Conozca los espacios que brindan las universidades para aprender inglés

Conozca los espacios que brindan las universidades para aprender inglés

Marzo 18, 2018 - 08:48 a.m. Por:
Leidy Tatiana Oliveros Múnera, reportera de El País
Espacios en las universidades para aprender inglés

Los espacios de aprendizaje donde se realizan talleres de comprensión de lectura, clubes de conversación, tutorías con monitores para repasar temas vistos en clase, tienen, en su mayoría, buena acogida por parte de los estudiantes.

Especial para El País

Este año, por fin, Ingrid Salazar podrá graduarse de la universidad. Desde el 2015 culminó todas las materias de su plan de estudios, presentó tesis y realizó sus respectivas prácticas académicas. Sin embargo, no ha sido posible recibir el título de Comunicadora Social porque tenía pendiente una asignatura: inglés.

Esta materia para muchos es un referente de tortura; algunos estudiantes la disfrutan, pero otros la odian. No obstante, e independientemente del gusto que se le tenga a este idioma, es una asignatura obligatoria en todas las universidades. En algunas instituciones, los jóvenes deben cursar hasta ocho niveles.

"Cuando ingresé a la universidad era obligatorio ver dos niveles de inglés, pero yo tenía una gran dificultad con este idioma y no había podido pasar ni siquiera el nivel I”, narra Salazar, próxima a graduarse de la Pontificia Universidad Javeriana.

Ingrid cuenta que debió cursar el nivel I de inglés tres veces: la primera vez, canceló la materia; la segunda, la perdió y la tercera, fue la vencida y logró pasarla. Pero este triunfo no lo obtuvo sola, sino gracias a las tutorías que recibió con docentes del área de idiomas.

Para ello, esta joven debió ingresar al Enap (English Assistance Program), un programa que ofrece la Universidad Javeriana para los estudiantes que presentan necesidades específicas en el aprendizaje del inglés.

“Se brinda una orientación en las falencias que presenta el alumno, los coordinadores de los diferentes niveles del idioma identifican diversas estrategias para facilitar su aprendizaje. Algunos requieren tutorías específicas para dar claridad a temas vistos en clases, otros están interesados en escritos o entrevistas para aplicar a becas internacionales”, anota Alexánder Fernández, profesor del Departamento de Comunicación y Lenguaje de la Universidad Javeriana.

Lea también: US$800 millones buscan ganador en Cali

“Empecé a recibir tutorías con una profesora de la universidad, con ella me veía tres veces a la semana por una hora y media, a veces, dos horas. Esta fue la única manera de aprender y lograr pasar la materia”, afirma Salazar con agradecimiento.

Eso es lo que ella siente en su corazón y es lo que probablemente muchos estudiantes a quienes el inglés se les dificulta pueden tener: gratitud hacia las instituciones de educación superior por los cursos, actividades y espacios que abren, adicional a la clase de inglés que está dentro del plan de estudios.

Por ejemplo, aparte de brindar tutorías, la Universidad Javeriana les permite a los estudiantes interactuar en inglés con otros jóvenes del mundo a través de la Red de Universidades Jesuitas mediante la estrategia de Tele-colaboración. Consiste en un encuentro usando los medios tecnológicos en tiempo real. Una estrategia que brinda la oportunidad de expandir las redes de interacción haciendo uso del inglés como medio de comunicación.

Por otro lado, la Universidad Autónoma de Occidente también tiene diferentes alternativas y cree que el éxito del aprendizaje de un idioma no está solo en tener programas de enseñanza. Es por esto que “además de nuestros programas de inglés también propiciamos espacios de aprendizaje, tales como clubes de conversación, tutorías permanentes para estudiantes que desean reforzar, afianzar o practicar el idioma. Tenemos el ‘Coffee time’, un espacio abierto para practicar el idioma por medio de conversaciones sobre temas de su interés con un hablante nativo”, explica Ana Milena Muñoz, directora del Instituto de Idiomas


Asimismo, la Universidad Santiago de Cali ofrece club de conversación para todos los estudiantes, un espacio orientado por una docente extranjera. También, cuenta con laboratorios, donde a través de talleres pueden reforzar temas vistos en clases.

La Universidad de San Buenaventura apoya el aprendizaje del inglés por medio de herramientas pedagógicas basadas en las TIC y material didáctico. Además de contar con clubes de conversación y tutorías presenciales y online, ofrece una línea de aprendizaje del idioma para estudiantes con discapacidad visual, auditiva y motora.

Las actividades académicas desarrolladas por el Centro de Lenguas Extranjeras de la Universidad Libre de Cali buscan sensibilizar a los estudiantes sobre la importancia de desarrollar competencias en inglés.

De acuerdo con Grace Price, coordinadora del Centro de Lenguas Extranjeras de la institución, “los clubes son la mejor opción para adquirir fluidez y aprender a controlar los miedos e inseguridades que nos bloquean cuando interactuamos en una lengua extranjera”.

Es por ello que Unlibre ofrece club de música, talleres multimedia, tertulias literarias, concurso de ensayos académicos, préstamo y consulta de libros, entre otros.

En la Universidad del Valle, según Fany Hernández, profesora del Departamento de Lenguas Extranjeras, la nueva propuesta curricular a la que le están apostando es trabajar todas las habilidades: escucha, lectura, escritura y conversación. Antes solo se enfocaba en la lectura.
Por ello, ofrecen actividades de todo tipo: charlas con expertos, cine, asesoría con monitores, entre otros. En cada sesión hay una propuesta de trabajo diferente y el estudiante es libre de participar como quiera, puede interactuar o dedicarse solo a escuchar.

Por su parte, la Universidad Icesi cuenta con un centro de apoyo al aprendizaje del inglés conocido como ‘E.L. Center’, el cual ofrece distintas modalidades de práctica, entre ellas club de conversación y de música. “Se realizan a la hora del almuerzo para que los estudiantes no tengan dificultad en asistir. Algunos van a practicar para no perder su fluidez en la comunicación oral, pero otros van porque necesitan fortalecer este aspecto”, afirma Diana Díaz, jefe del Departamento de Idiomas.

Igualmente, las tutorías con monitores bilingües que se ofrecen todos los días han sido de mucho provecho para los jóvenes. De esto da testimonio Margarita Rengifo, alumna que acude a ellas constantemente.

“Con las tutorías siento que no estoy aprendiendo sola, puedo acudir a un monitor, que es como un compañero y me refuerza lo visto en clase”.

¿Por qué se dificultad el inglés?

De acuerdo con Alexánder Fernández, docente de la Universidad Javeriana, “el temor al aprendizaje del inglés puede estar asociado a las limitaciones de acceso a metodologías que dispongan de los dispositivos pedagógicos apropiados. Este idioma es más fácil de lo que pensamos, pero como cualquier otro tipo de aprendizaje, requiere motivación, disciplina y creatividad por parte del aprendiz”.

Por otra parte, Fany Hernández, profesora de Univalle, recalca que el idioma inglés está ocupando un puesto muy importante en la vida académica.

“Las revistas y artículos aparecen casi siempre en inglés. De una u otra manera el medio mismo está llevando y casi que obligando a formarnos y capacitarnos en esa lengua”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad