Crónica de la emisora que le da un nuevo panorama a los invidentes de Cali

Crónica de la emisora que le da un nuevo panorama a los invidentes de Cali

Febrero 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Santiago Cruz Hoyos | Reportero de El País
Crónica de la emisora que le da un nuevo panorama a los invidentes de Cali

Edwin García Bernal, Juan Gabriel Soto, Lucía Johanna García y Ovidio Gaviria son los fundadores de la emisora virtual Contando Radio. Sus oyentes se reportan tanto en Colombia como en España, Paraguay y Argentina.

Un grupo de invidentes de Cali fundó una emisora como una manera de superar una problemática: el desempleo de los discapacitados físicos.

La emisora se llama Contando Radio. Es virtual. Ofrece, en la mañana, lo que sus fundadores llaman “música para pensar”. Canciones de Mercedes Sosa, Facundo Cabral, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés. Más tarde, al mediodía, se puede escuchar “música para almorzar, para descansar”. Baladas, música clásica, algo de instrumental, una franja pensada para los que se niegan rotundamente a comer escuchando noticias de masacres, de bombas, de secuestros, de alias Cuchillo, alias La Araña, alias Fritanga, alias no se qué, la fauna de los bandidos. Después se programa música colombiana, a las 4:00 de la tarde salsa, a las 6:00 baladas clásicas, a las 10:00 es la hora del tango, sábados al mediodía vallenatos y los domingos, de 5:00 a 9:00 de la noche, solo rock, en inglés y en español. Led Zeppelin, Carlos Santana, Rolling Stones.Los fundadores de la emisora explican que, precisamente, uno de sus objetivos es recuperar los géneros musicales de moda en el pasado, poner a sonar otra vez las canciones que cuentan historias, las románticas, en estos tiempos del reggaetón y esas letras que repiten una y otra vez ‘chorizo mami, chorizo’. También, pretenden ser escuchados. Y que Contando Radio se convierta en una oportunidad de trabajo para los discapacitados físicos de Cali. Los fundadores de la emisora son ciegos.Está, por un lado, Juan Gabriel Soto. Es comunicador social, integrante de la Selección Valle de Fútbol para Invidentes, funcionario de la Sala Hellen Keller de la Biblioteca Departamental donde, entre otros asuntos, creó una programación exclusiva de cine para ciegos. Está, también, Ovidio Gaviria. Ameniza fiestas, alquila equipos de sonido, es un gomoso de las consolas, los sistemas, la radio. Lucía Johanna García, por su parte, es abogada, bailarina de tango, experta en tango. Y por último está Edwin García Bernal, quien asegura muerto de risa ser “el de la sintonía total”. Edwin es cantante, también comunicador social graduado hace ocho años y esta es la primera vez que puede trabajar en lo que estudió a pesar de su voz de trueno. Las emisoras de Cali, dice, le han cerrado las puertas. No sabe si es por la limitación física, o por qué diablos, pero le ha sido muy difícil encontrar empleo en lo que le gusta, la locución. Sucede, explican los fundadores de Contando Radio, que los discapacitados físicos de Cali son personas estudiadas, capacitadas para desempeñar distintos oficios, pero sin oportunidades. Hay abogados, por ejemplo, hay ingenieros de sistemas. Hay también periodistas, artistas, administradores de empresas. Hay, incluso, hasta fotógrafos ciegos.Lucía, la abogada, considera que en Colombia se les da la opción de capacitarse, sí, de ilusionarse con una profesión, pero a la hora de la verdad, a la hora de encontrar un trabajo, no los contratan. La tasa de desempleo de la población discapacitada, es el promedio, es cuatro veces más alta que la tasa general del país. Y eso no solo significa angustia por falta de plata. También es un golpe a la autoestima. Estás capacitado, podés desempeñar una labor de manera brillante, pero nadie te da la confianza para hacerlo. Ovidio, justamente, recuerda el caso de un profesor de sistemas que fue contratado para darles clases a los ciegos. El profesor era vidente pero eran ellos, los ciegos, los que le enseñaban cómo se manejaban los programas. Ovidio se ríe. La emisora surgió entonces como una manera superar eso de no tener trabajo. Fue un amigo en común, Carlos Delgado, un colombiano aficionado a la radio que vive en España, el que les financió el diseño de la página web. Cada uno de los fundadores, desde su casa, transmite el programa que le corresponde. Solo se requiere un computador, banda ancha, un micrófono. Pero por ahora nadie gana sueldo. Se están dando a conocer como una opción alternativa de radio, una emisora exclusiva. Esperan que las compañías de Cali pauten, la Alcaldía paute, apoyen una empresa de invidentes como una forma de responsabilidad social, generar empleo. A cambio, aseguran, sus patrocinadores serán visibilizados no solo en Colombia sino en el mundo. Los oyentes de Contando Radio se reportan desde Argentina, España, Paraguay y eso, dicen sus fundadores, es una prueba de que las sombras, como dice el nombre de uno de los programas, no limitan.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad