Conozca las vías más transitadas por conductores ebrios en Cali

Conozca las vías más transitadas por conductores ebrios en Cali

Junio 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Conozca  las vías más transitadas por conductores ebrios en Cali

90 pruebas de alcoholemia se pueden practicar en un operativo, de las cuales 27 salen positivas.

Las vías por donde se pasea el alcohol 180 accidentes por consumo de licor van en 2012. Autoridades vigilan ‘corredores del alcohol’.

La Vía al Mar, la Carrera 66, el barrio Granada, la Vía a Juanchito y la Vía a Menga son considerados por las autoridades de Tránsito los ‘corredores del alcohol’.Es decir, en estos puntos de la ciudad es por donde más conductores alicorados transitan, debido a que conducen a las zonas de rumba de Cali y de sus municipios vecinos. En lo corrido del año, en la ciudad han ocurrido 9.827 accidentes de tránsito, de los cuales alrededor de 180 involucraron alcohol. Además, se han impuesto un poco más de 500 comparendos por alcoholemia.Estas cifras salen a la luz pública en momentos en los que el Congreso de la República acaba de aprobar un proyecto que endurece las penas a quienes sean sorprendidos bajo los efectos del alcohol.Vía a Menga Según el Grupo Operativo de Control a la Alcoholemia, Goac, del Tránsito caleño, este es uno de los corredores donde transitan más “borrachos al volante”. Dicen las autoridades que, como las personas beben hasta la madrugada, salen a gran velocidad de regreso a su casa, por lo que la mayoría de accidentes se presentan es en Cali y no en Yumbo. Por esta razón el puesto de control normalmente se ubica en la Avenida 6 con Calle 68, en la entrada a la ciudad. Sin embargo, Gustavo Díaz Marín, Líder Comisionado para la Noche de Yumbo, asegura que los controles no son constantes y que falta presencia de las autoridades. “También estamos trabajando con las discotecas del sector para hacer campañas preventivas”.Los agentes explicaron que el personal para los controles “no es suficiente” por lo que los operativos se deben turnar en varios sitios de la ciudad.Vía al Mar (Km. 18)Este corredor se ha convertido, según agentes del Grupo Operativo de Control de la Alcoholemia, Goac, de la secretaría de Tránsito, en un sitio de gran problemática, porque los domingos en la tarde grupos de personas (normalmente jóvenes) se reunen en el Kilómetro 18 a consumir licor. Al regresar a Cali en la noche “bajan a gran velocidad por una vía que es de alto riesgo”. En un sólo operativo se inmovilizan hasta 40 motocicletas por alcoholemia. “Esto también se debe a falta de control de los padres”, señalan las autoridades.GranadaEste sector, de vocación residencial, ha tenido un aumento representativo de establecimientos nocturnos. Habitantes del sector, como Helena Pérez, aseguran que uno de los mayores problemas son las personas que se estacionan en carros a escuchar música a volumen alto y beber hasta las 5:00 a.m. James Gómez, director del Fondo de Prevención Vial, explica que “en ese aspecto falta presencia de las autoridades. La gente toma en cualquier parte hasta tarde, desde parques hasta bombas de gasolina, y luego sale a conducir”.Carrera 66Los residentes aledaños a esta zona aseguran que los controles han sido positivos, pues han regulado el parqueo. “Sin embargo, los operativos son antes y durante el funcionamiento de la rumba, pero después la gente sale y se sienta en los parques o andenes a seguir bebiendo”, comenta Victoria Eugenia Motoa, líder del sector. Frente a esto, James Gómez, del Fondo de Prevención Vial, cuenta que es algo “cultural que se debe trabajar con campañas, pues en otras zonas como la de universidades, los jóvenes beben en los parqueaderos y vías”.Vía a JuanchitoPara este sector, los operativos de control se hacen principalmente en la Glorieta de Alfonso López. Los agentes de controles nocturnos aseguran que “se ha logrado disminuir la accidentalidad en gran medida”, pues se han hecho controles fuertes en este sector. “Sin embargo, muchos de los que antes iban a esa zona, ahora se dirigen a Menga y por eso se aumenta cada vez más el flujo en ese corredor”. María del Mar Arango, habitante de Candelaria, señala que “ya es hora de que se unifique el horario con el de Cali, porque la rumba es demasiado larga y eso representa más peligros”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad