Contraloría confirmó irregularidades en la pasada Feria de Cali

Contraloría confirmó irregularidades en la pasada Feria de Cali

Mayo 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La Contraloría de Cali hizo ocho hallazgos administrativos, cuatro disciplinarios y uno penal en la ejecución de la 53 feria de Cali. Alcalde y director de Corfecali, investigados.

Graves anomalías detectó la auditoría integral que realizó la Contraloría Municipal a la ejecución de la más reciente versión de la Feria de Cali, realizada en diciembre pasado.El ente de control estableció ocho hallazgos administrativos, cuatro disciplinarios y uno penal, por lo cual envió copia del informe a la Fiscalía y la Procuraduría para que se inicien investigaciones contra los responsables, entre los que menciona al alcalde Jorge Iván Ospina y al gerente de Corfecal, Leobardo Amú.Según el informe “se evidenció improvisación y falta de planeación por parte del Municipio y de Corfecali, en lo atinente a decidir si los eventos eran de carácter gratuito o debían comercializarse”Esa misma indecisión, que según la Contraloría cobijó también la impresión y distribución de la boletería, habría permitido el favorecimiento de terceros, pues el permiso para comercializar 23.600 boletas se dio sin que mediara ningún estudio previo, ni una selección objetiva y menos un acto administrativo que lo orientara. “La orden del Alcalde fue dada de manera verbal y contradice lo que con anticipación había anunciado públicamente ante el Concejo”, dice entre los cargos.Para el ente de control, la situación se agrava porque con el desorden y la falta de supervisión el Municipio habría perdido dinero, ya que alquiló a dos particulares las 23.600 entradas por un total de $126 millones, pero los beneficiados lograron ingresos por $784 millones, para un presunto detrimento de $658 millonesEl Alcalde no los conocePara Alma Carmenza Erazo, contralora de Cali, uno de los puntos más complejos de su informe tiene que ver con la violación del artículo 425 del Código Penal, que castiga con dos años de prisión la usurpación de funciones públicas por particulares sin la autorización debida.En el segundo hallazgo se describe a René Carrejo y Bladimir Valenzuela, dos personas cercanas a la Administración Municipal, como quiera que el primero fue funcionario de la Emru y el segundo es el esposo de Nhora Mondragón, Secretaría Privada del Alcalde. Estas personas tuvieron un contrato con Colboletos para comercializar las graderías que financió Corfecali con dineros públicos, aunque según Amú, “carecían de autorización para firmar ese contrato”Por estos hechos la Alcaldía no ha emitido ninguna respuesta pública, ni siquiera a través de un comunicado. En una reciente entrevista, el alcalde Ospina negó conocer a las dos personas involucradas en el presunto delito.De otro lado, la Contraloría evidenció que la declaración y pago del impuesto de espectáculos públicos del Municipio y la tasa para el deporte, no se realizó conforme a las normas que obligan al empresario a recaudar el impuesto pagado por el espectador a través de la boleta para proceder a pagarlo al ente territorial dentro de las 72 horas siguientes a la presentación del evento, lo que en este caso ocurrió con quince días de atraso.Además, el valor cancelado por concepto de impuestos fue $44 millones cuando lo correcto, según la información recopilada, eran $78 millonesDe acuerdo con las conclusiones generales del informe de la Contraloría, “se identificó que el Municipio inyecta recursos adicionales a la Feria de Cali por valor de $4.889 millones a través de otras dependencias, cuando la responsabilidad por financiar el conjunto de eventos y presentaciones que conforman la Feria de Cali, corresponde al objeto social de Corfecali”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad