¿Cuáles son las claves para encontrar la felicidad?

Diciembre 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo, editora Equipo de Domingo.
¿Cuáles son las claves para encontrar la felicidad?

Mario Chamorro, con los Post-it entregados por los caleños.

Mario Chamorro, líder del Happy Post Project, con su ejemplo de vida nos brinda cinco claves para ser feliz.

Sus amigos lo llaman ‘El hombre feliz’. Y esta semana estuvo en Cali liderando su Happy Post Project, una iniciativa con la que pretende recordarle a la gente que sea feliz, pues él está convencido de que, si cada uno pone de su parte para buscar la felicidad, seremos mejores padres, hijos, empleados, gobierno, sociedad; en fin, podemos cambiar de manera positiva al mundo.Por ello, Mario Chamorro Ordóñez, de 31 años, de Pasto, le entrega un Post-it (papelito adhesivo de color) a la gente y le pide que dibuje o escriba qué la hace feliz, incluso con mala ortografía como puede observarse. En Cali, el pasado martes, después de la actividad desarrollada en uno de los espacios públicos intervenidos, la Plaza de San Francisco, recogió “unos 700 mensajes. Sólo alguien escribió que lo hacía feliz el dinero, las otras razones de felicidad son: “mis hijos”, “mi novio”, “estar con amigos”, “el sol”, “comer chontaduro con miel de abeja”, “bailar”, “ir al río Pance”.Dice este administrador de empresas con varias maestrías, entre ellas en Mercados de Energía de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, que la felicidad es contagiosa. Y tan es así, que su proyecto nacido hace un año ya lo ha implementado en 26 países con 70 voluntarios.Su más cercana meta es elaborar un documento con los resultados obtenidos en la capital del Valle para presentarlo al nuevo alcalde de Cali a más tardar en febrero próximo.Cuenta con la ayuda del defensor del pueblo Andrés Santamaría, pues creen que la felicidad está encaminada a ser reconocida en las Naciones Unidas como un derecho fundamental del ser humano. Su meta es que algún día las políticas públicas no se enfoquen por el PIB sino en el índice de felicidad de la gente. La vida de este joven es un ejemplo de tenacidad en busca de la felicidad. Con base en su historia, El País estableció algunas de sus claves para ser feliz:1. Reconoce tu superpoder“Mientras viajaba en bus de Nueva York hacia Boston leía dos libros que me dejaron dos interrogantes: ¿Cuál es tu superpoder? ¿Qué estás haciendo para mejorar el mundo? Me dije, mi superpoder es que puedo conectarme fácilmente con gente desconocida y puedo empoderarla con mensajes positivos. Todos los seres humanos somos buenos para algo, tenemos un superpoder, pero a veces nos da pena usarlo. Pensé que ese era el mío y el reto era usarlo para mejorar el mundo”. 2. Haz lo que te hace feliz“No sé si exista un ser humano que tenga una felicidad completa, pero lo que sí sé es que cuando la gente se dedica a lo que la hace realmente feliz, fluye más, genera más ideas, es más abierta, productiva, se siente más contenta. Por eso hay ejemplos como el de Mark Zuckerberg, fundador de Facebook y el del creador de Apple, Steve Jobs. Ellos pararon su vida un momento y dijeron: tengo que ser diferente, yo quiero hacer lo que a mí me gusta y miren todo lo que lograron”.3. Emprende la acción“Todas las personas tienen ideas, pero pocas las ejecutan. A la iniciativa del Happy Post Project llegué cuando, un día, en un restaurante noté que la gente estaba desconectada, como triste. Le pregunté a una amiga: ¿Qué crees que haga feliz a esta gente? Ella me dijo, ‘siempre andas con post- it y marcadores, diles que escriban o dibujen sobre lo que las hace felices’. Como no tenía papelitos les di servilletas y cambió la dinámica del lugar. La gente empezó a hablar, las parejas se entrelazaban las manos, se generaron conversaciones sobre la felicidad. Al ver este efecto decidimos hacer el Happy Post Project. Al día siguiente, ya estaba en las calles de Boston. La meta inicial era recolectar 100.000 mensajes alrededor del mundo y hacer exhibiciones de arte con éstos, con el único propósito de recordarle a la gente que sea feliz.Me han llamado loco, porque cuando me preguntan en la calle ¿tú qué haces?, yo respondo que me dedico a preguntarle a la gente qué la hace feliz. Me dicen, ‘ay, no, tú estás demente’. Sí, soy un loco, un soñador. Encontré no sólo en este proyecto sino en la felicidad una misión de vida. Por eso hace cuatro meses renuncié a mi trabajo en una compañía de seguros en Boston para dedicarme tiempo completo a esto.Cuando concebí bien la idea busqué a mis amigos: pensé en quién sería bueno para ayudarme a hacer un logo; el que me podría colaborar con la página web, etc. Como es de forma voluntaria, la gente viene, aporta y se va, y de esta manera hemos estado andando. En cada ciudad tratamos de hacer cosas diferentes. En Tokio, por ejemplo, la gente escribió mensajes para las víctimas del tsunami”.4. Siempre sé positivo“Mi mayor motivador para alcanzar lo que he querido es que me digan que no, que yo no puedo. En 1997 saqué el peor Icfes de mi colegio y mis profesores y amigos me decían que mi futuro estaba en cuidar vacas. Me dije: ‘No, no tiene que ser así’ y me fui a hacer mis estudios universitarios a Bogotá. Allá me dijeron que cómo se me ocurría irme a hacer una maestría a EE.UU. si yo no tenía dinero ni hablaba inglés. Vendí mis cosas y me fui. A los cuatro meses de mi llegada hablaba inglés. Ya llevo siete años allá y después de trabajar parqueando carros y de lograr una beca, terminé estudiando en la Universidad de Columbia, la misma donde estudió el presidente Barack Obama, una de las mejores de ese país. Fui el presidente de la Facultad de Relaciones Internacionales en Columbia y di el discurso de grado junto a la premio nobel de paz, Shirin Ebadi. Trabajé en la Bolsa de Valores de Nueva York, en la banca de inversión en Wall Street; asesoré empresas de energía, me iba bien, pero fue en el Happy Post Project donde me sentí feliz y encontré un nuevo reto. Ahora, como emprendedor social, busco patrocinadores para darle sostenibilidad al proyecto y poder comer. Porque mi meta es vivir bien haciendo el bien. Mi única propiedad es mi maleta y una guitarra. Afortunadamente, tuve un patrocinador en Nueva York y allá voy a establecerme y crearé una fundación para conseguir fondos y llevar este proyecto a un nivel mucho más grande”.5. Lucha por ser feliz“No soy una autoridad en el tema de la felicidad, pero yo recomendaría, para que la gente sea feliz, estar siempre aquí y ahora. Un estudio de la Universidad de Harvard, liderado por Dan Gilbert, menciona que cuando el ser humano vive y disfruta el presente el nivel de felicidad es alto, pero cuando el 90% de nuestro tiempo estamos pensando en el pasado o en el futuro, o en comprar esto o aquello, el nivel de felicidad baja. Lo mismo pasa con los pensamientos negativos: ‘Estoy gordo’, ‘me estoy quedando calvo’"."Esto está comprobado científicamente. Tenemos que vencer las barreras personales. El que toma la decisión de estar bien o mal es uno mismo. Ghandi decía que uno es quien permite que le hagan daño"."Creo que la vida hay que respetarla y disfrutarla, porque la vida puede ser un ratico no más. Hace tres meses me diagnosticaron cáncer, pero esto en vez de convertirse en algo malo me dio mucha más fuerza para mejorar el proyecto y hacerlo con más empuje. Este es un reto más. Todos los días son un reto, pero un reto divertido. Mis papás siempre me decían que si yo podía llegar silbando al trabajo ese era una buena señal y desde que estoy en este proyecto me la paso silbando todos los días, así que estoy muy feliz”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad