Dagma reversa su decisión de trasladar a las babillas del lago de Ciudad Jardín

Enero 11, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Dagma reversa su decisión de trasladar a las babillas del lago de Ciudad Jardín

Por estos días las babillas salen a flote a tomar el sol mientras muchos ciudadanos las observan y les toman fotografías.

El Director del Dagma dijo que después de realizar controles en la zona y hablar con la comunidad se determinó que los reptiles no son ofensivos ni representan peligro, por lo que se quedarán en el lago. Anuncian medidas preventivas.

Las babillas que habitan el lago de Los Cisnes, en Ciudad Jardín, ya no serán retiradas  de ese lugar, pese a que hace dos días el Dagma  anunció la reubicación de estos reptiles.

La decisión de cambiar de hábitat a las babillas fue cancelada ayer por la autoridad ambiental, que argumentó  finalmente no tener motivos contundentes para trasladar a estos animales.

“Luego de realizar controles en el sitio y socializar con la comunidad, tomamos la decisión de no trasladar a las babillas porque creemos que merecen una oportunidad. Estos reptiles no son ofensivos y no tenemos reportes de accidentes provocados por ellos”, explicó Luis Alfonso Rodríguez Devia, director del Dagma.

En principio se había contemplado la reubicación de las babillas por comportamientos inadecuados de la comunidad, que aprovecha cuando los reptiles salen del lago para tomarse fotos muy cerca de ellas y, en muchos casos, tocarlas.

“Ya tenemos identificados dos sitios a las orillas del lago  donde las babillas salen a tomar el sol, allí vamos a tratar de hacer un islote para alejarlas de la comunidad y de esa manera evitar la interacción”, agregó Rodríguez Devia. 

Cabe recordar que el 21 de octubre del 2016 esa autoridad ambiental anunció la siembra de plantas rastrojos alrededor del lago para crear una especie de barrera entre las babillas y la ciudadanía. A la fecha, dichos planes no se han realizado.

 “La gente necesita aprender a convivir con la naturaleza. Vamos a socializar con la comunidad y a explicarles  los efectos negativos que se pueden producir por la interacción irresponsable con estas babillas”, añadió el director del Dagma. 

No obstante, Luz Ángela Forero, licenciada en biología y miembro del comité ambiental de la Junta de Acción Comunal de la Comuna 22, dijo que estas socializaciones no han generado  resultados satisfactorios, ya que muchas de las personas que visitan este lago no  residen en ese sector. 

Lea también: Las babillas se siguen paseando por el lago de Ciudad Jardín.

“Hemos visto que la gente por tener cerca a las babillas, las está alimentando y eso genera que cuando estos animales silvestres vean personas, inmediatamente salgan porque piensan que les van a dar comida; eso las pone en riesgo porque en algún momento va a haber situaciones donde estos reptiles se van a sentir amenazados y puede ocurrir una tragedia”, acotó la experta. 

Asimismo, Forero añadió que la decisión de no trasladar a las babillas es una medida apresurada. 

“Aquí se deben tener en cuenta otros factores como la alimentación. Estos animales tienen que alimentarse tres veces por semana con una cantidad que represente el 15 % de su peso corporal y no sabemos si este lago tiene la capacidad para proveer tanta  comida.  Ya hay un número considerable de babillas, la comunidad dice haber visto nueve y yo he analizado cuatro”. 

El Dagma desmintió esta cifra, luego de realizar monitoreos en el lago. 

“En los controles adelantados tenemos reporte de tres babillas que habitan en este lugar”, afirmó José Manuel Díaz, subdirector de la autoridad ambiental.

El funcionario precisó que los reptiles serán capturados para realizarles estudios de ADN. “Con estos exámenes buscamos conocer si estas babillas son machos o hembras. Cabe aclarar que todos estos procedimientos los vamos a realizar en las orillas del lago y no habrá la necesidad de trasladar a los reptiles de sitio”. 

En los recorridos del Dagma también se realizaron advertencias a propios y visitantes de la Comuna 22 para que no se acerquen mucho a las babillas ni perturben su tranquilidad, lanzándoles piedras u otros objetos.   

Lea también: Vivir rodeados de babillas, toda una 'novela' en el sur de Cali

Tenga en cuenta: 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad