Conozca la historia del mejor interno de medicina de la Universidad del Valle

Diciembre 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Conozca la historia del mejor interno de medicina de la Universidad del Valle

Juan Camilo Parra Vargas, mejor interno de medicina de la Universidad del Valle.

Juan Camilo Parra fue distinguido como el mejor interno de medicina de la Universidad del Valle. Perfil de un médico en ciernes.

Su abuelo se lo pronosticó. Don Reinaldo Parra siempre le dijo: Usted va a ser el médico de la familia. Algo poco coherente para un hijo de un diseñador gráfico, Hugo Parra, y una contadora, Myriam Vargas. Pero cada que el pequeño comenzaba a jugar con el anciano, a tomarlo como paciente para simular hacerle curaciones y masajes, don Reinaldo insistía. “El niño va a ser doctor”.Y un doctor sobresaliente. Juan Camilo Parra Vargas, bugueño, 23 años, acaba de ser distinguido por el Instituto Científico Pfizer Colombia, como uno de los mejores estudiantes de internado (último año) de medicina de la Universidad del Valle. Su promedio en ese lapso que es la antesala del rural, fue de 4,56, y durante toda la carrera, de 4,5.Juan Camilo siempre fue un buen estudiante. Mejor Icfes y Mejor Bachiller del Gimnasio Central del Valle, en Buga, le dieron el pase a la Universidad.Lo más difícil fue dejar su familia y su casa en Buga, para venir a Cali, pese a que vivió en casa de una tía y un primo que le dieron su apoyo. Pero se enamoró de la carrera desde el principio y ya en cuarto semestre se inclinaba por la Patología porque puede ir al origen celular y molecular de las enfermedades.Pero entrando en la recta final de la carrera, que es el año de internado en el que el alumno rota por todos los servicios o departamentos de especialidades, una experiencia le hizo cambiar de opinión.Cuando prestaba su turno en ortopedia le tocó recibir a una anciana que se había fracturado la cadera, que de alguna manera le evocó mucho su infancia con su abuelo. La paciente estaba muy delicada, pero él la atendió con todos los cuidados y estuvo pendiente de su evolución. Al día siguiente la familia de la señora se mostró muy agradecida por todas las atenciones con la anciana: todos lo abrazaron, le dieron las gracias y hasta le escribieron una carta. Incluso, le reportaron muy bien de la actitud del joven estudiante a los médicos docentes, es decir, sus jefes.La señora se recuperó y le dieron de alta, pero a partir de entonces comprendió que no quería perder el contacto con los pacientes, relación imposible en patología. Entonces cree que se especializará en dermatología, un punto intermedio en el que puede investigar y ser partícipe de las vidas de los enfermos.Ahora, Juan Camilo se prepara para realizar su año rural en el Hospital San José de Buga. Al cabo del cual tiene la opción de ir a tomar un curso de entrenamiento en dos instituciones de Bogotá vinculadas al Instituto Científico Pfizer Colombia: el Insamed y el Centro Latinoamericano de Investigación y Entrenamiento en Cirugía de Mínima Invasión, Clemi.Como parte del premio, la multinacional ofreció un curso de urgencias a los 13 galardonados como los mejores estudiantes de las facultades de medicina de todo el país. Un recurso muy indicado cuando todos salen a hacer su año rural. Y les dejó abierta la posibilidad, a todos, incluido Juan Camilo, de ir a los dos centros mencionados para estudiar becado por Pfizer, luego de terminar el rural o de hacer la especialización. Todo en virtud de haber sido el mejor interno de medicina 2012. Algo que Juan Camilo atribuye solo a su dedicación, buen juicio y a estar entre los mejores. “Estaba rodeado de compañeros excelentes y de profesores admirables, así que yo solo traté de estar a la altura de ellos”, dijo.Todo comprueba que don Reinaldo, quien murió hace doce años, tenía razón: Juan Camilo iba a ser médico, el médico de la familia y de los demás.Instituto Científico Pfizer ColombiaCon el propósito de promover la investigación y el desarrollo científico en los jóvenes, los mejores estudiantes de la carrera de Medicina en Colombia y los mejores estudiantes de nueve especialidades médicas (residentes) fueron premiados con becas para cursar estudios en reputadas instituciones del país y del exterior.Las becas fueron otorgadas por el Instituto Científico Pfizer Colombia, Icpc, cuyo lanzamiento se llevó a cabo en Bogotá. El Icpc es un proyecto que busca motivar la investigación y el desarrollo científico en el país, y brindar a los estudiantes y profesionales nuevas oportunidades de crecimiento en áreas como la Medicina y otras especialidades de la salud.Dentro de los programas del Icpc se encuentra un fondo para financiar proyectos de investigación de residentes (estudiantes de especialidades de la Medicina), la posibilidad de publicar los resultados según estándares internacionales, y un programa de pasantías en instituciones en el exterior. Todo un estímulo para hacer ciencia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad