Conozca dónde acudir y qué hacer ante a un profesor 'cuchilla'

Julio 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Conozca dónde acudir y qué hacer ante a un profesor 'cuchilla'

Los representantes estudiantiles velan por los derechos de los estudiantes y promueven el cumplimiento de deberes. En este caso, un universitario tiene la vocería de sus compañeros.

La primera instancia es establecer un diálogo con el profesor. Vea aquí los derechos del estudiante.

Principios de 2015. Recién empezaba el  semestre cuando un día la estudiante de licenciatura en literatura no pudo entrar a clase en una universidad caleña. El  profesor había cerrado  la puerta y aunque le suplicó que le recibiera el trabajo porque  vivía en  otro municipio y por eso no llegó a tiempo, de nada sirvieron los ruegos.  Le calificó mal y allí  empezó su calvario, hasta que la frustración de perder el curso,  sumado a la inasistencia  durante una semana por enfermedad, la llevaron a un intento de suicidio. Tras recuperarse, cuenta  la amarga  experiencia, pero desde su casa, porque abandonó la universidad. Año 2012. La cantidad de estudiantes que en varias regiones del país perdieron la materia estudios culturales era abrumadora e inexplicable. Muchos tenían excelentes notas en otras  asignaturas,  por lo que enviaron repetidos derechos de petición (que fueron contestados, pero sin respuesta satisfactoria) a las directivas de la universidad virtual, mensajes a la tutora, quien era,  además,  directora de dicho  curso. Ella nunca  propició el diálogo  con sus estudiantes, como lo deben hacer todos los  docentes. Nadie atendió el clamor colectivo.   “Yo ya no sé qué hacer con usted”. “Usted no sirve para esta carrera”. “Yo a usted no lo voy  a dejar pasar”, son frases que descalifican y lastiman la   autoestima de estudiantes que cuentan la forma como han sido tratados por algunos  docentes. Al respecto, el rector de Unicauca, Juan Diego Castrillón Orrego, afirma que  “un muchacho que se vea afectado por un profesor ‘cuchilla’, hoy tiene muchas herramientas legales e institucionales para buscar una solución”.  ¿A  quién acudir? En la  Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Javeriana Cali buscan  primero  darles una suficiente inducción a los profesores para que  conozcan  la universidad, su  filosofía y  pedagogía y puedan incorporarla a su saber. “Si  bien  conocen muy bien su disciplina, se pueden presentar dificultades al  compartirla”, sostiene la  decana Alba Luz Rojas. El diálogo se establece con el estudiante y el docente,  o si la situación está muy tensa,  por aparte.  Esta institución cuenta con el programa ‘El reto de aprender’, cuya coordinadora es   Roxana Medina. Ella  explica que  analizan la forma de enseñar del profesor, que  a veces  no favorece la manera de aprender del estudiante. También, la  relación entre ambos, porque si el estudiante no lo siente cercano, puede tener  temor de preguntar en clase para evitar ser  descalificado.    Agrega que a veces los alumnos no saben identificar lo que está ocurriendo y solo refieren frases como “es que con ese profesor no puedo aprender”, pero no tienen claro por qué, entonces los acompañamos  para que puedan reconocer  la situación. En la Universidad del Valle, Univalle, la dependencia a la que se puede acudir en caso de ocurrir un caso complejo   se llama  Autoevaluación y Calidad Académica. La profesora Ana María Sanabria Rivas es la directora. La primera instancia es   establecer un diálogo con el profesor, señala. Si no es posible o no se logra un acuerdo, se debe acudir al director del programa  en el que está matriculado el alumno y/o al jefe de departamento o  escuela al que pertenece el maestro. En esas instancias se deben buscar análisis de la situación planteada, mecanismos de conciliación y estrategias para que esta no se repita. “En caso de no quedar satisfecho con los resultados, puede continuar con la queja en el Consejo de la facultad a la  que está adscrito el programa del estudiante y/o al departamento o escuela al que pertenece el profesor”. El acompañamientoCuando un estudiante va mal en una materia lo  acompañamos,  incluso, todo el semestre, dependiendo  del caso, indica Roxana Medina.  Dicho acompañamiento se da en competencias básicas como comprensión lectora, razonamiento matemático y  técnicas de estudio, para enfrentar el aprendizaje y de este modo  pueden hacer un análisis y reflexión de su práctica  de estudio e identificar qué les ocurre y cómo   avanzar en la solución, afirma   la psicóloga educativa.   Si varios pierden el curso...En Univalle se analizan las dificultades o situaciones especiales en el desarrollo de las materias.    “Cada semestre debemos entregar un informe sobre el desarrollo de cada uno de los cursos  bajo nuestra responsabilidad, en el que se deben mencionar aspectos como el número de estudiantes matriculados, el número de los que aprobaron el curso y  de los que lo  abandonaron, para que los analice el Comité de Departamento o Consejo de Escuela”, indica la profesora  Sanabria. Es fundamental que los estudiantes expresen a tiempo sus inquietudes, a veces se asustan y es cuando viene la deserción. En tanto que los padres deben entender que su labor continúa en la universidad también.  “En ningún caso hay que  huir, porque así no nos enteramos y no podemos ayudarlos oportunamente”, aconseja la decana de la Javeriana. Derechos del estudianteCuando el estudiante ingresa a la Universidad del Valle se le ofrece una charla de inducción, en la que se le ilustra sobre varios aspectos, en particular se les convida a conocer el Acuerdo 009 del Consejo Superior de 1997, reglamento estudiantil, según el cual tienen derecho a:Recibir un tratamiento respetuoso por parte de condiscípulos, directivos, profesores, empleados y trabajadores. Participar en la evaluación de los procesos pedagógicos y de enseñanza-aprendizaje. Gozar de libertad de expresión frente a la gestión académico-administrativa de la Universidad y de las actividades académicas, dentro de los principios de la Constitución, la ley y las normas de la Universidad. Recibir la información sobre la estructura académico-administrativa de la Universidad y el Reglamento Estudiantil y demás normas relativas a los procesos de formación académica. No ser objeto de discriminación de ninguna naturaleza. Y un deber de la Universidad es garantizar el ejercicio de estos derechos. Discriminación o maltrato Si este es el  caso, los padres de familia, docentes y estudiantes pueden escribir al Ministerio de Educación Nacional: Calle  43  57-14, en Bogotá o dirigirse a la   Unidad de Atención al Ciudadano. También, en la  página web, pestaña Atención al Ciudadano (se genera número de radicación para hacer seguimiento). Pueden escribir atencionalciudadano@mineducacion.gov.coLa revisión de dichos casos se direcciona al grupo de peticiones, quejas y reclamos de la subdirección de Inspección y Vigilancia del Ministerio.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad