¡Cuidado con el uso de sueros vitamínicos!

Marzo 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Melissa López Díaz, reportera de El País

La edad, el peso, la talla, la carga de ejercicio y el contenido de grasa, algunos de los factores a tener en cuenta para usar sueros vitamínicos.

A pesar del auge que se presenta hoy en día por los beneficios que traen consigo, el uso de los sueros vitamínicos sigue siendo cuestionado y genera interrogantes: ¿en realidad son buenos? ¿Qué mejoría puedo presentar al consumirlos? ¿Todos podemos hacer uso de ellos? ¿En qué momento son malos? Para dar respuesta a varias de estas preguntas El País consultó con voces expertas sobre el tema. Para empezar, este tipo de sueros, como su nombre lo indica, son sustancias que se aplican, en la mayoría de los casos, de forma intravenosa a personas que presentan una carencia de ciertos nutrientes, ya sean vitaminas o minerales. De igual forma, se utilizan para personas que en su alimentación diaria no consumen ninguno de estos nutrientes. Existen diferentes tipos de disoluciones, entre ellas, el doctor Norvei Garzón, del Centro de Medicina Biológica Doctor O’Byrne, hace referencia a los sueros de aminoácidos, de oligoelementos o minerales y de vitaminas; siendo este último uno de los más usados para tratar enfermedades autoinmunes, algunos tipos de cáncer, inflamaciones, entre otras. Por otro lado, Javier Triviño, médico traumatólogo y homeópata del Consultorio de Medicina Ortomolecular, explica que los oligoelementos son sustancias que no se consiguen tan fácilmente en la canasta familiar y que se pueden encontrar en algunos fármacos. Asimismo, asegura que este tipo de sueros son usados por “aquellos que requieren alargar más su estilo de vida. Este tipo de sustancias son retardantes que trabajan el sistema endocrino y lo rejuvenecen”, manifiesta el especialista.Cuenta el doctor Triviño que también ayuda a quienes tienen patologías como la diabetes, la hipertensión, la artritis reumatoide y a personas que tienen problemas a nivel muscular. Los oligoelementos son coadyuvantes de algunas patologías y preventivos en algunos casos.El especialista dice que este tipo de disoluciones lo necesitan las personas para que sean coadyuvantes en un tratamiento, haciendo que la enfermedad sea más tolerable y no se vuelva crónica.La pregunta que en muchos casos surge es: ¿cuándo debo usar los sueros? Ante esta cuestión, el anestesiólogo Carlos Sanabria, del Centro Médico Imbanaco, recomienda consultar con un especialista, quien, de acuerdo con “la edad, el peso, la talla, la carga de ejercicio y el contenido de grasa” indicará cuáles son las vitaminas o sustancias indicadas que debe ingerir el paciente, ya que no pueden ser igual para todas las personas. En cuanto a las recomendaciones, los especialistas coinciden en que las personas que tienen problemas renales no deberían usar este tipo de tratamientos, pues por la retención de líquidos no es aconsejable el uso de los sueros.Finalmente, aconsejan el consumo constante de frutas y verduras, ya que en ellas se pueden encontrar las vitaminas y no es necesario el uso de disoluciones. “Si la persona tiene una sana alimentación, hace ejercicio, consume fruta regularmente, poca carne y harinas, no consume café, té o chocolate, no necesita los oligoelementos”, afirma Triviño. Algunos efectos negativos del uso de los suerosSegún el especialista Carlos Sanabria, el uso de los sueros puede tener efectos adversos en algunos casos, especialmente cuando las personas superan los límites recomendados. Por ejemplo: - Las mujeres que consumen sueros con mucha vitamina E durante el embarazo tienen riesgos de daños o malformaciones en el bebé. - Aquellos que fuman mucho no pueden consumir sueros con mucha vitamina A, porque aumenta el riesgo de cáncer de pulmón. - Los hombres adultos no pueden tomar más de 15 miligramos de hierro al día, el organismo lo recibe, pero lo acumula en los tejidos, hígado, corazón y produciendo daños en el cuerpo. - Los niños menores de 6 años no pueden tomar suplementos de hierro si no tienen ninguna enfermedad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad