CTI allanó patios y sede administrativa de Emcali por caso de robo de vehículos

CTI allanó patios y sede administrativa de Emcali por caso de robo de vehículos

Mayo 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
CTI allanó patios y sede administrativa de Emcali por caso de robo de vehículos

Momento exacto del ingreso de personal del CTI a la sede administrativa de Emcali, en el centro de la capital del Valle.

Como lo denunció El País, 64 vehículos desaparecieron de los talleres de la empresa los últimos tres años. En un mes se conocerían resultados de la información incautada este lunes.

En la tarde de este lunes fue allanado al edificio administrativo de Emcali y las bodegas de estacionamiento de automotores oficiales en el norte de Cali, en el marco de la investigación por la supuesta pérdida de 64 carros, caso por el que cinco trabajadores de las Empresas Municipales habrían sido asesinados en los años 2011 y 2015. 

Fuentes de la Fiscalía le confirmaron a Elpaís.com.co que la diligencia fue atendida por cerca de 50 miembros del CTI y personal de la Sijín de la Policía, entre los que habían ingenieros de sistemas y expertos en contabilidad. 

"Es muy pronto para nosotros dar a conocer un consolidado preliminar de lo que encontramos, sin embargo, sí se hallaron inconsistencias en el remate de los vehículos, pues estos ya están en manos de otras personas y todavía figuran como activos de Emcali, no han sido dados de baja y esto hace que se siga pagando impuestos de los automotores como si estuvieran prestando servicios para la empresa", contó una fuente de la Fiscalía. 

Explicó que por lo menos un mes tardaría el análisis de la información, por parte de peritos del CTI, pues los datos recopilados este lunes en el centro administrativo son miles de gigabytes, además del análisis de documentación física que fue retirada de la entidad en cajas debidamente selladas y rotuladas. 

"Se hicieron copias espejo (clonación de información) de la Central de Sistemas de Emcali, donde ellos tienen todo la información contable y financiera de la entidad", contó la fuente. 

El allanamiento hace parte de la primera fase de la investigación con la que se buscaba recaudar documentación financiera de la entidad relacionada con el remate de vehículos. 

La diligencia judicial fue ordenada por el Fiscal Séptimo Especializado de Cali.  Pese al procedimiento judicial, la atención al público en el edificio se prestó con normalidad. 

La investigación periodística que adelantó este diario pudo establecer que detrás de la venta del parque automotor de Emcali habría una red criminal.

Este diario pudo establecer que algunos funcionarios adulteraron actos administrativos, falsificaron firmas, suplantaron identidades para sacar los carros de los talleres y llevaron a remate algunos vehículos que aún tenían vida útil para favorecer a terceros durante la subasta.

Además, las cinco personas relacionadas con el Departamento  de Talleres y Transporte de las Empresas Municipales de Cali habrían sido asesinadas en 2011 y 2015 por una posible negociación fallida con bandas criminales dedicadas a minería ilegal. Lea el informe completo: Así actuaba la mafia que vendía los carros de Emcali

"Era toda la documentación relacionada con Hacienda, pago de impuestos, contratación y movimientos financieros que pueda servir de material probatorio dentro de la investigación", dijo la Fiscalía.

Cristina Arango, gerente general de Emcali, indicó que "se está haciendo el análisis sobre el robo de los vehículos. Para nosotros, lo importante es que tengamos resultados en algún momento y estamos apoyando la diligencia con toda la información que se requiere para poder culminarla de manera exitosa".

De los 664 vehículos que conforman el parque automotor, hoy se desconoce el paradero de al menos 64 de ellos, entre maquinaria pesada, camiones, camperos y motocicletas. Es decir, el 10% de la flota de vehículos de Emcali está desaparecida.

Este diario también denunció que no todas las personas asesinadas hacían parte de la red y que se ordenó asesinar a al menos a tres de ellas porque descubrieron lo que venía ocurriendo, incluida una quinta persona que fue asesinada en el 2011. Se trataba de William Ángel.

No obstante, uno de los funcionarios asesinados tenía en su haber varias denuncias por estafa.

Con base en la investigación realizada por El País y promediando los hallazgos, Emcali viene perdiendo en los últimos tres años un carro cada 24 días, sin contar motos ni maquinaria pesada.

Todos ellos traspasados a particulares a través de la Secretaría de Tránsito y aunque se suponía que muchos estaban  en el cementerio de carros de Emcali, actualmente figuran ‘activos’, con seguro obligatorio y el certificado tecnomecánico.

Algunos de esos nuevos propietarios consultados por este diario aseguraron ser compradores de buena fe y que el negocio lo hicieron dentro de la misma empresa. 

“Yo no soy un bandido ni un asesino; si tengo esa camioneta a mi nombre es porque se la compré a Emcali. Ahora, que eran funcionarios corruptos, eso no tenía yo por qué saberlo porque los documentos los firmamos en las oficinas de Emcali”, dijo uno de los propietarios quien pidió no revelar su nombre.

Sin embargo, hay varios casos en los que se evidencia la complicidad de quien vendió en nombre de Emcali y del nuevo propietario por las artimañas utilizadas para ocultarlo.

Entre ellos un camión Ford que hoy circula como grúa en la capital del país y que fue vendido por segunda vez el mismo día del traspaso. Lo mismo ocurrió con una camioneta Toyota que fue traspasada supuestamente por Emcali a un extranjero y que a los cuatro días ya figuraba a nombre de un tercer dueño.

Llama la atención que a varios de esos vehículos se les rechazó el traspaso de Emcali a un particular hasta en tres oportunidades, pero finalmente quienes estaban al frente del trámite lograron su cometido entre dos y tres semanas después.

También varios de esos vehículos que hoy figuran como desaparecidos de las Empresas Municipales, registran en sus certificados de tradición autorizaciones para ser transformados, para cambiarles de color, para regrabaciones  o para ser trasladados y registrados en otros departamentos.

Así ocurrió con una camioneta Toyota que desde agosto del 2014 figura en la Secretaría de Tránsito de Bucaramanga y que tras ser vendida en dos ocasiones hoy circula en Santa Rosa de Cabal, Risaralda.

De acuerdo con las bases de datos consultadas por El País, de esos carros que figuran como desaparecidos en las Empresas Municipales de Cali se encuentran 5 en la ciudad de Bogotá y otros 3 en Popayán, uno de ellos a nombre de un docente de la Universidad del Cauca.

Asimismo, hay 2 carros más de Emcali en Jamundí, 1 en Pereira, 1 en el municipio de Bugalagrande, 1 en Chiquinquirá (Boyacá), el de Santa Rosa de Cabal (Risaralda) y 1 en la ciudad de Armenia (Quindío).

También en el sector de Dapa, en el municipio de Yumbo, hay dos volquetas que desaparecieron de Emcali en diciembre del 2014 y que están trabajando para una empresa de materiales de construcción.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad