Denuncian envenenamiento de palomas frente a la iglesia de Meléndez

Denuncian envenenamiento de palomas frente a la iglesia de Meléndez

Marzo 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Denuncian envenenamiento de palomas frente a la iglesia de Meléndez

Cerca de 100 palomas al parecer envenenadas cayeron muertas en los alrededores de la Iglesia Santa María de Meléndez, en el sur de Cali.

Cerca de 100 palomas murieron en la mañana de este jueves en los alrededores de la Iglesia Santa María Reina de Meléndez, al parecer envenenadas por un hombre mayor que les arrojó arroz.

Consternados se encuentran los habitantes del barrio Meléndez, en el sur de Cali, luego de que cerca de 100 palomas que permanecían en las afueras de Iglesia Santa María Reina empezaran a caer muertas al parecer por envenenamiento.El padre de la parroquia, Juan Marulanda, aseguró que la situación empezó a presentarse a las 9:00 a.m. de este jueves cuando los vendedores y personas del sector empezaron a notar que las palomas empezaban a agonizar."Esto es una crueldad lo que hicieron con las palomitas que nos acompañaban acá en el templo. Ellas eran la alegría de los niños, nos duele muchos", aseguró el prelado.De igual forma, indicó que según algunos testigos, un hombre les habría arrojado arroz y minutos después empezaron a enfermarse. "Según lo que me contaron los vendedores un señor vino, se tomó un café, sacó un tarro y empezó echarles arroz a las palomas", comentó.Asimismo, afirmó que inmediatamente se procedió a barrer todo el arroz que aún permanecía en el sitio para evitar más animales muertos. "Hemos tratado de salvar algunas, una señora trajo un medicamento para darles pero ha sido inútil", explicó el Párroco.Por su parte, Olga Lucia Campo, vendedora de jugos del sector, afirmó que esta situación nunca se había presentado en Meléndez y agregó que muchas aves han caído en los techos vecinos. "Uno no se imagina que le van hacer un mal de estos a los pobres animalitos", enfatizó.Fernando Rincón, trabajador de oficios varios de la iglesia y quien fue uno de los primeros de percatarse de la situación, aseguró que la persona que los alimentó es un hombre mayor."Nosotros vimos al señor como de 60 años echándoles arrocito, cuando empezaron a caer y fuimos a ver ya no estaba. Nunca lo había visto por aquí", anotó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad