Corte de agua altera las rutinas de 200.000 caleños del sur de la ciudad

Enero 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Corte de agua altera las rutinas de 200.000 caleños del sur de la ciudad

En la calle 1 con carrera 70 muchos caleños están comprando tarros para almacenar agua por corte que afecta a 37 barrios.

Adquirir muchos tarros plásticos, comprar porrones de agua o salir de Cali son las opciones que estudian los afectados por el corte de agua. Afectación para unos, bonanza para otros.

La vida de 200.000 caleños experimenta desde hoy cambios insospechados con el corte de agua que se extenderá hasta el próximo lunes: algunos han llenado sus casas de recipientes plásticos para almacenar el líquido, otros empiezan a mudarse temporalmente a otras zonas de la ciudad, y algunos incluso ya decidieron irse con sus familias a la zona rural durante los cinco días de 'sequía'.El drástico corte de agua que afectará a las comunas 17, 18, 19 y 22 hasta el próximo lunes 27 de enero al mediodía, debido a las obras de construcción de una estación del MIO en el oriente de Cali, tiene a muchos ciudadanos bajo estrés y a muchos negocios viviendo una súbita bonanza nunca antes vista.Por ejemplo, tan sólo entre los dos primeros días de esta semana, Postobón vendió 300 porrones de agua diarios más de los que vende usualmente.Las ventas de tarros plásticos también se han incrementado. En la Cristalería La 13, donde en un día normal se vende un tarro plástico, desde el lunes pasado se han vendido 20 tarros diarios. Los de 50 litros, que cuestan $13.500, ya están agotados. Los más cotizados son los tarros con capacidad para 120 y 160 litros, que se consiguen desde $35.000 y hasta $125.300. Y también se venden en cantidades por estos días.El sábado pasado en el hipermercado Alkosto se agotaron todas las reservas de agua potable en porrones, en botellas de diferentes tamaños y las de tarros plásticos usados para basuras, indicó Claudia Umaña, administradora de esta empresa.Carlos Alberto Arias, miembro de la Junta Administradora Local de la comuna 17, en la que se quedarán sin agua once barrios, relató que no pudo comprar un porrón de agua en su almacén más cercano porque solo la venden si el comprador lleva el recipiente. El costo es de $5.000 por cinco litro."Me tocó comprar diez bolsas de agua de las grandes a $2.00 cada una", dijo el líder comunal. Pero preocupado por el panorama que se avecina, Carlos decidió irse de Cali con su familia al sector de Felidia, y así ahorrarse la incomodidad de vivir sin el preciado líquido.El líder de la comuna 17 manifestó su preocupación por la cantidad de personas de la tercera edad que habitan los barrios, y el esfuerzo que tendrán que hacer para llevar agua de los carrotanques a su casa. "La reunión informativa con Emcali sólo se hizo este martes, por lo que creo que mucha gente aún no sabe que no tendrá agua tantos días y eso no lo tuvo en cuenta el plan de contingencia", advirtió.En las comunas 18 y 19 los líderes de la JAL adelantan labores de divulgación a la comunidad sobre el corte y han sido receptores de muchas inconformidades.Luz Marina Parra, líder de la comuna 19 dijo que "la inconformidad de la comunidad es por la cantidad de tiempo en que no contarán con el servicio". Por su parte Margarita Calvache de la comuna 18 dijo que "estaremos pendientes de los recorridos de los carrotanques para verificar la calidad del agua que se le suministra a la comunidad".En la comuna 22 el anuncio del corte ha sido recibido de otra manera. Según Santiago Arango, líder de la JAL, la información del plan de contingencia se ha dado con tiempo y los habitantes de parte de Cañasgordas, Pance, Alto Pance y El Retiro no están tan preocupados pues cuentan con su propio acueducto de tipo artesanal que les suministra el líquido.Las autoridades han dispuesto de 60 carrotanques que desde el jueves a las 8:0 a.m. iniciarán recorrido por cerca de 185 puntos para llevar agua a los caleños afectados.El comercio se preparaAdemás del sector residencial, también se verán afectados más de 10 grandes almacenes y centros comerciales de masiva afluencia de público en el sur de la ciudad. Pese a que todos los centros comerciales funcionarán con normalidad, habrán algunas restricciones. En el caso de Holguines Trade Center se cerrarán tres de los cuatro baños abiertos al público.Según explicó Alex Moreno, jefe de mercadeo de este Centro Comercial, se cerrarán los baños para ahorrar agua y evitar problemas sanitarios. "Los empleados de los establecimientos tendrán horarios especiales para hacer uso de los baños y la zona de comidas tendrá prioridad en el uso del agua, con dotación de hasta mil litros para cada local", aclaró.En Unicentro harán uso de los tanques de almacenamiento propios, del suministro de Emcali y de pozos subterráneos para la limpieza general.Álvaro Betancourt, director de Seguridad y Servicios de Unicentro dijo que “no estará cerrado el centro comercial porque en esas contingencias es mucha la gente que viene a buscar alimentos preparados y cambiar de ambiente, salir de casa", dijo que se analizan la posible contratación de carrotanques exclusivos para garantizar el funcionamiento de todos los establecimientos.En Alkosto la administración puso en marcha un plan de contingencia interno que consiste en habilitar los baños en horarios restringidos, programar sensores en los grifos para usar el mínimo de agua e implementar jabones que se disuelven fácilmente."Incluso los desayunos que se entregan a los empleados serán servidos en vasos y platos plásticos para evitar lavar. El funcionamiento va a ser normal y los baños públicos estarán habilitados", aclaró Claudia Umaña, administradora de Alkosto.Martha Cecilia Jiménez, coordinadora de Responsabilidad Social y Empresarial de Almacenes La 14, confirmó que los almacenes de la Pasoancho y El Limonar funcionarán con normalidad en los horarios habituales."Nuestra tiendas de Limonar y Pasoancho cuentan con tanques de reserva de suficiente capacidad, los cuales están operando en óptimas condiciones; además se han establecido las articulaciones necesarias con las entidades que suministrarán el liquido a través de carrotanques. Sumado a lo anterior, hemos diseñado con nuestros equipos de trabajo y aliados comerciales, un plan de consumo racional de agua que contribuye a la eficiencia del abastecimiento", aclaró.El Sanandresito del Sur también estará abierto, confirmó el administrador Carlos Chávez, pues este centro comercial tiene tanques de almacenamiento que duran cuatro días y un pozo de agua no potable que será usada para labores de limpieza."Con esa reserva esperamos funcionar sin fallas porque el domingo es un día de poca afluencia, sin embargo estamos adelantando la gestión de contratar un carrotanque por si lo necesitamos", anunció Chávez.El centro comercial Acuarela también confirmó que su operación no tendrá interrupción y que adecuaron sus tanques de almacenamiento con la asesoría de Emcali.Pese a que la Secretaría de Educación anunció que no habrá clase en 33 instituciones educativas públicas ubicadas en las zonas afectadas y recomendó a las instituciones privadas lo mismo, las universidades afectadas continuarán laborando con normalidad porque en cuatro de las cinco no ha iniciado el semestre, estas son Univalle, Universidad Santiago de Cali, Universidad Cooperativa y Universidad Católica Lumen Getium.La Universidad Icesi, en donde el semestre empezó el pasado 13 de enero anunció que no habrá suspensión de ningún actividad porque no se ve afectada pues el suministro de agua potable es realizado directamente de pozos y aljibes ubicados en el campus universitario, líquido que es tratado y potabilizado con todas las condiciones y cumpliendo todos los requerimientos de sanidad y calidad en las plantas de potabilización.Más recomendacionesLa Fundación Clínica Valle del Lili reiteró que sus servicios seguirán abiertos con normalidad, pero recomienda a los familiares de pacientes hospitalizados una asistencia moderada.La Clínica no restringirá el acceso en horas de visitas pero si recomienda un máximo de tres familiares en los ingresos pues esto disminuye la demanda de agua en baños, lo que facilitará el ahorro del líquido.José Ramón Burgos, director médico de la Clínica Farallones explicó que "vamos a tener carrotanques proporcionados por Emcali y contratados por la clínica, por lo que no habrá ninguna suspensión de nuestros servicios, ni en nuestras cirugías".Anunció que se restringirá el ingreso de visitantes, pues podrá entrar solo una persona por paciente hospitalizado.Quince carrotanques estarán disponibles exclusivamente para garantizar el líquido en las universidades y la Clínica Valle del Lili, Clínica Los Farallones, clínica Saludcoop Ciudad Jardín.El teniente Roberto Duque, subcomandante del Cuerpo de Bomberos de Cali, anunció que todos los voluntarios estarán preparados para atender cualquier situación de emergencia en la ciudad durante los días del corte.Los Bomberos tienen a su disposición cinco carrotanques que serán usados especialmente para atender emergencias y suministrar agua a hospitales y clínicas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad