Conducir borracho es una osadía que puede salir muy cara

Febrero 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Conducir borracho es una osadía que puede salir muy cara

No sólo se pone en riesgo las vidas de peatones, conductor y pasajeros, sino por los costos que puede representar. Y es que la multa, la grúa, el tiempo de parqueo y la papelería para adelantar los trámites pueden sumar hasta $1.100.000.

Conducir en estado de embriaguez es una osadía que puede resultar muy cara, no sólo por el riesgo en que se ponen las vidas de peatones, conductor y pasajeros, sino por los costos que puede representar. Y es que la multa, la grúa, el tiempo de parqueo y la papelería para adelantar los trámites pueden sumar hasta $1.100.000. Solamente en los primeros 31 días de este 2011, la Policía de Carreteras del Valle del Cauca sorprendió en las vías de la región a 340 personas conduciendo borrachas. Ello representa $343 millones. A todos esos conductores se les inmovilizó el automotor.El mayor Saúl Carrillo, comandante de la Policía de Carreteras, comentó que muchas personas, en su afán de evitar esos largos y costosos procesos, acuden a acciones de hecho: “Intentan quemar los carros o las motos, dicen que son hasta familia del Presidente, agreden a los uniformados y cometen otro tipo de actos, pero nosotros ya nos acostumbramos hasta a las amenazas y simplemente hacemos nuestro trabajo”.El oficial sostuvo que la imprudencia de muchas personas también le resulta costosa a la Nación. Afirmó que en un puesto de control se requieren por lo menos 20 uniformados, además de los alcohosensores (cada uno cuesta ocho millones, sin contar el mantenimiento) y la boquilla para hacer la prueba vale $1.200 y es desechable.“No debemos olvidar los convenios que hacemos con entidades privadas del país y del exterior para capacitacitar a los policías”, agregó Carrillo.Adalbert Clavijo, jefe de Guardas de la Secretaría de Tránsito de Cali, agregó que la irresponsabilidad también genera ‘pérdida’ excesiva de tiempo.“Un guarda que acude a un accidente donde hay implicado un borracho se demora en promedio dos horas en la diligencia entre ir al sitio y desplazarse al hospital para hacer el reporte. Ni contar el tiempo cuando de por medio hay un muerto”, señaló Clavijo.El guarda informa que en Cali, en enero, 75 personas fueron multadas por conducir embriagadas. En el mismo mes del 2010, fueron 89.Algunos infractores aprenden de la experiencia. Alberto Saavedra aseguró que no volverá a tomarse un trago mientras tenga que manejar un vehículo.“Estuve dos años sin licencia y fuera de eso, cuando se cumplió el tiempo de la sanción tuve que pagar otra vez por el documento porque no sabía cómo era el trámite. Pagué la multa y gasté plata en otras cosas y eso que yo no fui el que ocasionó el accidente, aunque sí estaba borracho”, narró Saavedra.Olmedo Galíndez no aprendió. Fue sorprendido con grado uno de alcohol una vez. Sólo le retuvieron el pase mientras cancelaba la multa. Luego, dos meses después, cometió la misma infracción y por ser reincidente se quedó sin licencia durante tres años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad