Conozca los lunares que dejó el ex alcalde de Cali Jorge Iván Ospina

Conozca los lunares que dejó el ex alcalde de Cali Jorge Iván Ospina

Febrero 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Fabio Posada
Conozca los lunares que dejó el ex alcalde de Cali Jorge Iván Ospina

Ex Alcalde, Jorge Iván Ospina.

Duros cuestionamientos a la Administración del Nuevo Latir han salido a la luz en las primeras semanas de este año.

Secretarías desmanteladas, ingresos que no cuadran, líos en megaobras y Educación son algunos de los problemas denunciados por la administración Guerrero y el nuevo Concejo y que han dejado al descubierto serios cuestionamientos a la gestión del ex alcalde Jorge Iván Ospina.Por cuenta de estas revelaciones, el ex mandatario hoy se encuentra en el ojo del huracán, algo que no lograron la suspensión de la Procuraduría por seis meses para ocupar cargos públicos, ni la orden de arresto de dos días que emitió el Tribunal del Valle por desacatar una tutela, casos judiciales que enfrentó Ospina en los últimos días de su Administración.Bastaron pocas plenarias en el Cabildo, donde los nuevos secretarios de las distintas dependencias de la Alcaldía destaparon una excepcional cantidad de presuntas irregularidades en el manejo de los asuntos públicos, para que se abrieran interrogantes sobre la Administración Ospina.El primer cuestionamiento al Gobierno de Ospina fue durante el debate que los concejales le hicieron al Dagma el 16 de enero.“El alcalde Ospina no consideró importante el medio ambiente, por eso en cuatro años tuvo cinco directores en el Dagma, de ahí los pobres resultados que hoy se ven, una entidad desmantelada, sin personal para funcionar”, reclamó la concejal liberal Clementina Vélez.Beatriz Orozco, la nueva directora del Dagma, explicó que esa entidad ambiental “solo cuenta con 19 empleados de planta y que en el año 2011 contrató a 215 profesionales por prestación de servicios”.Además, la funcionaria informó que el plan para sacar de circulación los vehículos de tracción animal (carretillas) para cumplir con la ley nacional que así lo ordena, “está crudo y debido a los escasos recursos pediremos plazo de un año mientras actualizamos el censo”.Orozco también aseveró que en la dependencia a su cargo encontró “posibles irregularidades que no voy a tapar en el tema de unos convenios de asociación para construir un depósito de escombros en alianza con la Sociedad de Mejoras Públicas, donde se han invertido casi $2.000 millones y las obras están en un 40% de ejecución”.Una semana después las críticas al ex mandatario continuaron llegando cuando Emma Lucía Berón, nueva secretaria de Vivienda, aseguró que en dicha dependencia “no se hizo el empalme y apenas hasta el 24 de enero pasado recibimos la información de la entidad, así como del Fondo Especial de Vivienda por parte del anterior secretario Marco Zambrano”.En esas dos dependencias fueron varias las presuntas irregularidades denunciadas por concejales y la propia Secretaria como “las deudas contraídas sin el Certificado de Disponibilidad Presupuestal, CDP, y el hecho de que el convenio entre la Nación y el Municipio para construir Santa Elena se venció el 22 de diciembre de 2011, no fue renovado por el alcalde saliente y tampoco se nos informó”. Berón denunció que en su dependencia se hicieron 550 contratos de prestación de servicios durante el 2011.Patricia Molina, concejal del Polo, señaló que de las cinco mil viviendas que Ospina se comprometió a construir en el proyecto Santa Elena, “solo se han entregado 920 de las 1.520 que conforman la primera etapa, o sea, existe un faltante de 600 soluciones de vivienda en dicho proyecto y esa era una meta pactada en su plan de desarrollo”.Noralba García, concejal por Cambio Radical, denunció que la Administración anterior dejó perder los recursos de las caletas de la mafia para vivienda. “Es lamentable que por negligencia de Ospina y su equipo, el Gobierno se llevara los dineros que ofreció para construir Ecociudad Navarro. Cali perdió esa plata y ahora debe intentar recuperarla y construir allí parte de las 120.000 viviendas para saldar el déficit que tiene la ciudad”, dijo García.Fernando Tamayo, presidente del Cabildo, denunció la contratación de personal para favorecer campañas políticas de personas cercanas al Gobierno anterior.“Entre ellas podría estar la de Alfredo Valenzuela, quien aspiró al Concejo, es hombre de confianza de Ospina y ahora funge como asesor de Guerrero. Por eso pido a los entes de control que aceleren sus investigaciones, especialmente en el caso del nombramiento de 120 profesores, proceso cuya razón fundamental era reforzar la Secretaría de Educación, donde el 80% del personal trabaja como contratista desde hace 15 años, dignificar su situación era importante pero al final no se les tuvo en cuenta sino que ingresaron recomendados políticos”, recalcó Tamayo.Mención especial merece la denuncia de Harvy Mosquera, concejal conservador, quien señaló que el ex alcalde Ospina gastó $14.500 millones en el Plan Talentos que solo habría beneficiado a 461 estudiantes que luego fueron incorporados a la Universidad del Valle.“El Municipio pagó $31 millones por semestre de cada joven beneficiado, aunque los estudiantes de estratos populares no pagan más de $500.000 de matrícula por semestre, o sea que con menos de dos millones de pesos cada uno podría terminar la carrera”, señaló Mosquera.Pero tal vez los reclamos más contundentes provinieron de Miguel Meléndez, nuevo secretario de Infraestructura y Valorización, cuando afirmó que encontró “un déficit de $30.000 millones en el recaudo de las Megaobras y, por lo tanto, un atraso de similar valor en el pago a los concesionarios, por lo que el Municipio está expuesto a sanciones económicas y a la terminación de los contratos”.Esta referencia al proyecto bandera de Ospina y las constantes críticas a su gestión en el Concejo, advierten que los próximos meses deberán ser de muchas explicaciones por parte del ex alcalde, a quien este diario buscó para que diera su versión ante los cuestionamientos y denuncias, pero no fue posible obtener una respuesta.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad