Cuatro salidas para evitar que en Cali falte el agua

Enero 17, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Por Diana Carolina Ruiz G., reportera de El País
Cuatro salidas para evitar que en Cali falte el agua

En algunos tramos del río Cauca, antes de llegar a la bocatoma del acueducto, se nota una dramática disminución en sus caudales. La situación es similar a la que ocurre con el río Magdalena.

Debido a los bajos niveles que presenta el río Cauca, principal fuente de abastecimiento de la ciudad, más de 1.700.000 caleños están en riesgo de quedarse sin agua.

La advertencia es clara. Si siguen bajando los niveles del río Cauca, el 70 % de la ciudad, que se abastece de sus aguas, podría tener cortes en el servicio.

Y aunque se hayan presentado lluvias en los últimos días, el panorama sigue siendo desalentador. Pronósticos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, dicen que el nivel del Cauca, junto al río Magdalena,  seguirá bajando. Hoy, más de 100 municipios de Colombia padecen  desabastecimiento.

Ante las alertas emitidas desde el Gobierno Nacional, tanto las Empresas Municipales de Cali, Emcali, como la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, se preparan para mitigar los inclementes efectos del Fenómeno del Niño, que se espera sean mayores durante los próximos meses.

El País explica cuáles son las cuatro apuestas con las que se busca evitar que en Cali falte el agua.

Control a descargas de Salvajina

Desde hace algunas semanas, la CVC implementó restricciones en las descargas de agua desde el embalse de Salvajina, para garantizar que durante la fuerte temporada de calor que se avecina, el río Cauca pueda tener aceptables niveles y el acueducto caleño pueda mantener el suministro de la red baja.

Héctor Fabio Salazar, cabeza de  la Dirección Ambiental Regional Suroccidente, DAR, de la entidad, indicó que “durante cuatro horas al día se deja de descargar agua. Estamos entregando un caudal de 40 metros cúbicos por segundo, en promedio. Esa cantidad de agua, más lo que aporten los ríos tributarios (como  Timba, Desbaratado, Jamundí, entre otros), deben sumar entre 80 y 90 metros cúbicos por segundo, lo que permite a la bocatoma del acueducto captar agua y garantizar el suministro”.

Hoy, el embalse de Salvajina está lleno en un 51 % (tiene almacenados más de 424.000 millones de metros cúbicos), lo que permitirá mantener los niveles del río Cauca estables durante los próximos tres meses.

“Si los ríos tributarios no hacen el aporte necesario de agua, porque pierden caudal por el calor, tendríamos que soltar más agua. Hacemos monitoreo permanente de las condiciones climáticas para regular los niveles del río de la forma más acertada”, aseguró Salazar.

Para evitar que los caudales del río Cauca bajen más de la cuenta, la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, suspendió la captación de aguas superficiales del afluente, principalmente para actividades agrícolas.

Según  el inventario de la entidad, entre los municipios de Jamundí y Cali (antes de la bocatoma del acueducto caleño), hay 41 concesiones adjudicadas que tienen permiso para extraer del río 3878 litros por segundo. La mayoría de ese  líquido es utilizado para el riego de cultivos de caña y arroz. “La idea no es dejar del todo secas a esas empresas. Por ello, implementaremos horarios para que puedan tomar agua de forma racional”, dijo Rubén Darío Materón, director de la CVC.

Se establecieron medidas adicionales como que de los pozos de agua de uso agrícola solo se podrá extraer el líquido 6 días a la semana por un periodo no mayor a doce horas. Quienes incumplan con esta reglamentación,  dijo el Director de la autoridad ambiental, serán objeto de sanciones, que van desde el cierre de la concesión hasta multas económicas. “En el norte del Cauca también hay empresas que toman agua concesionada del río para producir papel y demás. Estamos coordinando con la CRC (Corporación Autónoma Regional del Cauca) para que también se regulen esas captaciones”, agregó Materón.

[[nid:499201;http://www.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/01/thumbnail-ahorro-de-agua.jpg;full;{Con pequeños cambios en hábitos cotidianos, se puede contribuir a hacer un uso eficiente del agua. Conozca cómo desde su hogar puede jugar un papel activo en este propósito.Diseño: John Jairo Vásquez, El País}]]

Bombas flotantes para el Cauca

Durante la última semana, el río Cauca, a la altura de la bocatoma de la planta de Puerto Mallarino (desde donde se alimenta la red baja del acueducto, que abastece el 70 % de la ciudad) ha presentado niveles bajos. Su altura promedio fue de 2,9 metros. Si el nivel del río baja más de 2,5 metros, no se podría captar agua desde la bocatoma, por lo que habría desabastecimiento de agua. Sin embargo, Emcali prepara la instalación de dos bombas flotantes que permitirán extraer agua desde la superficie del río para luego pasarla a la bocatoma, en caso de que eso ocurra.

“Las bombas estarán ubicadas a 15 metros de la rejilla de la bocatoma, encima de flotadores que estarán anclados. Las bombas tienen capacidad para captar 5 litros por segundo (2,5 litros por segundo, cada una). Esa agua pasará a través de una tubería hasta la bocatoma. Estarían prendidas las 24 horas del día, si los niveles del Cauca llegan a ser muy bajos. Si los caudales se mantienen estables, no se encenderán”, explicó Jairo Villareal, jefe del Departamento de Mantenimiento de  Plantas de Producción de Emcali.

Las bombas serán transportadas por una barcaza hasta la bocatoma de Puerto Mallarino y las adecuaciones tomarán un mes, a partir de que termine la etapa contractual, que se encuentra en proceso. “Estamos a tiempo para instalarlas y enfrentar lo que se viene en marzo, que es el momento en el que la situación podría estar  más crítica”, dijo Villareal.

Aunque el nuevo reservorio construido por Emcali no es una obra pensada para afrontar sequías, jugará un papel importante para garantizar el abastecimiento de agua en los próximos meses. Por cuenta de sus bajos niveles, el río Cauca no tiene la capacidad de disolver las cargas contaminantes que le caen. Esta situación provoca que las aguas del Cauca pierdan oxígeno y no se puedan potabilizar, lo que hace que se presenten cortes en el suministro de agua para la red baja del acueducto. Desde la Gerencia de Acueducto y Alcantarillado de Emcali se advierte que este tipo de eventos serán más frecuentes, como consecuencia de ‘El Niño’. 

Lo que permitirá el nuevo reservorio será garantizarle a la red baja del acueducto entre 8  y 10 horas de suministro de agua potable en el momento en el que la planta de Puerto Mallarino cierre la bocatoma. El estanque, que entrará en operación en un mes, puede almacenar 100.000 metros cúbicos de agua. Esto, junto a los 80.000 metros cúbicos del reservorio 1, permitirán asumir la contingencia.

Otras obras

Emcali realiza pruebas técnicas para habilitar los cuatro pozos profundos de Aguablanca (que apoyarán la operación de la red baja del acueducto). El rebombeo de Nápoles  (que permitirá llevar agua del  Cauca a la red alta del acueducto), continúa en ajustes. Con esto  buscan garantizar agua en la ladera. Hoy, hay cortes día de por medio en las comunas 18 y 20.

¿Habrá apagón? 

Desde la Asociación Colombiana de Generadores de Energía,  Acolgen, se descarta que haya apagón o racionamiento de energía en el país, pues todas las generadoras están operando.

Hoy, la reserva hídrica  de los embalses, según la firma XM, encargada del mercado energético,  se encuentra en   58 %.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad