Daño de un tubo desveló otra vez a habitantes de Pampalinda

Abril 14, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Un tubo roto sobre la Calle 1 entre carreras 61 y 62, pone en riesgo de nuevo el suministro de agua a los habitantes del sector.

[[nid:411903;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/04/dano-pampalinda.jpg;full;{El tubo de la calle 1 entre carreras 61 y 62 se ha reventado cuatro veces. Foto: Especial para El País}]]

A las dos de la mañana del lunes, el agua proveniente de un tubo roto  sobre la Calle 1 entre carreras 61 y 62, despertó a los vecinos del barrio Pampalinda. Lea también: Habitantes del barrio Pampalinda denuncian cortes frecuentes de agua

La situación es una constante desde hace varios años, pero  se ha vuelto crítica durante el último mes y medio, según los moradores del sector, quienes denuncian cortes intermitentes en el servicio, constantes rupturas de la tubería  y baja presión.

El suministro de agua, que fue garantizado por Emcali en Semana Santa,  decayó nuevamente el 5 y 6 de abril con un bajón de presión, que según Carlos Andrés Carvajal, vocero de la comunidad  “no alcanzaba ni para llenar los sanitarios ubicados en los primeros pisos de las casas”. Días después, el domingo 12 de abril, el servicio fue suspendido totalmente por la tercera ruptura del tubo, que volvió a presentar problemas  horas después de su reparación.   

“El tubo  que se reventó en la madrugada de ayer se reventó el domingo en la mañana. A las cuatro de la tarde vinieron a hacer reparaciones y a las seis volvió el agua, pero duró poco  porque a las dos de la mañana se volvió a estallar más adelante”, narró Carlos Andrés. 

 Frente a la situación, la comunidad ha enviado varios correos electrónicos a   Diego Hernán Bolaños, jefe de Distribución de Acueducto y Alcantarillado, solicitando un  cambio definitivo de toda la red.  

El funcionario respondió que  tras  haber informado la situación a Julián  Lora Borrero, gerente de Acueducto y Alcantarillado de Emcali, recibió “  instrucciones para cuantificar los daños, establecer prioridades de restitución de tuberías, hacer diseños y presupuestar”.  

  Pese a las respuestas vía mail por parte de la empresa, “los vecinos necesitamos soluciones integrales, no paños de agua tibia”, dice Carvajal.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad