Conozca el drama de los habitantes de Juanchito causado por las inundaciones

Conozca el drama de los habitantes de Juanchito causado por las inundaciones

Diciembre 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Conozca el drama de los habitantes de Juanchito causado por las inundaciones

Los habitantes del barrio Puerto Nuevo en Cali, y el corregimiento de Juanchito, en Candelaria, vivieron pérdida de sus enseres debido a las recientes crecidas del río Cauca.

Este sector, que comparten Cali y Candelaria, está practicamente bajo el agua. El río Cauca presentó ayer el nivel más alto de los últimos años y lo peor es que la situación no parece mejorar. Son más de 300 familias afectadas.

Esta es la tercera navidad que los habitantes de Puerto Nuevo y La Playita, ubicados en el sector de Juanchito, en Cali, se encuentran con el agua hasta el cuello. El desbordamiento del río Cauca mantiene anegadas las casas de 400 familias desde hace cuatro días.Su historia no es nueva. Se trata de un problema crónico que se presenta desde hace cinco décadas, según comentan sus propios moradores. Sin embargo, los últimos tres años han sido los más críticos. Del 2009 al 2011 se han presentado diez inundaciones, afirmó Jairo Sabala, poblador del barrio Pueblo Nuevo. Este año no ha sido la excepción. El desbordamiento del río Cauca provocó en la misma zona tres emergencias. La más grave fue la que se registró el pasado lunes, cuando el afluente superó todos los niveles históricos de su cauce. En 2011, las 400 familias damnificadas lo han perdido todo tres veces.“Se vive con lo que queda porque para qué uno compra más cosas. Antes, cuando se inundaba, el agua no se entraba a las casas. Pero ahora el río viene más fuerte y se mete y nos daña todo”, explicó Sabala.Las peticiones de los damnificados son siempre las mismas. Un mercado, una colchoneta y hasta un baño público. “Pero como siempre aquí no han traído nada. La gente no come, los niños se nos enferman. Aunque somos un barrio constituido, nadie viene por aquí”, renegó Claudia Olano. Y es que Pueblo Nuevo, aseguran, no es una invasión. Sus habitantes pagan predial y servicios públicos. Tienen escrituras que datan de hace 45 años. Todos, al unísono, reprochan ser tratados como invasores, pese a estar ubicados en la zona de protección del río Cauca.“Por eso, la solución de fondo para este problema es que nos compren nuestros predios para que nos podamos ir a un lugar digno. Porque nuestras casas no son de esterilla, sino casas de ladrillo en las que hemos invertido nuestro trabajo”, dijo Danilo Lerma, habitante de Pueblo Nuevo.Lo mismo piensan los habitantes de La Playita, aunque la diferencia es que la cien familias que viven allí invadieron los terrenos pertenecientes a la CVC. “A nosotros nadie nos dijo que no podíamos estar aquí”, explicó Guillermo Molina, líder de La Playita.Y es que la raíz del problema, como lo explican los mismos habitantes, fue la falta de control para evitar que los pobladores se ubicaran a escasos metros del Cauca.“Estas tierras se las entregaron a particulares que comenzaron a vender los predios uno a uno luego de que la CVC se los entregara”, indicó Mauricio Orejuela, líder de Puerto Nuevo.Pero voceros de la entidad lo desmienten y atribuyen este problema crónico a la falta de autoridad Municipal. “Si se hubieran hecho los controles desde un principio, no habría tanta gente en esta zona. Es necesario que salgan de inmediato por el alto riego que corren”, manifestó Samir Chavarro, Director Regional de la CVC, Palmira.Sin embargo, para reubicar a la gente se necesitan $360.000 millones para construir vivienda y otros $80.000 para subsidios. “No hay recursos para tanta gente”, manifestó Germán Libreros, Subsecretario de Vivienda. Así las cosas, los habitantes de ambos barrios seguirán siendo testigos de las inevitables inundaciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad