

Abril 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Denuncian que Cali no tiene los recursos necesarios para atender un desastre invernal

En Semana Santa el invierno generó un emergencia en más de diez barrios del Sur por crecientes súbitas de tres ríos de Cali.

Según los cabildantes, en la capital del Valle faltan políticas de prevención y cuestionaron la ausencia de la CVC. Señalaron que el tema no se puede reducir al ofrecimiento de viviendas para las personas que están asentadas en zonas de inminente riesgo.

Cali no tiene ni recursos técnicos, ni jurídicos, ni financieros, ni personal para atender un desastre natural, todo porque la ciudad no tiene un Comité de Atención y Prevención de Desastres.Así lo denunciaron concejales de la capital del Valle del Cauca, justo en el momento en que la ciudad está en alerta amarilla debido a las constantes lluvias que generaron las crecientes súbitas de los ríos Meléndez, Lili, Cañaveralejo, la histórica ocupación del jarillón del río Cauca y los deslizamientos de la montaña en la zona de ladera y los corregimientos de la parte alta.La concejala Noralba García dijo que el Clopad cuenta con quince entidades allí reunidas, pero criticó que no se conoce de las acciones adoptadas en torno a esa política de prevención de riesgo y su evaluación.Enfatizó que Cali ha realizado un sinnúmero de estudios para conocer los riesgos que se corren por cuenta de movimientos sísmicos, deslizamientos e inundaciones, pero no hay planes certeros.“Necesitamos también que la CVC rinda parte sobre los trabajos y los recursos que ha ejecutado, pero los hemos citado a debates y ni siquiera mandan la documentación”, denunció García.El presidente del Concejo, Jaime Gasca, cuestionó que el tema de protección del jarillón del Cauca se limite “sólo a ofrecer una solución de vivienda. Debe acompañarse de una política de prevención del riesgo para que otros colombianos no vean esa zona de reserva ecológica como una oportunidad de tierra”.Sin embargo, Eliana Salamanca, secretaria de Gobierno de Cali, rechazó las quejas. “Hay muy mala información sobre el Clopad. La gente cree que esa entidad somos sólo los funcionarios de Gobierno, pero se les olvida que también lo conforman bomberos, Scout, Cruz Roja, Defensa Civil, entre otros”.La funcionaria agregó que “sería absurdo que el Alcalde manejara un grupo de más de dos mil personas” para controlar las emergencias que ocurren en la ciudad.Ante las voces que dicen que entidades como el Cuerpo de Bomberos carece de recursos y hasta de instalaciones para atender calamidades, Salamanca indicó que para este año se destinaron $9.556 millones que deben ser usados en la compra y mantenimiento de equipos, insumos y capacitaciones. En los próximos días se girará recursos adicionales por más de mil millones.Sin embargo, a pesar de las aclaraciones, Carlos Mesa, procurador delegado para entes territoriales, señaló que frente a la nueva emergencia invernal, los sistemas de atención en Colombia no están lo suficientemente preparados para entregar las ayudas y proteger a la población damnificada e hizo un fuerte llamado a reformar los sistema de atención porque el actual “es totalmente ineficiente”.Pérdida de ayudas humanitariasLas donaciones para damnificados del invierno deben ser manejadas por entidades privadas. Así lo recomendó el Defensor Regional del Valle, Andrés Santamaría, tras el robo de ayudas en Yumbo y que iban a ser entregadas a unos 26.000 afectados en la región.El director operativo de la Cruz Roja del Valle del Cauca, Alfonso Vargas, expresó que entre los elementos robados hay pantalones, camisetas y zapatos y las pérdidas se calculan en $100 millones.De otro lado, en Cartago se encontraron nuevos alimentos vencidos y que tenían destinación especifica para las víctimas de la ola invernal en la región. Hace una semana se conoció la misma situación y al parecer los implementos iban a ser usados con fines políticos.Rodrigo Zamorano, secretario de Gobierno el Valle, le hizo un llamado a la comunidad para que reporte al 123 de la Policía Nacional las irregularidades ya que “no están robando a la Gobernación del Valle sino a 26.000 damnificados por el invierno”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad