Conozca qué le hace falta al MÍO en Cali para 'despegar' definitivamente

Septiembre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas | Reportera de El País
Conozca qué le hace falta al MÍO en Cali para 'despegar' definitivamente

Crisis. Los operadores reciben el 51 % de la tarifa licitada por cada kilómetro recorrido. El contrato estipula que este año se debía pagar $9170, pero el pago actual es de $4030.

Los $90.000 millones que la Nación aprobó para el sistema darán un respiro, sobretodo a operadores, pero se requieren más acciones para consolidarlo.

El propio alcalde Rodrigo Guerrero catalogó la firma del documento Conpes, mediante el cual se garantiza una inyección de $90.000 millones al MÍO, como el salvavidas para que los operadores del sistema salgan de la crisis financiera en la que están sumidos. Y que tiene a algunos a punto de tirar la toalla.Esos recursos se destinarán para que los dueños de los buses del masivo (operadores) puedan comprar los 1350 vehículos del servicio tradicional que actualmente le hacen competencia al masivo. Estos no han sido adquiridos debido a que los recursos que estaban destinados para chatarrizar terminaron financiando la operación (poner a rodar la flota). Si bien la Alcaldía y Metrocali dicen que este es el oxígeno que le hacía falta al MÍO para acabar con los problemas de servicio, los operadores opinan que se necesitan más acciones que la de conseguir créditos.El compromiso, según los operadores, debe extenderse a otros aspectos: la eliminación de rutas de colectivo, la cancelación de las habilitaciones de las empresas tradicionales del transporte urbano de pasajeros, erradicar la piratería, reestructurar las rutas del masivo y mejorar los planes de servicio que elabora Metrocali.Eduardo Bellini, gerente de Blanco y Negro Masivo, dice que básicamente lo que necesita el sistema es aumentar el número de pasajeros movilizados. “Es lo único que garantizará la sostenibilidad del masivo porque permitirá financiar la operación y pagar los compromisos con los bancos”. “Los recursos son importantes porque permitirán cumplir con la compra de los buses del transporte tradicional, pero es fundamental que la Secretaría de Tránsito haga las cancelaciones de las tarjetas de operación para facilitar su compra”, explica Bellini. Igual piensa Frank Mosquera, directivo de ETM, quien sostiene que mientras las empresas estén habilitadas y los buses cuenten con el permiso para hacer rutas será muy difícil negociar con los propietarios de buses tradicionales.Sebastián Nieto, gerente de Unimetro, dice, además, que mientras se hace la compra de los vehículos para chatarrizar, la Secretaría de Tránsito debe sacar las rutas del transporte tradicional de las calles donde el MÍO presta el servicio. “Aún se ve pasar colectivos por las avenidas Pasoancho y Roosevelt, cuando el masivo ya tiene rutas por esas vías”, indica.Pero el mayor clamor de los operadores es que se realicen operativos más contundentes contra la piratería, que se queda con una importante clientela del MÍO, sobretodo en el Oriente. “La Secretaría de Tránsito se quedó pequeña para los operativos y yo he propuesto que la Policía Nacional se encargue de ese tema porque los guardas, que están desarmados, corren peligro al hacer las inmovilizaciones”, asegura Nieto.Otro aspecto que preocupa a los operadores es que la rapidez con la que se puedan usar los $90.000 millones, que estiman no será antes de seis meses.La solución es inmediata: MetrocaliEl presidente de Metrocali, Luis Fernando Sandoval, dice que la entidad está haciendo la tarea para salir de la crisis. Algunas de las actividades emprendidas son la reestructuración de las rutas del masivo, el pago a los operadores se ejecuta de manera semanal (antes era quincenal) para que tengan liquidez y se negocia con la banca para obtener más recursos. “El dinero del Conpes estará líquido (disponible) en 75 días (primera semana de diciembre). Estamos dándole celeridad, pero mientras nosotros avanzamos, ellos (los operadores) no han empezado a negociar con los transportadores tradicionales”, asegura Sandoval.El directivo dice que será muy difícil aumentar el número de pasajeros mientras los operadores no cumplan con los servicios que se les programa. “Tienen vinculados 867 buses al sistema. En agosto se programaron 776 vehículos y 675 cumplieron los servicios. Al final del mes, 101 carros que esperábamos que cubrieran las rutas no lo hicieron y si se cuentan los no programados, son 192 buses parados. ¿Cómo podemos prestar un servicio eficiente y capturar nuevos usuarios si no cumplimos con nuestro deber?”, sentencia Sandoval.El uso del dinero del ConpesEl Conpes autorizó que el 3,5 % de la tarifa del pasaje del MÍO, que hasta el viernes pasado iba a financiar la construcción de dos patios del sistema, ahora sirva para respaldar un crédito para que los operadores chatarricen los buses tradicionales. Ahora, los patios se realizarán con plata de la Nación. Cuando los bancos presten el dinero, este irá a un patrimonio autónomo (fiducia) que girará los recursos directamente a los propietarios de los buses colectivos, previo a la presentación de documentos que hará cada operador para autorizar el desembolso del dinero. Aunque no se han pactado aún las condiciones del crédito (hay tres bancos interesados, Findeter y el Fondo de Desarrollo Nacional), Metrocali solicitará que se le otorgue dos años de gracia para el pago de capital. En ese período, los operadores no harían el pago del crédito y los intereses que se generen en ese lapso serían cubiertos con el porcentaje de la tarifa. La obligación se pagaría en siete años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad