Denuncian nómina paralela en el Concejo de Cali

Marzo 05, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Fabio Posada | Editor Unidad Investigativa de El País
Denuncian nómina paralela en el Concejo de Cali

Posesión. Con presencia del Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, el pasado 5 de enero Orlando Chicango (izquierda) tomó el juramento como presidente del Concejo de Cali.

En el archivo del Concejo de Cali reposan los documentos que demuestran que la nómina de prestación de servicios nunca había sido tan alta, 83 personas, desde la reforma administrativa del 2007.

La Procuraduría y la Contraloría buscan irregularidades en 83 contratos hechos por el presidente Orlando Chicango. Orlando Chicango no ha cumplido tres meses al frente del Concejo de Cali, pero ya los organismos de control andan tras sus pasos debido a una ‘peluqueada’ de más de $800 millones que le hizo al presupuesto de la entidad, dinero con el que luego contrató más de 80 personas por prestación de servicios. Las alarmas en la Procuraduría General y la Contraloría General se encendieron gracias a la queja de Nelson Polanía Burgos, presidente seccional del sindicato de servidores públicos y trabajadores oficiales de los municipios de Colombia, quien el pasado 12 de febrero puso en conocimiento de los investigadores las presuntas irregularidades. En la denuncia, que es bastante extensa y se remite a viejas luchas para proteger los derechos de algunos empleados sindicalizados de la Corporación, hay un apartado en el que se pide a las autoridades verificar “el manejo del presupuesto de gastos del Concejo y establecer responsabilidad por más de 83 contratos de prestación de servicios, realizados por valor de $871.314.550 y con una duración de seis meses, entre enero y junio del 2010”. Según Polanía, la razón para que se investigue dicha contratación es que “de acuerdo a los estudios técnicos que soportan el Acuerdo Municipal 220 del 2007 (por el cual se modifica la estructura y se adopta una nueva planta de personal en el Concejo), que sigue vigente, no se necesitaban más personas para el buen funcionamiento de la entidad”. “Es personal para poder funcionar”El País contactó a Orlando Chicango para conocer su versión. Lo primero que advirtió el Presidente del Concejo es que no conocía la denuncia, sin embargo, explico que la razón principal que justifica dicha contratación es “conseguir el personal suficiente para que podamos funcionar, porque la reforma del 2007 nos dejó con una planta básica”. Otro aspecto que mencionó Chicango como argumento que soporta la contratación realizada fue el acuerdo que existe con los concejales para contratar una parte del personal de sus unidades de trabajo legislativo. “Si los concejales quieren un nombramiento es hasta por 25 salarios mínimos legales, pero si es por prestación de servicios se incrementa hasta 42,5 veces el salario mínimo, en razón a que esas personas cotizan su seguridad social”, aclaró Chicango. Sin embargo, cuando se le preguntó por varios de los contratistas con salarios más altos y por la empresa Servicios Legales Lawyers Ltda., cuyo contrato es por $67.319.000 millones, el Presidente del Cabildo dijo que no recordaba con exactitud cada contrato, pero se mostró dispuesto a explicarlos uno por uno. Aunque para Chicango la cuestionada contratación no tiene nada de particular y está dentro del marco legal de sus funciones como presidente de la Corporación, varios concejales y ex concejales, consultados por El País, fueron enfáticos al afirmar que sin ninguna motivación válida este año se dobló la nómina de prestación de servicios. Entre los ediles consultados hay consenso en que “sacaron rubros de las distintas partidas del presupuesto, por ejemplo, se habían aforado $1.373 millones para la cuenta de Aportes a Previsión Social y tras las modificaciones hechas por Chicango esa cuenta quedó en apenas $296 millones para el 2010, de ahí salieron gran parte de los casi mil millones que se va a gastar en esa nómina hasta junio”. Otro de los puntos polémicos de esa contratación es el monto de algunos salarios. “Cómo es posible que haya asesores devengando $5 y $6 millones mensuales cuando un concejal apenas recibe en promedio cada mes unos $2 millones”, se preguntó un cabildante. Sobre este punto no pudimos obtener respuesta de Chicango. Contratos por votos Al menos cinco de los contratistas actuales, que pidieron la reserva de su identidad pues temen perder el puesto, dijeron que para vincularlos se les exigió por parte de Orlando Chicango, presidente del Concejo, conseguir votos para su esposa, la candidata a la Cámara de Representantes por el partido Liberal, Nancy Denise Castillo. La cifra varía entre 10 y 50 sufragios y depende también del monto del salario que devenga el contratista. Chicango negó categóricamente las versiones que lo señalan y aseguró que, “desde la presidencia de esta Corporación nunca se ha pedido, ni se pedirá un sólo voto, tampoco insinuamos por quien votar. Lo que sucede es que acá recibo muchas hojas de vida de distintos colegas y no sé qué tipo de solicitudes ellos les estén haciendo a sus recomendados”, declaró al respecto el presidente del Concejo de Cali.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad