"Construiremos 1012 aulas para poder tener la jornada única en Cali": Gina Parody

Junio 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas | Reportera de El País

La ministra de Educación, Gina Parody.

Nuevos colegios y mejorar los existentes anunció la ministra Gina Parody para asegurar que la jornada de estudio sea de más de cinco horas diarias, tal como lo tienen los países con mejores estándares educativos.

El megacolegio Juana Caicedo y Cuero, entregado el viernes y  que beneficiará a 2100  habitantes de la Comuna 20, no será el único que se inaugurará en el segundo gobierno de Santos.

En su  visita del viernes a Cali, la ministra de Educación, Gina Parody, anunció que se construirán, como mínimo, 1012 aulas  que corresponden a la inversión en infraestructura para nuevos colegios y ampliación de los existentes.

Cali, como el resto del país, tiene un gran atraso en la infraestructura de sus colegios públicos. Hoy cuenta con tres megacolegios (Nuevo Latir, Isaías Duarte Cancino y Juana Caicedo y Cuero). ¿Hay posibilidad de recursos para más y mejores colegios?

Actualmente el déficit de aulas en Cali es de 1718. La buena noticia es que el presidente Santos se puso la meta de construir infraestructura, para poder ampliar la jornada única en los colegios públicos. Nosotros esperamos que al finalizar este período de gobierno se hayan edificado, como mínimo, 1012 aulas para Cali, con una inversión de $201.254 millones. A la convocatoria del plan de infraestructura del Gobierno Nacional, la ciudad presentó 18 predios. Y como estamos haciendo compromisos, le dije al alcalde que le aseguramos los recursos para una nueva infraestructura destinada al colegio Eustaquio Palacios.  También le dimos un primer sí al Colegio Santa Librada, para hacerle la ampliación y que con ello  pueda ingresar a  jornada única.   El plan de infraestructura, el presidente Santos lo inició por el Pacífico, ya firmamos convenios con alcaldías y gobernaciones para iniciar con 562 aulas en la región, esos son 22 colegios nuevos y 44 ampliaciones para jornada única.

¿Por qué iniciaron por el Pacífico? ¿Es que estamos más mal en infraestructura que el resto del país?

El Pacífico no es el peor, está más bajo la Costa Caribe, la Amazonía y la Orinoquía. Sin embargo, el Presidente tiene un gran compromiso con el Pacífico y tomó la decisión de que iniciáramos por acá.

Mejorar la calidad no se hace únicamente con más aulas, sino con mejores profesores. ¿Qué tanto invertirán para cualificar el personal docente?

Este año tenemos 3000 becas para los docentes en maestrías, para que las hagan en las universidades que tienen alta calidad, con  énfasis en matemática, ciencia y lenguaje. Lo novedoso es que el trabajo de maestría  no va a ser  escrito sino   en el colegio, para  que impacte en la calidad. Nosotros queremos que todos  tengan su maestría, una tercera parte  ya tienen estudios de posgrado. Y lo mejor es que las universidades están yendo a las regiones, la Universidad del Cauca y del Valle han sido grandes aliadas. La segunda convocatoria está abierta para 2500 docentes, dirigida a aquellos que estén en colegios de jornada única y también para los que trabajan en instituciones  cuyo índice de calidad esté por encima del promedio nacional y que tengan un movimiento que nos indique  mejora. Ya invitamos a los docentes del Colegio Juana Caicedo y Cuero para que participen porque este fue escogido para iniciar la jornada única en Cali.

¿Con cuántos colegios inicia Cali la implementación de la jornada única?

Con diez. Y Cali  presentó 19 instituciones más en una convocatoria que hizo el Ministerio. Al 2018, esperamos que 50 colegios caleños hayan implementado la jornada única beneficiando a  54.392 estudiantes.

¿Cuánto nos tardaremos para tener esta jornada en todos los colegios?

Pensamos que nos podemos tomar 10 años para que todos los colegios públicos del país lo estén. Por eso es necesario avanzar en infraestructura. Nosotros cada año hacemos 380 aulas y Colombia tiene un déficit de 51.000, si  seguimos a ese ritmo nos vamos a demorar 133 años en  cubrirlo. ¿Qué vamos a hacer entonces? El Presidente lo que hizo fue poner recursos en un fondo, de tal manera que podamos hacer 31.000 aulas en estos cuatro años, eso significa hacer en cuatro años lo que hubiéramos hecho en 80 y con eso bajáremos el déficit en 60 %. Esto nos va a permitir dejar el 40 % de los niños en jornada única porque buena parte de lo que se necesita es nueva y buena infraestructura.

Pasando a otros temas, la semana pasada se generó un ‘boom’ en las redes sociales con el juego ‘Charlie, Charlie, ¿ estás aquí?’ Se habla de niños viendo visiones y una joven en Barrancabermeja hospitalizada por un trastorno nervioso. ¿Qué hacer para evitar exponer a los menores a estas prácticas?

En la educación todos tenemos que estar incluidos para que  salga bien. Aquí lo que necesitamos es el acompañamiento del padre de familia, que le pueda decir a los niños desde las casas que está bien, que está mal, que es peligroso, que es riesgoso. Hay cosas que por más que el Ministerio las quiera hacer no  puede, yo siempre he dicho que no hay ningún ministro, ministra o presidente que se pueda meter a la casa a apagar el televisor para que el niño haga las tareas. Aquí hay una labor de acompañamiento de los padres para que realmente sean ellos  esa voz que le dice a los niños que eso es mejor no hacerlo.

Recientemente se presentaron las Pruebas Pisa en el país, incluida Cali. Los resultados anteriores han sido deficientes. ¿Cree que esta vez  se revertirá la tendencia? Muy seguramente no vamos a ser los primeros, pero por lo menos que dejemos de ser los últimos...

Las Pruebas Pisa son unos exámenes que nos permiten compararnos internacionalmente. Antes lo hacíamos casi que con los malos, nos mirábamos el ombligo. Desde hace unos años dijimos: no nos comparemos con los malos, comparémonos con los mejores del mundo, eso nos ha servido mucho para saber cómo estamos parados frente al mundo de los buenos en educación,  para ver cuáles son las mejores prácticas mundiales y no quedarnos con las nuestras pensando que estamos super bien. ¿Qué nos pasó en las últimas Pruebas Pisa? Que nuestro resultado en términos absolutos fue mejor que en años anteriores, pero nuestro mal puesto se debió a que los otros países van avanzando mucho más rápido, entonces tenemos que apurarnos porque el mundo de Colombia compite contra el mundo de China, el de Corea y demás. Vamos a ver cómo nos va en estas pruebas,  esperamos que el país haya mejorado, pero esto siempre nos va a situar de frente, con crudeza, sobre cómo estamos frente al mundo y lo que tenemos que hacer para avanzar.

Mejor dicho, debemos prepararnos para no ser ni  los primeros de Latinoamérica...

No, nosotros no estamos al nivel de Corea ni de Shangai. Es más,  esos países nos llevan cinco años de escolaridad. Chile, que es el mejor educado de América Latina nos lleva un año. El Presidente se ha propuesto una meta muy clara y es que Colombia  logre  ser el mejor de América Latina en diez años, eso significa superar a Chile, y  para eso necesitamos  una serie de políticas e implementarlas muy rápidamente.

¿Cuáles son esas políticas?

La jornada única, nuestros niños apenas  estudian cinco o seis horas, en los colegios privados buenos toman más. Chile es el único país de Latinoamérica que tiene jornada única, pero se demoró 15 años en desmontarla. Lo segundo, que los docentes puedan ser cada vez mejores, por eso tenemos dos programas: ‘Todos a Aprender’ y ‘Becas Docentes’, en la que lanzamos la segunda convocatoria para 2500 maestros. Lo tercero, que  realmente examinemos la práctica en el aula de clase, que tiene que ver con la evaluación docente y cuarto, que reciban más ingresos nuestros docentes con impacto a la calidad. Esto significa estímulos en incentivos, que si un colegio mejora su índice de calidad, el rector, los docentes y los administrativos  recibirán un salario adicional. Esto lo empezaremos este año con colegios de jornada única que registren mejoras.

Por último, recientemente se emitió una  medida preventiva en la Universidad del Pacífico. ¿Qué está pasando en esa institución?

Personalmente estaba muy preocupada, tenía muchos indicios: tres rectores en tres meses, contratos que no se habían firmado pero los estaban ejecutando, que no tenían suficientes estudios técnicos. Ahí tenemos nosotros 2000 jóvenes y una inversión de $22.000 millones al año. La nueva ley hoy nos faculta a tomar medidas preventivas para evitar catástrofes, como lo de la San Martín, donde nos tocó intervenir y remodelar las directivas, eso siempre es un proceso traumático. Les pedimos, en este caso, un plan de mejoramiento y que lo ejecuten, mandamos dos personas como delegados en el cuerpo directivo y les damos un plazo para que mejoren, sino seguiremos con otras medidas.

¿Cómo va la Universidad San Martín?

Este martes hacemos una rendición de cuentas, fue uno de los retos más grandes que ha tenido el Ministerio. 

¿Hay más universidades en la mira?

Hay más universidades investigadas, algunas por hechos como el de la San Martín donde los recursos no se estaban invirtiendo, pero yo soy juez en todas esas investigaciones, entonces no puedo hablar mucho porque estaría prejuzgando.

Educación superior, Pilos y Cali bilingüe

En Cali,  311 jóvenes de bajos recursos fueron becados en universidades acreditadas con alta calidad. Este programa tiene una inversión de $3559 millones y un subsidio adicional de $475 millones para los estudiantes.

La ciudad incrementó su cobertura en la educación superior pasando de una tasa del 37,0 % en 2002 a  53,1 % en 2014.

Cali, en la estrategia de bilingüismo,  contará con 16 formadores nativos extranjeros, que beneficiarán a 3360 alumnos y 8 instituciones,  donde se  invierten de $423 millones.

“El bilingüismo es la diferencia entre un colegio de élite y uno oficial, tendencia que queremos cambiar”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad