Conozca porqué la mitad de las escuelas de conducción de Cali no cumplen con la ley

Abril 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Por Jessica Villamil Muñoz | Reportera de El País
Conozca porqué la mitad de las escuelas de conducción de Cali no cumplen con la ley

Las escuelas no tienen que cumplir horarios, porque la ley no lo exige. Las clases teóricas y prácticas oscilan entre diez y doce horas para entregar el certificado

En la mayoría de los casos, las escuelas no tienen el parque automotor reglamentario, ni el material didáctico exigido en los vehículos, las tarjetas de control presentan irregularidades. Informe.

“Si usted no tiene tiempo para asistir a las doce horas de teoría reglamentarias para el curso de enseñanza automovilística puede comprar un manual y así no tiene que venir. Lo importante es que haga la práctica”.- Y, ¿si tampoco paso ese examen?No se preocupe que el profesor le da una hora más. Aquí nadie reprueba.Así de sencillo le despejan las inquietudes a quien necesite una licencia de conducción en una escuela que oferta sus servicios en el directorio telefónico y está ubicada en el norte de Cali. En otra, que también está en las páginas más visibles del directorio ni siquiera ofrecen el manual: “¿Usted entiende cómo funciona un carro? Si no tiene tiempo para las clases, entonces deje sus datos y yo le digo al gerente para que usted cuadre con él”.Las respuestas insólitas se repiten tras cada llamada. Pero las infracciones de las que son protagonistas escuelas de enseñanza automovilística no sólo se viven a través del teléfono. El 50% de estos establecimientos en el Valle del Cauca, según la Superintendencia de Puertos y Transporte de Colombia, “trasgreden varias disposiciones en relación a sus condiciones de habilitación”.Es decir, que en la mayoría de los casos, las escuelas no tienen el parque automotor reglamentario, ni el material didáctico exigido en los vehículos, las tarjetas de control presentan irregularidades y hasta se conocen casos en los que las licencias de conducción de los instructores están vencidas.Por eso, el riesgo es inminente. Lo dice Juan Miguel Durán, superintendente de Puertos y Transporte. El funcionario asegura que “no sólo los aprendices están en peligro, sino los peatones y conductores porque se están formando personas sin la capacitación adecuada”.Liliana Hurtado le da la razón. La mujer hace unos meses terminó sus clases en una escuela ubicada sobre la Autopista Sur. Relata que la práctica fue una mentira, porque siempre creyó que estaba conduciendo bien el vehículo de enseñanza, hasta que tuvo que manejar su propio carro.“Cuando me entregaron el pase y me subí a mi carro no supe ni prenderlo. Eso de los carros de enseñanza tengan pedales para el instructor lo único que hace es ahorrarles el trabajo”, sostiene la mujer.Por su parte, José, también aprendiz, señala que su caso fue inaudito. Para él los pedales del instructor son indispensables porque “cuando yo estaba en el proceso, tuve un accidente. Me pasó el caso típico que en vez de frenar aceleré y dañé el carro de adelante. Los pedales del instructor nunca sirvieron y a mí me tocó pagar los daños”.Situaciones como éstas hicieron que el Superintendente de Puertos y Transporte anunciara que no va a “permitir que los colombianos sigan obteniendo pases en estas condiciones”.Pero la noticia no fue bien recibida por los directores y gerentes de las escuelas de automovilismo en Cali. Luis Fernando Palacio es el dueño de la Academia de Automovilismo Santa Isabel y dice que en los quince años que lleva de fundada su institución, jamás había recibido la visita de la Superintendencia.“Seguramente el porcentaje que ellos dan sobre escuelas que incumplen la norma, es cierto. No objeto esas cifras. Pero lo que no comparto es que digan que sobre nosotros recae la responsabilidad de quienes cometen accidentes de tránsito en las vías”, alega Palacio.El profesor reconoce que ellos se encargan de impartir las clases, de capacitar a la gente, pero que el único responsable de entregar las licencias de conducción es la Secretaría de Tránsito Municipal.Un hombre que trabaja para otra escuela de enseñanza y que pidió la reserva de su identidad sentencia que siempre se ha conocido de tramitadores en las afueras de la dependencia.“Cualquiera que llegue con una fotocopia de la cédula, una foto a color y un certificado de una escuela recibe el pase”, denuncia el hombre.El secretario de Tránsito,Alberto Hadad responde que en su administración no le constan ese tipo de situaciones. Sin embargo, dice que “los únicos responsables de casos lamentables en los que gente que no sabe manejar recibe una licencia son los tramitadores”, asevera.Aunque manifiesta que “nosotros, en los operativos hemos sido contundentes. Hemos encontrado muchos carros de enseñanza que no cumplen con la revisión técnico mecánica o cuyos instructores no tienen licencia”, agregó.Como dice la ley, el Ministerio de Transporte y la Superintendencia de Puertos y Transporte son los encargados de velar porque las escuelas de enseñanza hagan cumplir las normas. También deben sancionar cuando sea el caso. Y en esta oportunidad, el Superintendente anunció que las escuelas investigadas tendrán cancelación y suspensión de la licencia de funcionamiento.James Gómez, director para el Valle del Fondo de Prevención Vial, considera, que los ciudadanos también tienen culpa y que toda la responsabilidad no recae sobre las escuelas o las autoridades: “Unos asumieron la responsabilidad de hacer bien las cosas y los otros tienen la obligación de hacer valer la ley”, dice.Señala que muchos juegan “al ‘vivo bobo’ porque no hacen el curso, pero sí quieren la licencia. Lo que no saben es que en la mayoría de accidentes, los principales protagonistas son conductores inexpertos”.Hallazgos de la SuperintendenciaEn los controles efectuados la Superintendencia de Puertos y Transporte halló que los logos de enseñanza están en adhesivos imantados, para utilizar el vehículo en doble función ya una vez termina la práctica.No presentan las adaptaciones exigidas: dobles espejos exteriores, doble comando de pitos y pedales. Se hallaron llantas en mal estado.Documentación vencida: (Soat, Tarjeta de Operaciones, Resolución de Habilitación, Revisión Técnico Mecánica).Se registran certificaciones de vehículos fuera de servicio. Vehículos matriculados en dos escuelas de conducción.No presentan tarjetas de control y las planillas de certificación de alumnos están sin firmas, las cuales deben ser exigidas por los instructores, evidenciando que el alumno no asiste a las prácticas.Se hallaron escuelas ilegales, no habilitadas por el Ministerio de Transporte y/o Secretaría de Educación.Algunas escuelas están registradas en direcciones donde funcionan establecimientos comerciales como tiendas y carpinterías.Aulas en mal estado sin cumplir con los requerimientos mínimos exigidos o en obra negra. Algunas de las certificaciones de los instructores se encuentran vencidas. Otras cifras -En el 50% de los casos, según la Superintendencia de Puertos y Transporte, la palabra ENSEÑANZA no está en un lugar visible, en pintura reflectiva de color verde.-El 46% de las escuelas no cuenta con ayudas didácticas para dictar clases de mecánica.-El 40% de las escuelas tiene una dirección registrada, pero no corresponde en la realidad.-El 31 de los centros de enseñanza no tiene aulas acondicionadas exclusivas para impartir clases teóricas.-El 31% de los establecimientos no tienen copia de Resolución de habilitación expedida por el Ministerio de Transporte.-El 25% de las escuelas no tiene licencia de funcionamiento emitida por la Secretaría de Educación.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad