¿Conoce usted la historia detrás de los nombres de las calles de Cali?

¿Conoce usted la historia detrás de los nombres de las calles de Cali?

Julio 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Andrés Felipe Carmona Barrero | Reportero El País

La Calle 5 tiene tres nombres, uno de ellos es la Avenida Tres de Julio, sin embargo, esta vía solo es una de las 142 avenidas cuyos nombres quedaron en el olvido. ¿Por qué?, académicos lo explican.

 ¿Sabía usted que la Calle 5 también tiene otros dos nombres como Avenida Alfonso Bonilla Aragón y Manuel Santiago Vallecilla? o que la Calle 9 en algunos tramos se llama Avenida del Hipódromo y en otros sectores Joaquín Borrero Sinisterra.  En la ciudad muchas personas lo ignoran. En Cali hay aproximadamente un registro de 142 calles que tienen nombres, las primeras de ellas datan del Siglo XIX, donde las  ‘bautizaban’ por tradición oral o actividades económicas de la época.     Vea en imágenes la transformación de la Avenida Tres de Julio en Cali.  “Muchas de esas calles provienen de la época colonial. Tenemos la Calle de Buenaventura, se llama así porque era la salida al Pacífico, hoy en día es la Carrera 4. Luego aparece la Calle del Comercio, actual Carrera 5, porque aquí se enfocaban los negocios de la ciudad”, explica Ricardo León Ramírez, investigador de la historia de Cali.  Explica también que la Calle del General Cabal es la Calle 7; la Calle 12 es la Calle del Puente porque fue epicentro del comercio de los inmigrantes libaneses.  “Otra es la Calle Real o de Los Caballos, ubicada en el barrio San Nicolás, entre las calles 17 y 18. Se le llamaba así por la ubicación de una escultura en la azotea de la residencia de un concejal llamado Juan Quintero”, dice León Ramírez. Las calles se llamaron así porque  la ciudad era muy pequeña durante todo el Siglo XIX y hasta 1928, año en el que Cali tenía 75.670 habitantes, según el libro ‘Historia de Cali en el Siglo 20’, del autor Édgar Vásquez.  Descargue aquí un listado con los 142 nombres que tienen diferentes vías de Cali. En la segunda década del Siglo XX, las vías y calles de la ciudad empezaron a tener nombres mediante acuerdos municipales del Concejo de Cali.  [[nid:449577;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/07/carrera-1-interna.jpg;left;{Año de 1960: Carrera 1a (Avenida Rafael Uribe Uribe) con Calle 15, primera glorieta que se construyó Cali. Hoy en la zona hay un puente vehicular.Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero y Archivo del Patrimonio Fotográfico y Fílmico del Valle del Cauca.}]]La primera avenida de la ciudad fue la Carrera 1, nombrada Avenida Rafael Uribe Uribe desde La Ermita hasta la Calle 25.  Así lo confirma Rafael H. Salazar, miembro de la Academia de Historia del Valle, quien explica que “le pusieron así porque acaba de ser asesinado Uribe Uribe (1914) de un hachazo cuando salía del Capitolio Nacional en Bogotá”.   Muchos caleños, que transitan a diario por esta importante vía, no la identifican con este nombre, simplemente le llaman Carrera 1.  Años más adelante, esta avenida es ampliada con el tramo entre la Calle 25 hasta el Paso del Comercio y recibe el nombre de Avenida Panamericana, según Acuerdo 48 de 1968.  Otra de las vías históricas de la ciudad es la Calle 25, la cual fue abierta al público para por los  años de la Carrera 1.  En un comienzo fue conocida como Avenida de Las Palmas pero luego pasó a ser  Miguel López Muñoz, en honor   al primer alcalde de Cali.   “Se llamó Avenida de Las Palmas porque a alguien se le ocurrió sembrar las palmeras en una vía que para entonces era el desembotellamiento del tránsito que venía de la Carera 1 hacia la Carrera 8 para la salida a Candelaria”, explica Salazar.   Hacia el sur de Cali, justo a un lado del Club Noel, está la Avenida Óscar Rizo (Carrera 22), que arranca en la Calle 5 y termina en  la Calle 3 Oeste en la Institución Educativa Escuela Normal Superior Farallones De Cali.  De acuerdo con habitantes del sector, lleva este nombre en honor al ingeniero Rizo que trabajó en el Municipio hace más de 70 años.    [[nid:449460;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/07/avenida-oscar-rizo-interna.jpg;left;{En esta imagen se puede apreciar la Avenida Óscar Rizo (Carrera 22) en el año de 1988. Esta vía arranca en la Calle 5 y termina en la Calle 3 Oeste en la Institución Educativa Escuela Normal...Archivo El País}]]Según Orlando Vargas, habitante del barrio Libertadores, Rizo sembró las palmeras que adornan esta avenida y que por muchos años han sido el símbolo de esta calle.    “Plantaron las palmas a lado y lado pero como bajaba agua de los tanques de San Antonio tocó tumbarlas y por eso ahora solo están en un lado”, dijo Vargas. Pedron Nel Bastidas, de 83 años y vecino de toda la vida de este sector, dice que era una vía estrecha por la que corría el  agua y se formaban charcos, aprovechados por los jóvenes de la época. Muy cerca de ahí, está la Calle 5, la cual recibe los nombres de Avenida Manuel Santiago Vallecilla desde la Carrera 1 hasta Carrera 15, para luego seguir hasta la Carrera 36 como Avenida Tres de Julio. Desde la Carrera 24 hasta la Universidad del Valle, sede Meléndez, se llama Avenida Alfonso Bonilla Aragón.   Otra de las avenidas con nombre es la Pasoancho, que va desde la Autopista Suroriental hasta la Carrera 100, en el sur de Cali. [[nid:449580;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/07/avenida-pasoancho-interna.jpg;left;{Avenida Pasoancho o Libardo Lozano Guerrero a la altura de la Carrera 50, durante fase de pavimentación en 1992. Archivo El País}]]Mediante Acuerdo Municipal número 36 de 1986, firmado por Vicente Borrero Restrepo, alcalde de Cali para entonces, esta calle de la ciudad recibió el nombre de Avenida Libardo Lozano Guerrero, con ocasión de los 450 años de la ciudad.    [[nid:449583;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/07/avenida-belalcazar-interna.jpg;right;{En esta imagen se puede apreciar la Avenida Belalcázar en el año de 1955.Esta vía data de 1937 y es la prolongación de la antigua Avenida Boyacá,abierta al público en 1919 y cuyo nombre ya no existe.Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero y Archivo del Patrimonio Fotográfico y Fílmico del Valle del Cauca}]]La actual Carrera 5 Oeste tiene el nombre de Avenida Belalcázar, otorgado con motivo del monumento a  Sebastián de Belalcázar, fundador de Cali, en 1937. Antes se llamaba Avenida Boyacá.  En Cali tenemos avenidas con nombres de países latinoamericanos, como es la Avenida República de Chile, actual Calle 70. También la Avenida de las Ciudades Confederadas (Calle 15), Avenida Eustaquio Palacios (Carrera 52), Avenida Ignacio Palau Valenzuela ( Avenida 3 Oeste), Avenida General Eliseo Payán (Carrera 10) y Rubén Orozco Micolta ( Calle 44), por mencionar solo unos.   Descargue aquí el archivo comprimido con 18 acuerdos del Concejo de Cali donde se le da nombre a diferentes vías de la ciudad.  Pero, ¿por qué ponerle nombres a las avenidas en la ciudad? Esta es una tradición heredada de la cultura española, donde las calles recibían nombres de acuerdo a las actividades que se desarrollaran en los lugares, de ahí los nombres como la  Calle Real, actual Carrera 4 entre calles 17 y 18. ¿Por qué la ‘amnesia’ de los caleños con los nombres de las vías? Hoy en día ubicar una dirección con el nombre de Avenida Rubén Orozco Micolta, Avenida Tequendama, Avenida Nueva Granada o Avenida de Antioquia,  no es posible para muchos caleños, por no decir todos.   “Uno de los problemas de la relación entre habitantes y ciudad es la pérdida de identidad de las vías, por eso, estudiar su toponimia (origen y significado de los nombres propios) es importantísimo”,  dice Carlos Enrique Botero Restrepo, arquitecto de la Universidad del Valle.Y es que según explica, la primera de las razones tiene que ver con la falta de arraigo por la ciudad.  “La mayoría somos inmigrantes, no somos raizales. Podría hacer un listado de miles de habitantes que vienen de Tolima, Antioquia, Nariño y Chocó. Yo creo que los nacidos en Cali, raizales, no llegan al 10%”, explica Botero Restrepo.  La explicación es sencilla: Cali, durante su historia, ha sido ciudad receptora de miles de personas que salen huyendo de sus territorios por el conflicto armado, situaciones laborales o por familia, lo que lleva a la pérdida de costumbres en la ciudad.    “Estudios del Centro de Investigaciones, Territorio, Construcción y Espacio, Citce, de la Universidad del Valle, explican que Tumaco hace muchos años era el ‘barrio’ mas grande de Cali porque encontraron una relación de habitantes de allá con familiares que tenían en la capital del Valle. Igual pasa con Buenaventura”, dice el docente de Univalle.  Otra de las explicaciones al por qué del olvido de los nombres en la retentiva del caleño, tiene que ver con un fenómeno de movilidad interna urbana que se presenta en la ciudad desde hace más de cincuenta años.  “Otro estudio del Citce, realizado en los años 60’s, explicaba que los que llegaban de otras partes del país a Cali se radicaban en un primer barrio de la ciudad, pero  cuando ya empezaban a trabajar alquilaban un apartamento en otro sector, y después en otro, y otro, eso se llama movilidad interna urbana”, dijo Botero Restrepo.  Cuenta que hacia los años 70’s en Santa Mónica y Versalles se empezaron a reemplazar las casas tradicionales del Cali Viejo para construir apartamentos, donde vivieron por mucho tiempo las familias adineradas de la ciudad, pero luego migraron a Pance, solo por mencionar un ejemplo.   Otra de las razones tendría que ver con un estudio contratado en 1970 para la actualización de la nomenclatura, pero que finalmente no se ejecutó por problemas de presupuesto. Nomenclatura de la ciudad: 1924, 1947 y 1964. Producto de la modernidad, que como a las ciudades tarde o temprano les llega, los nombres de las calles y avenidas se han perdido del imaginario caleño, pero   no es tarde para conocer la historia detrás cada una. 

Datos para tener en cuenta: Algunas direcciones donde hay placas con nombres de calles: Calle 44 con Carrera 18; Calle 9 con Carrera 15;  Pasoancho con Carrera 42Bis y Calle 25 con Carrera 32.  

La ciudad formó su primera nomenclatura en 1924 mediante Acuerdo 37  del Concejo de Cali. En este, se ordena identificar calles, carreras y viviendas.

Las primeras placas de las nomenclaturas eran elaboradas en hierro esmaltado de color azul, con letrero blanco y de 0,50 cm de alto por 0,25 de ancho, según el Concejo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad