Denuncian falsificación y reventa de boletería para el Salsódromo

Diciembre 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Denuncian falsificación y reventa de boletería para el Salsódromo

Se estima que el Salsódromo fue apreciado por unas 350.000 personas. Las boletas de ingreso a la gradería costaban $60.000.

En los alrededores del Salsódromo se ofrecían boletas de cortesía entre $50.000 y $180.000. Algunos asistentes, con boleta en mano, dijeron que no pudieron entrar a los palcos.

Inconformes quedaron algunos caleños con la boletería para el Salsódromo, al presentarse irregularidades al ingreso a las graderías, el pasado martes.La denuncia la hicieron varios lectores de El País, a quienes con boleta en mano se les fue prohibida la entrada por parte de algunos agentes de la Policía.“Sin razón alguna, y habiendo espacio suficiente en varias graderías, no se respetó la ubicación a la que correspondía cada boleta”, denunció uno de los lectores. Finalmente, y a la fuerza algunos lograron ubicarse en las graderías, mientras otros tuvieron que ver el desfile fuera de los palcos. Fuentes de Corfecali manifestaron que al parecer hubo falsificación de algunas boletas para el ingreso a los palcos y se determinó que se adelantarían operativos para identificar a quienes distribuyen las mismas y un mayor control en los accesos. Explicaron que aunque las boletas cuenta con una banda de seguridad, la recomendación es comprar las boletas en sitios autorizados y no con revendedores. El alcalde Rodrigo Guerrero también tuvo conocimiento de la situación y lamentó que muchos caleños se quedaran por fuera de las graderías y sin disfrutar del espectáculo. “Hubo lunares y fue que personas que recibieron boletas regaladas decidieran venderlas y eso es muy difícil de controlar”. Sobre el hecho de que exista una banda de personas dedicadas a la falsificación de los boletos de entrada a los espectáculos más apetecidos de la Feria (Salsódromo, Cabalgata, Autos Antiguos y Desfile de Cali Viejo), Guerrero descarta esa posibilidad.“Creo que no hubo falsificación de boletas porque el sistema de holograma es muy difícil de falsificar, creo que allí pudo haber ocurrido dos cosas: primero, que algunas de las personas que se les dio boleta gratuita decidieron hacer su Navidad y salieron a venderlas. Y segundo, que no se tuvo el control suficiente al momento de ingresar para destruir la boleta e hicieron el famoso carrusel y entraban varios con la misma boleta, pero considero extremadamente imposible una falsificación porque eso es complicadísimo y costoso, no lo puede hacer cualquiera”.La triste realidad fue que en los alrededores del Salsódromo muchas personas compraron boletas de cortesía entre $50.000 y $180.000; y que quienes compraron sus boletas de manera legal y en sitios autorizados se quedaron sin apreciar el Salsódromo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad