Conozca cuáles son los síntomas de la enfermedad de Cushing

Abril 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Conozca cuáles son los síntomas de la enfermedad de Cushing

70por ciento de probabilidades de curación de la enfermedad de Cushing hay con la cirugía.

¿Tiene una rara obesidad, acné y se la pasa irritable o con ansiedad? Usted puede padecer la enfermedad de Cushing. Aquí le explicamos en qué consiste. Tome nota.

“La Enfermedad de Cushing se caracteriza por la existencia de un tumor en la glándula hipófisis (ubicada en la base del cerebro) que estimula la generación excesiva de cortisol, hormona encargada de regular el metabolismo y que a su vez mantiene las funciones cardiovasculares y la presión arterial del cuerpo. La enfermedad de Cushing se da por el aumento en los niveles de cortisol, hormona producida por las glándulas suprarrenales”, explica María Inés Toro, endocrinóloga.”El exceso de cortisol afecta todo el organismo, lo frecuente es la obesidad en forma de manzana con cara de luna, brazos y piernas delgadas y cuello de búfalo, se elevan la presión arterial y la glicemia, la piel se adelgaza y se estría, se alteran los ciclos menstruales, hay depresión, acné, fatiga, debilidad de miembros inferiores y hay riesgo de fracturas por incremento de la osteoporosis”, dice Edgard Nessim, endocrinólogo.Esta patología no es prevenible y hasta el momento tampoco se han identificado factores de riesgo asociados. La enfermedad de Cushing es degenerativa y afecta gradualmente la calidad de vida de los pacientes.”Solo hay en el mundo un medicamento aprobado para esta enfermedad y Colombia es el tercer país en latinoamérica que lo utiliza luego de México y Argentina; Brasil está próximo a incluirse. La mayoría de estudios y publicaciones sobre el tema vienen de Italia. Los especialistas encargados de manejar estos casos son los endocrinólogos”, explica William Rojas, del Hospital San José de Bogotá.“Si una persona no se trata a tiempo puede morir por diabetes descompensada, crisis hipertensiva con sus complicaciones, como hemorragias o infartos cerebrales”, dice Rojas. Anota que no hay relación con antecedentes familiares.Aunque afecta a personas en edad fertil, “la naturaleza es sabia y una mujer con Cushing no puede quedar embarazada; sin embargo, conocí el caso de una mujer que hizo Cushing durante el embarazo por incremento de hormonas, pero ella tuvo su parto, y luego de él se recuperó del síndrome”, agregó el endocrinólogo.En la actualidad los pacientes con esta enfermedad cuentan con opciones de tratamiento limitadas, siendo la cirugía la primera opción, extirpando el tumor que produce las grandes cantidades de cortisol. Sin embargo, Toro explica que si la cirugía no es exitosa o el paciente no puede ser sometido a este procedimiento y persiste el exceso de esta hormona, se debe dar tratamiento médico. Agrega que hoy en día existen opciones de tratamiento que actúan en el tumor hipofisario que causa la Enfermedad del Cushing, convirtiéndose en una alternativa para mejorar el bienestar y la calidad de vida de quienes padecen la enfermedad.Alerta: puede ser más que estrésWilliam Rojas García, endocrinólogo y miembro de la Asociación Colombiana de Endocrinología explica que “el cortisol es una hormona que producen las glándulas suprarrenales. El cortisol es la hormona que hace que el cuerpo quede metabólicamente preparado ante una situación de estrés, cualquier persona que tenga estrés alto, puede tener el cortisol alto. Metabólicamente el cortisol hace que los niveles de azúcar se mantengan un poco altos para que el músculo tenga azúcar para funcionar mejor, crea modificaciones en el sistema inmunológico para que solamente las células que van funcionar lo hagan, y las otras estén en reposo. El cortisol bloquea la absorción de calcio porque en una situación de estrés no necesita formar hueso. Aumenta la presión arterial, hace que se retenga en el riñón agua y sal porque el objetivo es que el cuerpo tenga suficiente cantidad de agua por una situación de estrés agudo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad