Conozca cómo tener hijos después de un cáncer ginecológico

Conozca cómo tener hijos después de un cáncer ginecológico

Abril 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Lorena Rosero | El País
Conozca cómo tener hijos después de un cáncer ginecológico

La prueba de Papanicoláu solo detecta el cáncer de cuello uterino. No identifica cánceres de ovario, útero, vagina o vulva. En caso de alguna molestia en sus órganos reproductores, debe ir al médico de inmediato.

La vitrificación de óvulos permite que las mujeres sometidas a tratamientos contra el cáncer ginecológico puedan tener hijos en el futuro.

Si bien el cáncer de cuello uterino es el cáncer ginecológico más conocido, no es el único que se origina en los órganos reproductores de la mujer. Según el médico internista hematooncólogo Javier Pacheco, jefe del Servicio de Oncología del Hospital San José de Bogotá, existen cuatro tipos más: cáncer de ovario, cáncer de útero, cáncer de vagina y cáncer de vulva, cuyos signos, síntomas y factores de riesgo son distintos en cada caso.Hasta hace muy poco, los tratamientos para tratar estos cánceres -radio y quimioterapia- hacían prácticamente imposible que una mujer quedara embarazada luego de terminar su tratamiento. Sin embargo, en años recientes, la vitrificación de óvulos, que consiste en su congelación y conservación, se ha convertido en una esperanza para las mujeres que padecen estas enfermedades. Este fue, justamente, uno de los temas abordados en Madrid, en el IV Congreso Internacional sobre Cáncer Ginecológico ‘Terapias emergentes’, organizado por MD Anderson Cancer Center Madrid y The University of Texas MD Anderson Cancer Center de Houston.Allí se hizo énfasis no solo en estas alternativas para conservar la fertilidad, sino en las señales de alerta que deben tener en cuentas las mujeres para ser diagnosticadas a tiempo y los nuevos tratamientos. Tome nota.SintomatologíaLos especialistas explican que cualquier lesión en la vulva, verrugas, variación en la mucosa, dolores pélvicos u otra anomalía es cuestión de consulta médica. Unos de los síntomas frecuentes del cáncer ginecológico son: “sangrado vaginal anormal (fuera del ciclo menstrual), dolor en las relaciones sexuales, dolor abdominal, cólico localizado en la parte pélvica del abdomen, obstrucción renal, manchado en la orina (dada la continuidad que hay entre la vagina y la uretra), infecciones vaginales, ardor al orinar, distensión abdominal, dolor rectal, sangrado rectal y sensación de hinchazón”. El doctor Pacheco aclara que “no todos estos síntomas pueden determinar la aparición de cáncer, pero ayudan a que se consulte al médico, que determinará el verdadero diagnóstico”.La ginecóloga oncóloga de la Fundación Valle del Lili, Heidy Ramírez, invitada al pasado congreso, asegura que el cáncer de ovario es el más peligroso de todos, porque a diferencia de los otros cánceres “no tiene ningún filtro, no hay nada que se pueda hacer previamente para saber si se tiene la enfermedad. Se le conoce como el ‘asesino silencioso’ y aparece en estados muy avanzados”. La doctora anexa que “existen diferentes tipos de cánceres de ovario que generalmente afectan a las mujeres en la postmenopausia, son más agresivos, no hay un síntoma claro, hay síntomas gastrointestinales difusos, alteración del patrón alimenticio, alteración del patrón del hábito intestinal y crecimiento del perímetro abdominal, pero nada claro”.TratamientosLuego de haber sido detectado el cáncer se debe realizar el tratamiento enseguida. Todos los cánceres ginecológicos se tratan con cirugías, radioterapia y quimioterapia. La mayoría, por lo menos el 90 % de los casos, va a necesitar quimioterapia para mejorar la supervivencia de las pacientes. ”Actualmente hay novedosos tratamientos que permiten el bloqueo de las vasculaturas anómalas (angiogénesis) o vasos sanguíneos que recubren los tumores. Estos medicamentos anti - angiogénicos han logrado mejorar en un porcentaje alto la calidad de vida de las pacientes”, explicó el doctor Antonio González, jefe del Servicio de Oncología Médica de MD Anderson Cancer Center Madrid.Uno de los nuevos tratamientos es el Bevacizumab, fármaco aprobado en protocolos internacionales. La doctora Ramírez explica que “este medicamento aumenta la sobrevida de las pacientes detectadas con cáncer. Fue creado en Estados Unidos hace ocho años, aproximadamente, y en Colombia, fue aprobado por el Invima el año pasado. En algunos casos es aplicado antes de la cirugía, cuando los tumores son muy grandes y de difícil reducción”. Dadas las bondades del Bevacizumab, se puede usar también en las pacientes que recaen.Cuidados y fertilidadDetectar el cáncer no siempre es tarea fácil. Para el doctor Pacheco “la citología es el mejor método para reconocer lesiones premalignas que pueden desembocar en cáncer de endometrio. Mientras que la ecografía transvaginal o pélvica es el único método que permite detectar el cáncer de ovario”. Por este motivo, el especialista recomienda que “los hallazgos sean revisados por especialistas, ginecólogos o ginecólogos oncólogos, debido a que no todas las alteraciones obtenidas en estos análisis pueden significar la aparición de cáncer”. El éxito de poder conservar la fertilidad depende de un diagnóstico oportuno y de un tratamiento especializado. Según el director de la Unidad de Medicina Reproductiva del Centro Médico Imbanaco Rafael Camacho “existe una técnica llamada ‘vitrificación’ que ayuda a las pacientes con cáncer (ver columna anexa)”. ”Esta es una técnica muy útil, también, para pacientes con historia familiar de falla ovárica prematura y por lo tanto con riesgo de tener dificultades para embarazarse en el futuro. Ayer la mujer con la enfermedad veía truncada la posibilidad de procrear vida, hoy está en nuestras manos la posibilidad de la vida, más allá del cáncer”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad