Denuncian que Gobernación de Nariño está enviando desplazados a Cali

Febrero 03, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co
Denuncian que Gobernación de Nariño está enviando desplazados a Cali

Infecciones respiratorias y diarrea son las principales dolencias que están afectando la salud de los niños indígenas. Preocupa poca salubridad de inquilinatos.

Según Felipe Montoya, asesor de Paz de Cali, 17 afrodescendientes llegaron de Nariño hace pocos días con tiquetes entregados por la autoridad regional. Autoridades nariñenses aseguran que la decisión de viajar a Cali fue de las víctimas.

La Alcaldía de Cali denunció este martes que la Gobernación de Nariño está enviando desplazados por la violencia de ese departamento hacia la ciudad.El asesor de Paz de Cali, Felipe Montoya, indicó que 17 personas pertenecientes a la comunidad afrodescendiente de Barbacoas, Nariño, llegaron a la ciudad hace pocos días.Según explicó Montoya, el Ministerio del Interior y la Defensoría del Pueblo Regional ya están la tanto de la situación y realizarán las respectivas investigaciones. Lea también: En un mes indígenas Embera Katío regresarían a Risaralda."Hablamos con la Gobernación de Nariño y nos dijo que ellos les dieron a la comunidad afro los tiquetes para su traslado a Cali, bajo la justificación de que en Pasto estaba haciendo mucho frío y allí no los podían tener", dijo Montoya.Mientras tanto, este grupo de personas permanece en redes de apoyo, es decir, donde familiares, amigos y están recibiendo ayudas humanitarias."Estamos en esa investigación, porque de ser así el tema es mucho más delicado. Por ahora, le estamos ofreciendo todas las condiciones a la comunidad para que vuelva a sus lugares de origen. Esperamos que en el transcurso de un mes pueda hacerse efectivo el regreso", afirmó Montoya.Por su parte, la Gobernación de Nariño desmintió que haya sido una decisión de la Administración enviar estos desplazados a Cali y explicó que ellos fueron quienes tomaron la decisión por lo que se les brindó una ayuda."Las personas manifestaron salir para la ciudad de Cali, por lo tanto la Gobernación de Nariño actuó bajo los principios legales para salvaguardar las vidas humanas y les brindó la ayuda", precisó Rosa Guevara, coordinadora del Grupo de Atención de Víctimas de Nariño.La funcionaria indicó que estas ayudas fueron definidas en el marco del subcomité de Prevención, Protección y Garantías de no Repetición, donde se apoyó con alojamiento, alimentación y transporte a las personas que argumentaron querer salir de Pasto para Cali por motivos de seguridad."Nosotros le aclaramos al funcionario Felipe Montoya que para nosotros era mucho mejor que las personas se quedaran en Pasto, pues somos conscientes de la situación de las victimas, y lo que menos queríamos era que ellos fueran a pasar necesidades en otra ciudad", precisó Guevara, al reiterar que fue decisión del grupo de desplazados.Investigación por tráfico de personasMontoya también informó que existe otro grupo de indígenas de los departamentos de Chocó y Risaralda (diferentes a los embera de El Calvario) que se encuentran en condición de mendicidad en la ciudad. Según el asesor de Paz, a este grupo de personas no se le da un tratamiento de desmovilizados ya que no se han declarado como víctimas ante el Registro Único de Víctimas. "Se requiere que sean 50 personas o más para que la Unidad de Reparación de Víctimas los incluya en su programa", explicó. El funcionario anunció que debido al aumento de personas en la ciudad provenientes de otros lugares del país y que se dedican a la mendicidad, se está investigando la posible integración de una banda dedicada al tráfico de personas que estaría utilizando a la comunidad afro e indígena para ese propósito.Retorno de los EmberaLa Asesoría de Paz también anunció los avances en el plan retorno de la comunidad indígena Embera que se encuentra en El Calvario, a la espera de poder ser reubicados en su lugar de origen, Puerto Rico, Risaralda.Felipe Montoya informó que la semana pasada líderes de la comunidad se reunieron en el municipio de Puerto Rico con el gobernador de este departamento y las autoridades encargadas para evaluar un plan de relocalización en territorio risaraldense."En la reunión, el gobernador se comprometió a crear las condiciones necesarias para recibir a las 202 personas que hoy se encuentran hacinadas en el sector de El Calvario en Cali", precisó. Los compromisos adquiridos incluyen la creación de 'tambos' o viviendas acordes a la cultura tradicional embera, un centro de salud, un puente y el acondicionamiento de un camino y un centro educativo en el que se contrate a profesores pertenecientes a la etnia.De igual forma, reiteró que espera que dadas las condiciones exigidas, la relocalización se efectúe en el plazo máximo de un mes y recalcó que no se trata de un plan retorno definitivo, pues el objetivo final es que la comunidad regrese al territorio del resguardo.Sobre la situación de la comunidad indígena en la ciudad mientras se efectúa la relocalización, el funcionario aseguró que continúan siendo atendidos. "Nosotros los estamos atendiendo con el acompañamiento del Icbf y continuamos gestionando alimentación para ellos, así como ayudas en alojamiento, salud y educación hasta que se concrete el retorno".Montoya también se refirió al nuevo fallo que suspendió las obras del proyecto de renovación urbana del centro de Cali, Ciudad Paraíso, y aseguró que la Administración se encuentra adelantando las medidas para revocar esta medida."Pido que no se utilice a las comunidades indígenas y de sus necesidades para propósitos distintos. Ellos manifestaron que el problema de Ciudad Paraíso no es de ellos", enfatizó.En declaraciones, los líderes de la comunidad afirmaron que la relocalización en Risaralda será además, puesta a consideración de la comunidad por parte del Comité de Justicia Tradicional el día jueves; esto, debido a que quieren tomar una decisión en conjunto frente al temor de ser abandonados una vez retornen a sus lugares de origen.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad