Demoras de las EPS para prestar servicios 'sacan de casillas' a los caleños

Demoras de las EPS para prestar servicios 'sacan de casillas' a los caleños

Mayo 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Demoras de las EPS para prestar servicios 'sacan de casillas' a los caleños

Los adultos mayores generaron el 83 % de las quejas de la salud en Cali durante el año pasado. En general, las mujeres son las que más quejas y reclamos formulan con el 53% del total.

El 28% de las quejas que los ciudadanos instauran ante las autoridades son por la dificultad para acceder a citas con especialistas. Cuéntenos como le va a usted con su EPS.

La demora en la prestación de los servicios es el mayor problema que afrontan los usuarios de la salud en Cali. Hoy, 28 de cada cien quejas de los pacientes contra clínicas, hospitales y empresas promotoras de salud se deben al largo tiempo que estas entidades se toman para dar una cita con especialista, autorizar un procedimiento o responder a un requerimiento de los usuarios.Adicionalmente, el 17 % de los usuarios denuncia la demora en la autorización y programación de cirugías, el 15 % la negación de servicios, el 13 % irregularidades en el servicio prestado y el 12 % se queja de la demora en la autorización y entrega de medicamentos.Es el caso de Marlon Caicedo Arroyo, un paciente de 25 años a quien se le diagnosticó un ‘síndrome de vena cava secundario’ y dada su condición de salud debía practicársele con urgencia una angioplastia o aterectomía con injerto. Es decir, una cirugía que facilitara el flujo sanguíneo al corazón y aliviara los síntomas de la enfermedad de las arterias coronarias. Sin embargo, reclamó porque su EPS se demoraba en autorizarle dicho procedimiento.Como su condición empeoraba, decidió acudir al Servicio de Atención a la Comunidad (SAC), conocido como Defensoría del Paciente del Municipio, para que intercedieran por él y, en efecto, así fue. La EPS realizó el pago anticipado del procedimiento al Centro Médico Imbanaco y Marlon fue operado el pasado 8 de marzo.Algo parecido le ocurrió a Juan Bautista Ramos, de 70 años, quien padecía un tumor parotideo metastásico o cáncer en las glándulas salivales. Requería urgente valoración de radiología y el consiguiente tratamiento.Ramos se quejó de que su EPS no le daba respuesta oportuna y su condición de salud empeoraba. Con la intervención del SAC se logró que la EPS aprobara la valorización del paciente en el hospital San Ignacio de Bogotá, la que se hizo el 21 de febrero pasado.Un tercer caso fue el de la niña Luisa Fernanda Guzmán, de 8 años, que padece epilepsia y requería una cirugía. Tenía protocolo para la intervención quirúrgica, pero su empresa de salud no le dio la orden en diciembre, como se comprometió. La reprogramaron para el 15 de enero, pero al ir por la orden le dijeron que estaba en un segundo estudio y debía esperar.Gracias a la gestión del SAC se logró que la EPS autorizara la cirugía en la Fundación Valle del Lili y la niña fue operada el pasado 18 de marzo.Como estos, 1590 casos fueron atendidos y gestionados por esa oficina ante las entidades de salud para que dieran una solución satisfactoria, indicó Mariluz Zuluaga, directora de ese servicio, adscrito a la Secretaría de Salud de Cali.No obstante, si se comparan las quejas con el número de servicios que prestan las EPS, aquellas no superan el 1%, aseguró Diego Fernando Jiménez, gerente de la EPS Comfenalco. “Las quejas generan más ruido que la atención a los usuarios”, indicó.Además, muchas quejas de los usuarios tienen que ver con la falta de profesionales en especialidades como reumatología, neurología clínica, neurología pediátrica y gastropediatría, dijo Jairo Hernando Vargas, gerente de Coomeva EPS.En el régimen subsidiado es donde se presentan los mayores problemas, dado que el 48 % de las quejas corresponden al mismo y la mayor carga de quejas recae sobre cuatro aseguradas de este régimen: Emssanar, Caprecom, Cóndor y Coosalud.De igual manera, el 38 % de los problemas de los pacientes están en el régimen contributivo. La mayor carga recae sobre la Nueva EPS y el Servicio Occidental de Salud. En la Red Pública Municipal se reporta el 13 % restante. Llama la atención que el 71 % de los reclamos correspondientes a 1271 casos por problemas en prestación de servicios médico asistenciales recaen en esas seis aseguradoras, indicó Zuluaga.En Cali, la autorización de un procedimiento quirúrgico es lo que más se tutela o se reclama a través de la Defensoría del Paciente. El 81 % de los enfermos reclama la práctica de una cirugía general, de ortopedia, oftalmología, urología, ginecología y oncocirugía.Según las estadísticas, los pacientes han obtenido respuesta de clínicas y las EPS en un lapso de 17 días promedio cuando se intercede por ellos vía tutela o asesoría oficial.Las EPS respondenDiego Fernando Jiménez, gerente de Comfenalco, indicó que “nuestros usuarios de lo que más se quejan es por el tema de urgencias, pero en programación de cirugías o entrega de medicamentos los reclamos han disminuido mucho”.Precisó que lo de urgencias es por el pico epidemiológico que hay en este momento, ya que hay mucho dengue y eso ha generado que esos servicios se colapsen. “Pero por más que se quiera colocar más médicos, la capacidad instalada de las instituciones no lo permite para evacuar los usuarios más rápidamente”. María Claudia Alzate, de Selvasalud, señaló que “hemos hecho una medición de tiempos y un usuario se demora 12 o 13 minutos en que se le tramite la autorización. Es el tiempo máximo. En la programación de cirugías estamos a tiempo, algunas veces tenemos algunas dificultades con cirugías especiales porque hay que hacer un trámite, si es por anticipo se tienen que cotizar primero los servicios con Valle del Lili o Imbanaco y eso nos demora un poquito, pero están de acuerdo con la necesidad de los pacientes”, agregó Alzate.Jairo Hernando Vargas, gerente de Coomeva, dijo que pese a que el Fosiga nos adeuda $650.000 millones y eso se ha traducido en dificultad de pago a proveedores, damos el mejor servicio porque esa es la promesa para nuestros usuarios y no podemos ser inferior a eso. Lo que se niega es porque realmente la ley no lo permite y nos apegamos a la ley, indicó. De hecho, “el año pasado estuvimos en los primeros lugares de la encuesta de la Superintendencia de Salud”, dijo. Las tutelas se han reducido de 296 promedio mensual en el 2012, a 277 mensuales en el 2013, dijo Vargas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad