Cuestionan medidas del Ministerio de Educación para garantizar calidad de profesores

Cuestionan medidas del Ministerio de Educación para garantizar calidad de profesores

Mayo 07, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cuestionan medidas del Ministerio de Educación para garantizar calidad de profesores

Un total de 47 programas a distancia y 8 virtuales desaparecerían en Colombia de acuerdo con los nuevos lineamientos del Ministerio de Educación para los pregrados en licenciaturas.

Una de las medidas más cuestionadas ha sido la de acabar con las carreras de licenciatura a distancia y virtuales, que permiten la formación de muchas personas de zonas rurales y apartadas del país.

Luego de que el Ministerio de Educación anunciara este lunes que desaparecerán los programas de licenciatura a distancia y virtuales, El País consultó a directivos de las universidades que brindan programas de pedagogía. La mayoría coincide en que, si bien es necesario que haya presencialidad, estos programas han llegado a lugares apartados del país y permitido estudiar a quienes no pueden ir a una universidad. La medida comenzará a regir en un plazo de tres años. También se cuestiona que ahora el programa debe durar cinco años, y argumentan que el tiempo de duración no garantiza la calidad.¿Qué opina de que las prácticas comiencen en el tercer semestre?1.Univalle: Coincidimos con el Ministerio en esta medida, porque los estudiantes toman contacto y conocen cómo trabajan las instituciones, su ritmo de estudio, etc. Lo que se quiere es que desde ese semestre visiten los colegios y conozcan los entornos comunitarios y sus formas de pensar. Sin embargo, no se les deben entregar grupos de estudiantes de forma irresponsable a los maestros en formación, ellos solo deben ser un apoyo. 2. San Buenaventura: Me parece muy acertado. Nosotros como formación de formadores tenemos la tarea de entregar a la sociedad unos maestros estructurados y un solo año de práctica no es suficiente. En nuestro caso, todas las licenciaturas cumplen desde hace años con este requisito. Eso incluye trabajo social y con instituciones educativas especiales. 3. Santiago de Cali: Cuando el Ministerio dice que la carrera dure diez semestres y que la práctica comience en el tercero, habría que revisar cómo se hace la práctica. Porque primero debe haber una fase de observación, pero el ejercicio como tal no debe hacerse tan temprano. El estudiante debe fundamentarse muy bien primero. Aquí lo hacemos en tres fases: observación, planeación e implementación. 4. Antonio J. Camacho: Estamos de acuerdo. En nuestro programa hacemos prácticas desde el primer semestre. Aunque es a distancia, tiene una metodología E- learning, es decir, hacemos encuentros tanto presenciales como virtuales y combinamos lo mejor de la presencialidad con la virtualidad. ¿Qué piensa de que se acaben licenciaturas a distancia y virtuales?1. Univalle: Es una medida dura e injusta, en cierta forma. Pero uno puede entender que es preventiva porque muchas instituciones montaron negocios, dando mal uso a la estrategia de educación desescolarizada, que es definitiva para los educadores y estudiantes que viven en zona rural, de difícil acceso. Pero con el desarrollo tecnológico adecuado, buenos tutores y disciplina no hay por qué negar esta oportunidad. Es una medida paliativa. Nosotros teníamos unos programas a distancia de excelente calidad y la región avanzó. 2. San Buenaventura: Es una medida que comparto y no comparto, porque es como si las carreras a distancia fueran de menor calidad que las presenciales. Y pienso que cada modalidad tiene sus exigencias y metodologías particulares. No porque un programa sea presencial, tiene mejor calidad que uno que sea virtual o a distancia. 3. Santiago de Cali: Lo comparto porque una cosa es que dentro del proceso de licenciatura haya materias virtuales y otra que sean del todo a distancia. Estas carreras tienen unos procesos prácticos muy importantes que deben ser 100 % presenciales. 4. Antonio J. Camacho: El ministerio está desconociendo la calidad de los programas a distancia y el aporte que le han dado al desarrollo de la educación. Además esto no está en la línea de los otros ministerios que impulsan el desarrollo social con esos programas. Nosotros tenemos estudiantes que son indígenas o de población vulnerable y que no tienen la oportunidad de ir hasta una universidad. Vale la pena que la Ministra revise la calidad de estos programas.¿Cree posible lograr un nivel intermedio de inglés para los profesores, como se planteó?1. Univalle: No es sencillo el asunto, es un gran desafío. Y no porque el Ministerio diga que es una exigencia, va a ocurrir. Lo que veo es un compromiso del Ministerio para que se dé y es importante para que los estudiantes tengan otra literatura, pero es algo de largo plazo y requiere una importante inversión. Puede funcionar si se hacen alianzas con institutos bilingües, de maestros ojalá extranjeros, e incluso impulsar los intercambios, pero ahí viene el problema de los recursos económicos. ¿El Estado sí va a dar platica para que eso suceda?2. San Buenaventura: El Inglés es necesario para todos los profesionales. Es una necesidad de la globalización. Veo con buenos ojos la medida porque antes nos llegaban muchas hojas de vida pidiendo profesores, “pero que hablen inglés”. Eso nos obligó a ver que era necesario y por eso nuestros planes hoy cumplen con ese requisito. 3. Santiago de Cali: Creo que es importantísimo ese punto. Hay que darle la oportunidad al estudiante de tener un segundo idioma, porque algunos pueden gustar de uno diferente al Inglés. Acá en la universidad exigimos un nivel B1 en algunas carreras y los mismos egresados han manifestado que cuando se presentan a algunas instituciones educativas les preguntan el nivel de Inglés, por lo cual lo ven como una necesidad. 4. Antonio J. Camacho: Sí. Una de las competencias del siglo XXI es el bilingüismo. Nosotros exigimos un nivel de Inglés B2, que es un poco más del que va a exigir el Ministerio (B1) porque vemos su importancia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad