Conozca en cuáles barrios de Cali se están 'cocinando' nuevos cambios viales

Conozca en cuáles barrios de Cali se están 'cocinando' nuevos cambios viales

Marzo 29, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas | Reportera de El País

Se avecinan modificaciones en calles de Ciudad Jardín para acabar con el embotellamiento de este sector. Para descongestionar la Av. Sexta, se quieren hacer recorrido internos en barrios cercanos a la Carrera 1.

[[nid:407002;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/03/penon_cambio_vial.jpg;full;{La primera zona donde se implementarán los cambios viales es en El Peñón. La idea es trasladar tráfico de la Carrera 4 a la Carrera 3 y con ello reducir el tiempo de los semáforos detrás del Inter. Foto: Bernardo Peña | El País}]]

Las que eran calles de barrio son ahora   la alternativa para reducir la congestión de las vías principales. En la mayoría de los casos, el tráfico aumenta por la decisión de los conductores que buscan salir del ‘taponamiento’ de las avenidas. Ahora, la Secretaría de Tránsito de Cali contempla nuevas alternativas para reducir la carga  de algunas vías y darle fluidez al tráfico automotor. Lea también: así cambiará el 'laboratorio vial' del barrio El Peñón

 Por eso, no solo El Peñón tendrá cambios en los sentidos  de sus vías. La medida de modificar el trayecto de algunas calles dentro de los barrios se extenderán a Ciudad Jardín (en la Comuna 22) y a barrios como Bueno Madrid, Santander, Manzanares o La Alianza (en la Comuna 4, al Norte). Aunque no hay fecha para su inicio, estas variaciones se harán este año.

Según el Grupo Técnico de la Secretaría de Tránsito, lo que se busca es hacer un reordenamiento de la movilidad en algunos puntos que tienen conflicto. Por ello, algunas calles que tienen menos tráfico serían aprovechadas como desvíos, para desfogar el tráfico de avenidas como la Sexta, en el Norte, o la Avenida San Joaquín, en el Sur.

 Ómar Cantillo, secretario de Tránsito de Cali, dice que las ciudades grandes empiezan a tener otras dinámicas, donde se hace necesario hacer recorridos más largos para darle fluidez al tráfico. “Es imposible permitir los giros directos en todas las calles porque eso crea más puntos en conflicto que generan congestiones y aumenta la accidentalidad. Hacer recorridos más largos, con retornos, es lo que se hace  para organizar el tránsito”.

Pero, ¿cuáles serán los cambios que contempla el Tránsito?

En Ciudad Jardín se plantea dejar dejar la Carrera 105, más conocida como Avenida San Joaquín, en el sentido Occidente-Oriente (actualmente está en doble sentido) y la Carrera 103 en el sentido Oriente-Occidente. 

Con ello, se quiere acabar con los trancones en la Avenida Pasoancho con Carrera 100, en la Calle 16 con carreras 100 y  105, en la Calle 18 con carreras 118 y 122 y en la Calle 25 con carreras 100 y 122.

Pero antes de implementar la medida, dice el Tránsito, se deberán hacer retornos en las calles 25 y 13, instalar más semáforos y ajustar la sincronización de los existentes, hacer cierre de separadores en las calles 13 y 18 y control al parqueo de taxis en los centros comerciales del Sur.

Esto significará alargar los trayectos de los habitantes y personal flotante que ingresa a Ciudad Jardín y Pance.

Gabriel Gallego, de la Junta de Acción Comunal de la parcelación El Retiro en Pance, manifiesta que  dejar unidireccionales la Avenida San Joaquín y la Carrera 103 no desembotellarán a la Comuna 22.

“El problema de movilidad no lo constituyen  las vías internas de Ciudad Jardín y Pance. El lío que tenemos es salir de la comuna porque estamos encerrados debido a que en la Calle 11 no se permite el giro por la estación Meléndez del MÍO y las calles 13, 16 y 25 viven congestionadas por el tráfico que traen y el cruce de la Carrera 100”, anota.

Según Gallego, son las obras de infraestructura las que  acabarán con el nudo vial. “Hacer un deprimido para pasar por debajo de la estación Meléndez y puentes vehiculares en las calles 13, 16 y 25 son la verdadera solución al caos. Las vías en un solo sentido, tal como las plantean, ya las tuvimos en el 2008 y eso dificultó más el paso”.

 El Norte y el Oeste

Actualmente todo el tráfico de la Avenida Sexta que viene del Sur o del Oeste toma el túnel de la Avenida Colombia y sale a la Calle 15N, congestionando esta vía y la Avenida 6 desde su inicio hasta el sector de Chipichape. Por ello se quiere disminuir la presión vehicular y trasladar parte del tráfico hacia a la Carrera 1. Y para conectar la Carrera 1 con la Avenida 6, se consideran las calles 34, 44 y 52, a través de retornos con las vías secundarias de barrios de la Comuna 4. (Ver mapa).

También se tiene planteado dejar en doble sentido la Calle 21, en un tramo pequeño (desde el puente de la Policía en la Carrera 4N -a un costado del carril del MÍO- hasta la Avenida de las Américas).

 Vecinos de barrios como Bueno Madrid y Manzanares dicen que si bien la Carrera 1 tiene capacidad para más vehículos, las calles internas  para hacer los retornos son estrechas, están en mal estado y tienen un alto tráfico de vehículos de carga, debido a que esta zona tiene vocación de bodegas e industrias.

Carlos Castañeda, delegado de la Junta de Acción Comunal del barrio Manzanares, dijo que  las calles internas de los barrios que están en la Carrera 1 entre calles 26 y 44 “están muy deterioradas, pero además hay mucho movimiento de cargue y descargue y si así, con menos tráfico hay trancón, no me imagino si hacen desvíos del flujo de la Carrera 1”.

Otto Rodríguez, expresidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Bueno Madrid, dice que la idea no es mala, pero “necesariamente tendrán que arreglar esas calles, porque nadie quiere meter su carro por el camino de trocha en lo que se ha convertido las vías internas de barrios como Fátima, Bueno Madrid y Berlín”.

Un vecino del barrio Bolivariano manifiesta que el problema también es de seguridad. Mucha gente evita la Calle 44 porque hay un sector complicado, de mucha delincuencia. “La gente no quiere pasar por aquí”.

Adicionalmente, la Secretaría de Tránsito hará el ejercicio de medir si se elimina el trancón de la Carrera 4, detrás del Hotel Intercontinental, en la Semana de Pascua (del 6 al 12 de abril).  Allí se eliminará el doble sentido de la Carrera 4 (Circunvalar) entre las carreras 2A y 2 Oeste y en ese tramo solo se  podrá transitar en sentido Oeste-centro. Los que vayan del centro al Oeste tendrán que ingresar por la Carrera 3.

[[nid:407005;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/03/cambios-viales-nuevos-grafico.jpg;full;{}]]

El quite al trancón

Pero además de las soluciones que plantea el Tránsito, los mismos conductores buscan vías internas de barrio, alternas a las avenidas y calles principales para salir de la congestión.

En Ciudad Jardín es muy usada la Calle 14 (la que rodea el Lago de la Babilla) para conectarse con la parte alta de Pance y ahorrarse el ‘nudo’ de la Avenida Cañasgordas.

Los que viven en el sector de Nápoles dejaron de circular por la Carrera 80 y ahora usan como vía alterna la Carrera 76 para ingresar a los barrios cercanos.

 Quienes pasan por El Ingenio también hacen uso de la Carrera 83 entre calles 13 y 25 para no padecer la congestión de la Carrera 80. 

Y los que vienen por la Carrera 66 se evitan el semáforo de la Autopista Sur doblando por la Calle 11. Otros que encontraron la forma de no hacer el cruce semaforizado de Puerto Rellena son los que vienen por la Autopista Simón Bolívar doblando por la Carrera 42 a la izquierda.

Y muchos aprovecharon la recuperación de la Calle 15, hecha por Metrocali, para evitarse los semáforos de las calles 13 y 14, en el Sur.

A falta de infraestructura nueva y con más de 600.000 vehículos circulando por Cali, la alternativa que le queda a los conductores es usar mejor las  vías, sean avenidas o la calle del frente de la casa.

¿Y el MÍO?  Para prestar el servicio  en zonas donde el transporte tradicional lo hacía, el sistema masivo ha tenido que ingresar sus vehículos (alimentadores y padrones) a las calles internas de los barrios.Pero esto ha generado la incomodidad de vecinos,  al punto que han tenido que quitar rutas, como la A23, que atendía el barrio La Flora.  ”Las quejas de los residentes eran constantes  y achicamos la ruta, que ahora solo pasa por Álamos”, dice Carlos Becerra, coordinador de planeación de rutas del MÍO. Otra ruta que saldrá, en parte por la incomodidad  que genera a algunos habitantes del barrio Cristóbal Colón es la P10A, que se atiende con bus padrón y el cual circula por la Calle 15.  “La vamos a sacar a la Calle 14,  que tiene más movimiento vehicular”, sostiene Becerra. Pero las quejas no son solamente porque el bus  pasa por frente de la casa, sino por las paradas. Un fallo de tutela obligó a quitar una parada en la Calle 52 con Carrera 4 (diagonal al centro comercial Único) porque le robaba la tranquilidad a un hogar geriátrico.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad