Conozca el duro panorama que enfrenta el Cuerpo de Bomberos de Cali

Conozca el duro panorama que enfrenta el Cuerpo de Bomberos de Cali

Junio 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

A los bomberos los consumen las deudas les deben $3.400 millones del 2011.

Cubierta por una bolsa plástica negra, como un cadáver que será transportado a la morgue, yace una de las tres máquinas especiales para apagar incendios forestales del cuerpo de Bomberos de Cali. Desde hace doce meses está en los patios, a la intemperie, porque tiene casi 20 años y está desgastada. Las otras dos máquinas están dañadas también desde hace algunos meses; los arreglos no bajan de $80 millones cada uno. Nuevas, cada una, cuestan diez veces esa cifra. En la estación de Bomberos de Alameda, los uniformes, que alguna vez fueron amarillos, hoy son de color negro, pues han estado presentes en innumerables incendios durante sus diez años de uso, pese a que lo ideal, según la norma, es que sean cambiados máximo cada tres años. Además, la estación de El Saladito permanece cerrada desde hace seis años, porque, asegura el director administrativo del Cuerpo de Bomberos de Cali, Álvaro Gutiérrez, no alcanzan los recursos para sostenerla. Tienen máquinas disponibles e instalaciones, custodiadas por un vigilante, pero no hay con qué ponerlas a marchar, cuenta. Las otras ocho estaciones funcionan con máquinas que tienen al menos 20 años de antigüedad y cuyo mantenimiento es costoso. Este organismo de socorro no recibe dinero del Municipio desde septiembre pasado, aseguran sus voceros, quienes explican que los bomberos se sostienen de ingresos que se derivan en un 60% de la sobretasa al predial, mientras que el otro 40% son recursos propios, como venta de extintores o capacitaciones.Del presupuesto total de la vigencia 2011, la Administración pasada les quedó debiendo $3.400 millones, pero que terminaron siendo $2.600 millones porque el recaudo del predial fue menos del esperado. Esta cifra aún no les ha sido girada. De este año son $7.500 millones, que según el secretario de Gobierno, Carlos José Holguín, se girarán la semana entrante.“Los bomberos son una empresa como cualquier otra y la ley se aplica para todos. Hay unos requisitos que tienen que cumplir y ellos se tardaron en hacer algunos informes, pero la voluntad de darles los recursos está”, manifestó Holguín. La preocupación crece si se tiene en cuenta que, en el último mes, el promedio de incendios forestales en Cali ha sido de uno diario. Además, el Ideam declaró alerta roja en cinco regiones del país por conflagraciones y pidió prevención para zonas como el Valle, donde las temperaturas llegan a los 36 grados centígrados. Deudas a fuego lento... “El Secretario de Gobierno ha demostrado una muy buena voluntad y está comprometido, pero al parecer sus funcionarios no trabajan al mismo ritmo de él...” opina el director operativo de los Bomberos de Cali, Alberto Hernández. Por la falta de recursos, tienen deudas en estaciones de servicio de gasolina, “porque las máquinas consumen mucho diesel”, comenta. También deudas en el pago de otras obligaciones como la ARP de los voluntarios - que están expuestos constantemente, por obvias razones, a grandes peligros. Menos mal este año no han tenido accidentes, “gracias a Dios”. Otra deuda que preocupa a los Bomberos, señala el director administrativo, Álvaro Gutiérrez, es un negocio que tienen en marcha con una empresa estadounidense para adquirir ocho máquinas nuevas, una para cada estación. Es que los insumos para los bomberos son costosos, porque casi todo se debe traer del exterior, dice. Los uniformes, por ejemplo, son resistentes a altas temperaturas y de materiales especiales. “No podemos decir que estamos en quiebra, pero sí en un momento de iliquidez”, concluye el señor Gutiérrez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad