Denuncian malos manejos en recursos desde el Concejo de Cali

Enero 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Denuncian malos manejos en recursos desde el Concejo de Cali

Concejo de Cali.

Presidente del sindicato dice que no se hicieron obras de refacción el año pasado, pese a contar con recursos del Municipio. Mal manejo sería por $1.962 millones.

La falta de claridad en la ejecución de $1.962 millones, aprobados por el Municipio de Cali para apoyar el funcionamiento del Cabildo y la restauración de sus instalaciones en el 2011, fue denunciada por el presidente del sindicato de la corporación, Nelson Polanía.El caso que más preocupa es el de las oficinas que ocuparon hasta el 2011 los exconcejales Fernando Giraldo y Milton Castrillón, “para las cuales se destinaron $300 millones, sin que se haya adelantado ningún tipo de arreglo locativo, y por esa razón hoy están selladas por sanidad”, denunció Polanía. “No entendemos por qué, existiendo los recursos aprobados, el edificio del Concejo acusa ruina y las oficinas se encuentran afectadas por hongos y bacterias, poniendo en riesgo la salud de los concejales y los demás funcionarios”, agregó Polanía.El sindicalista se refiere a los $1.962 millones que “le fueron aprobados al anterior presidente del Concejo, Jaime Gasca, a través de la Secretaría de Desarrollo Institucional que dirigió Arturo Barco hasta el 31 de diciembre pasado”.Según el denunciante “esta dependencia aprobó un proyecto de inversión presentado por Gasca para cubrir no sólo el funcionamiento, sino las necesidades de la Corporación”.De acuerdo con Polanía, la Secretaría de Desarrollo Institucional es quien ejecuta esos dineros y debe rendir los informes de a quien contrató para realizar cada una de las obras o gastos que fueron aprobados en el proyecto de inversión.Gasca respondeAnte los señalamientos, Jaime Gasca, expresidente del Cabildo, negó haber presentado el mencionado proyecto de inversión y explicó que “lo que hay es un apoyo logístico que ya está institucionalizado debido a que el Concejo no cuenta con recursos propios, pero aclaro que no coadministré un peso”. Gasca agregó que “recibimos apoyo para el plan de medios, algunas capacitaciones, pero por más que pedí para que le hicieran arreglos al edificio, nunca destinaron recursos para ello, es más, a mi me tocaba hablar con amigos de ferreterías para que me regalaran con qué hacer algunas refacciones”.Sin embargo, Polanía insiste en que si hubo un proyecto de inversión que fue liderado por Gasca. “Mediante un derecho de petición conseguí el documento y por eso sé que había. Me sorprende, por ejemplo, una partida de $450 millones para papelería, implementos que jamás llegaron al Concejo”. “Esos $450 millones es lo que pedíamos pero no quiere decir que lo aprobaran”, respondió Gasca. Al recordarle que con anterioridad negó haber estructurado un proyecto de inversión, el expresidente del Consejo explicó que lo que hizo fue “un listado de necesidades área por área, que luego pasé a Desarrollo Institucional para ver que nos aprobaban”.El País intentó comunicarse con Arturo Barco, quien dirigió la dependencia de donde salieron los recursos, pero no respondió los mensajes dejados en su celular.Gasca también aclaró las versiones sobre una deuda por la fiesta de fin de año que organizó en la escuela de equitación La Z, “eso lo pagamos entre todos los concejales, pregunte al dueño, Carlos Valencia que le cancelamos hace días”, dijo y sobre el por qué se llevó cuatro aparatos telefónicos del Consejo este semana, respondió que le pertenecían y agregó que “los presté pues el Cabildo no cuenta con su propia planta telefónica”.Las denuncias del dirigente sindical fueron puestas en conocimiento de los órganos de control para que sean ellos los que investiguen y precisen si se cometió algún delito en el manejo de los recursos del Municipio. Polanía aseguró, además, que ante el presunto mal manejo dado a los recursos, “no se pudo aprobar una nueva ficha técnica por $2.000 millones, para los gastos de funcionamiento en el presente año”.Al respecto Fernando Tamayo, actual presidente del Concejo, confirmó que la situación por falta de recursos es dramática “pero eso no va a impedir que cumplamos nuestra misión; lo que sí vamos es a buscar el apoyo del Alcalde, que fue concejal y conoce los que pasa, para que con su ayuda recuperemos las condiciones de trabajo dignas que debe tener la Corporación”.Tamayo advirtió que lo más urgente son las reparaciones locativas, “que las puede hacer el Municipio directamente o buscar alternativas de unas oficinas en el segundo piso de Sicali, la antigua FES o la Casa de los Dos Leones”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad