Cristo Rey está de cumpleaños

Octubre 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Cali Norte

El 25 de octubre, la imagen de Cristo Rey, que fue diseñada por el palmirano Gerardo Navia y terminada por Alideo Tazzioli, celebrará un año más de vida como guardador y guía de Santiago de Cali.

Su encumbrada figura por momentos se confunde con el blanco del firmamento de una tarde de verano.Nunca, los 26 metros que lo separan de la tierra han sido obstáculo para que los visitantes puedan atisbar las manos grandes, como las de un robusto hombre, siempre dispuesto a cuidar a su familia.Es que vigilar y guardar a la capital del Valle es lo que ha hecho Cristo Rey durante más de cinco décadas, cuando fue plantado en el Cerro los Cristales, en el corregimiento de los Andes.Pero más allá de la importancia que reviste el monumento para los caleños, por estos días hay una razón de peso para elevar los ojos hacia él: su cumpleaños número 58, que se celebra el próximo lunes 25 de octubre.Muchos ignoran que está cumpliendo un año más de vida, pero saben que la escultura es una de las más queridas y emblemáticas en la ciudad. “Es de gran interés patrimonial y religioso, de allí la multitud de gente que sube a visitarla, especialmente en Semana Santa ”, opinó Luz Dayana Tobón, una estudiante de historia que el miércoles pasado disfrutaba de la brisa al pie de la obra de arte. Fue el 25 de octubre de 1953 cuando se inauguró oficialmente la imagen. Sin embargo, cuatro años atrás ya el sacerdote jesuita, José María Arteaga se había puesto al frente del proyecto que contó con la contribución económica de varias entidades.Sobre su aparición, algunos no terminan de ponerse de acuerdo y afirman que fue en 1952 que se estrenó la imagen, iniciada por el escultor palmirano Gerardo Navia. Pero no sería éste el que se llevaría los créditos de autoría, ya que tiempo después, debido a que los recursos se agotaron, Alideo Tazzioli, de origen italiano, fue quien acabó la obra.En el aniversario del rey también se valora su utilidad como orientador de quienes visitan la ciudad por vez primera, tal como explicó el historiador Alberto Silva: “con la mano izquierda está señalando el Norte, con la derecha, al Sur, mira hacia el Oriente y detrás tiene el Occidente”. Orientador o guardador, viva el santuario por muchos años para bien de una ciudad que cada día necesita más de su Cristo Rey.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad