Contrato de Sicali, de nuevo en la mira del Municipio

Enero 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Contrato de Sicali,  de nuevo en la mira  del Municipio

El recaudo de los impuestos ha sido uno de los procesos más cuestionados en Cali.

Los ingresos por impuestos no han crecido lo esperado en los últimos siete años. El contratista afirma que sí hay beneficios.

En el mes de febrero del año 2005 la administración del entonces alcalde de Cali, Apolinar Salcedo, entregó en concesión la gestión tributaria de la ciudad a la firma Unión Temporal Sicali, empresa que debía encargarse de todo el proceso logístico para cobrar los impuestos de la capital del Valle, con el propósito de que los ingresos del municipio aumentaran de manera considerable.Desde ese momento dicha contratación generó gran polémica en la ciudad y fue la causante de la destitución del ex alcalde Salcedo. Hoy, casi siete años después, la controversia continúa y la puso sobre la mesa el nuevo mandatario local, Rodrigo Guerrero, quien calificó como nefasto ese contrato, pues a su juicio, el crecimiento de las finanzas ha sido vegetativo y no se ha visto ninguna gestión por parte del contratista.El Alcalde anunció que revisará el contrato con el fin de conocer sí hay salidas jurídicas que permitan dar por terminado de forma unilateral esa concesión, pero la decisión le puede costar a la administración una costosa indemnización. “En estos momentos hacemos un análisis de las opciones que tenemos, lo que preocupa de fondo son los ingresos de la ciudad y cómo manejarlos de forma transparente y eficiente”, afirmó Cristina Arango, secretaria de Hacienda de Cali.Lo que ha pasadoPero ¿cuál es la realidad de este contrato que tiene en su contra varias demandas? Según uno de los últimos informes de la interventoría, que está a cargo de funcionarios del Municipio, se han presentado incumplimientos por parte de la Unión Temporal Sicali relacionados con falta de actualización catastral, ineficiencia en la creación de expedientes de cobro coactivo y la no entrega a satisfacción de la base de datos de los contribuyentes al Municipio, entre otros.Pero quizás la crítica más grande que hace el Municipio y sectores externos a este contrato es que se ha venido pagando por una gestión que no ha dejado los resultados esperados en materia de recaudo tributario.En el 2011 los ingresos por Predial, Industria y Comercio y rentas varias en Cali aumentaron 4,7%, según Sicali, que menos la inflación deja un crecimiento real menor al 2%. Sólo el Predial creció cerca de $10.000 millones (3,58%) al pasar de $263.620 millones en 2010 a $273.102 millones en el 2011.Por su parte la Alcaldía aún no tiene cifras definitivas del cierre del año pasado y algunos resultados en los recaudos son diferentes a los que maneja el contratista. “Si analizamos los ingresos tributarios desde el 2004 vemos que han crecido, pero lo que uno esperaba con ese contrato era que los resultados fueran mejores, de 4% ó 5% por encima de la inflación lo cual no se logró”, dice Juan Carlos Botero, ex secretario de Hacienda de Cali.El mismo gerente de Sicali, Jaime Camacho, reconoce que los resultados del 2011 no fueron los esperados y que al final del año el recaudo se desinfló, después de venir hasta octubre del 2011 creciendo a un ritmo de 9%. Las razones para este comportamiento, afirma Camacho, es que a pesar de la gestión se debe tener en cuenta que Cali tiene una tasa de desempleo alta, la gente está pagando megaobras y la región ha sido satanizada con el tema de corrupción. “El pago de impuestos es sensible ante estos comentarios”, dice.Mientras tanto, Sicali recibe por su gestión el 2,8% de lo que la administración recaude y tiene una comisión de éxito de 4,9%. En promedio la Unión Temporal obtuvo $11.000 millones en 2011, según dijo la entidad, que a la vez asegura que de esos recursos se paga la interventoría y se hacen otros descuentos.Sin embargo, Hacienda Municipal afirma que en lo corrido del contrato (casi 7 años) Sicali ha recibido $86.000 millones, más $7.000 millones de la comisión de éxito, dineros que salen de los contribuyentes.Análisis de académicos indican que si se termina el contrato con Sicali, los ingresos del Municipio aumentarían de forma inmediata el 4% y la administración tendría que asumir la logística para cumplir la labor que viene haciendo el contratista, lo que significaría sólo el 1% de los ingresos para llevar a cabo esa tarea.Cabe recalcar que el municipio de Cali no tiene cifras definitivas del recaudo del 2011 y algunos resultados distan de los datos de Sicali. Según Hacienda, en Predial recaudaron $222.799 millones en 2010, pero Sicali maneja la cifra de $263.620 millones.Otra demandaAhora hay otro problema en marcha y es que Sicali demandó al Municipio porque no le entregó el manejo del cobro de megaobras. El litigio está en un proceso de conciliación y podría significar que la Alcaldía tenga que pagarle a esa empresa entre $8.000 millones y $10.000 millones. La Unión Temporal argumenta que en su contrato está claro que las contribuciones como la valorización deben ser operadas también por la compañía. La administración de Jorge Iván Ospina se negó a hacer esto y la labor logística del cobro de megaobras la realiza el municipio. Según Sicali, el contrato con esta empresa fue satanizado desde el comienzo y no se le ha mostrado a la comunidad sus beneficios en materia de atención al contribuyente, transparencia de la información e inversiones porque aseguran que se han destinado unos $46.000 millones para infraestructura, equipos, software y 200 empleados. “En 1999 el Municipio gastaba el 14% de sus ingresos en el manejo tributario, en el 2004 bajó al 7,5% y la Unión Temporal ha cobrado por esta labor en promedio el 3%”, explica Camacho.Pero analistas dicen que el problema es que la manija del cobro de los impuestos no está en el Municipio y se están pagando cuantiosos recursos por hacer una tarea que debe adelantar la Alcaldía.La concejal Clementina Vélez considera que la ciudad ha debatido suficiente el tema de la gestión tributaria y dice que la nueva administración debe resolver el problema lo antes posible, eso sí esperando que el Consejo de Estado, que tiene en sus manos este caso, de su fallo final, lo cual puede ocurrir este año y ser favorable al ente territorial.Nulidad del contratoEn el 2009 el Tribunal Contencioso Administrativo del Valle decretó la nulidad del contrato para la modernización y optimización tributaria firmado con Sicali. La razón: fallas jurídicas y violaciones a la Ley 80.La demanda se encuentra en segunda instancia en el Consejo de Estado y se espera que este año haya una respuesta sobre la cual tomar decisiones en torno a Sicali.En el país, los contratos similares al de Cali han sido anulados. En Barranquilla, el ex alcalde Alejandro Char canceló el acuerdo que tenía con la firma Métodos y Sistemas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad