Crisis financiera toca de nuevo al Instituto Departamental de Bellas Artes

Abril 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Crisis financiera toca de nuevo al Instituto Departamental de Bellas Artes

Algunas aulas del Instituto de Bellas Artes permanecen vacías desde hace una semana, por cuenta del estado de asamblea permanente decretado por la comunidad académica. Piden entrega de recursos.

Hace cuatro meses el Instituto Departamental de Bellas Artes no recibe recursos de la Gobernación. Deuda es de $2228 millones. Sigue anormalidad académica.

Nuevamente la crisis financiera golpea al Instituto Departamental de Bellas Artes. La institución cumple hoy una semana de anormalidad académica, liderada por estudiantes, docentes y parte del personal administrativo por el incumplimiento en la transferencia de recursos para que la institución pueda sostenerse.Se trata de la deuda que hoy la Gobernación del Valle tiene con Bellas Artes y que suma más de $2228 millones, destinados especialmente a pagar la nómina de 191 profesores que dictan clase en el Conservatorio Antonio María Valencia, así como las facultades de Artes Visuales Aplicadas y de Artes Escénicas, entre otros programas.La razón para que no lleguen los recursos es que la Ley 550 (de Insolvencia Económica), a la que se acogió el Valle del Cauca por sus problemas económicos, impide que se hagan las transferencias de dinero.Sucede que dentro del presupuesto departamental, los dineros destinados a Bellas Artes figuran como recursos de inversión. “Al estar dentro de este rubro, la ley impide transferir recursos de inversión hasta tanto el departamento haga los acuerdos con sus acreedores. Hoy, Bellas Artes está pagando por la crisis del Departamento”, explicó Fernando Charria, director de la institución educativa.Para solventar la crisis, la Secretaría de Hacienda del Valle anunció que pediría al Departamento de Apoyo Fiscal, DAF, del Ministerio de Hacienda, autorización para desembolsar al menos $2000 millones que sirvan como ‘salvavidas’.“Estos recursos servirían para que Bellas Artes presente una garantía a Infivalle, que tiene un fondo patrimonial de $1000 millones y que permitiría ayudar un poco en la crisis, pero sabemos que las dificultades de la entidad son impresionantes”, dijo Juan Manuel Obregón, secretario de Hacienda del Valle.En una o dos semanas se espera que se aprueben los recursos por parte de la DAF, pero según las directivas de Bellas Artes, esto implicaría una espera más que la entidad ya no puede dar.“En este momento ya nos colgamos en el pago de parafiscales y el próximo mes entraremos en morosidad con los servicios públicos. Ya se nos acabaron los recursos propios ($2000 millones) con lo que cubrimos los primeros meses. Si no llegan estos recursos ya no tendremos más dinero con qué responder”, advirtió el directivo.Crisis socialLos principales afectados por la falta de recursos son los docentes de la institución. “Hoy el 70 % de los profesores que trabajan en Artes Escénicas dicen que tienen problemas económicos y que incluso no pueden pagar el transporte para venir a dictar clase. Los que tienen jornada en mañana y tarde, manifiestan que solo pueden dictar una clase porque no les queda para comprar el almuerzo o para ir hasta la casa a comer”, denunció Luis Ariel Martínez, líder de los docentes.Isabela Londoño, estudiante y miembro de la mesa que lidera hoy la asamblea permanente de Bellas Artes, dice que “a los artistas de la banda Departamental y Titirindeba se les deben los sueldos desde marzo. Muchos de ellos solo viven de este dinero, por eso la situación en tan delicada. Si ellos no tienen el cumplimiento de sus necesidades básicas, eso repercute en la educación que debemos recibir”.Hay otras denuncias, como las de una parte de la comunidad académica de Bellas Artes, que cuestiona las gestiones del actual rector. “Al iniciar su administración canceló el contrato de servicios con las líneas telefónicas y hasta hoy la institución está totalmente incomunicada. Se bloquearon todos los servicios de bienestar estudiantil, se desprogramó la galería de arte, se suspendieron las publicaciones de tres revistas de las respectivas facultades, el espacio de la cafetería está en desuso y en franco deterioro, el mantenimiento del edificio ha sido nulo”, asegura una carta enviada por profesores, trabajadores y estudiantes al Gobernador del Valle, Ubéimar Delgado.Fernando Charria, al respecto, manifestó que “algunos estudiantes y docentes mal informados dicen que la culpa de esta crisis es de este rector, pero están equivocados. La Secretaría de Hacienda ha resaltado que hemos estado realizando la gestión debida”.Mientras transcurre la crisis, comienzan a proponerse soluciones. Nuevamente un grupo de concejales caleños propuso que el Municipio se encargue de Bellas Artes, “pero aún no recibimos ninguna propuesta frente al tema o ninguna consideración. Nadie nos ha consultado”, aseguró Fernando Charria.Por su parte, el diputado Luis Orlando Mina planteó convertir a Bellas Artes en una universidad, fusionándose con Incolballet, para, además de lograr recibir recursos por parte del Ministerio de Educación, dirimir el lío por el lote que tiene en discordia a las dos instituciones.“A las dos entidades de manera paulatina el Gobierno Departamental les ha reducido el aporte para su presupuesto, lo cual las ha colocado en un gravísimo riesgo de funcionamiento, pues es indudable su dependencia de las transferencias del Departamento”, advirtió Mina.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad