Con una canción, niñas caleñas lanzan un 'SOS' por el medio ambiente

Noviembre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Con Funk y Rap, la Academia Sinfonía de Cali busca crear conciencia ambiental. Las pequeñas caleñas son finalistas del Eco Fesstival 2012, organizado la Fundación Siembra Colombia.

“Hay mucho por hacer. Debemos actuar ya. La tierra está sufriendo, no para de llorar...”Las voces de niños caleños entonan una melodía en la que ellos mismos lanzan un llamado de atención a los adultos: No destruir más a la Tierra para que las próximas generaciones puedan disfrutarla. La canción se llama ‘SOS por el Planeta’ y es interpretada por estudiantes de la academia musical caleña Sinfonía. Al compás de ritmos pegajosos como el funk y el rap, compite este sábado por el primer lugar en el Festival de la Canción Ecológica Eco Fesstival 2012, organizado la Fundación Siembra Colombia.Se trata de una iniciativa que convocó a autores, compositores e intérpretes de todos los géneros musicales del país para exponer sus creaciones con mensajes ecológicos. Al medio día de este sábado, en la capital del país, el grupo caleño se presentará junto a siete agrupaciones bogotanas que pasaron a la final, gracias a esta canción en la que se resalta que es necesario hacer algo para evitar que la naturaleza se agote.Génesis del mensaje“En busca del progreso trajimos el dolor, con la naturaleza no tuvimos compasión. El verde de los bosques poco a poco se acabó, y las estaciones ya no tienen control...”Era marzo del 2012 y en Colombia se vivían los estragos de una cruda ola invernal. Un motivo de inspiración suficiente para que Mónica Kremer comenzara a componer la canción.“Tuvimos dos años de invierno, vimos sequías y catástrofes mundiales. La locura de las estaciones climáticas, la tala de árboles... ¿Qué les va a quedar a los hijos de los hijos de nuestros hijos?”, se preguntaba en ese entonces la comunicadora social, cantante y directora administrativa de Sinfonía-Academia Musical de Cali.Así nació ‘SOS Por el Planeta’, que se convirtió en un musical, que al tiempo fue el proyecto de graduación para varios niños de la academia que reciben formación en técnica vocal, baile e instrumentos.Son cuatro minutos de melodía en los que retumban batería, piano, bajo y panderetas para hacer un llamado constante, en voces femeninas y lírica juvenil, a impulsar la causa ambiental.“Para esta canción no queríamos utilizar los ritmos tradicionales. Buscábamos algo rítmico, pegajoso. Cuando le pusimos la música era pensando en la puesta en escena de los niños”, dijo Alejandro Coello, director musical de Sinfonía, y responsable de los arreglos musicales.“Cruzándonos de brazos, no habrá nada que dar, a los niños que crecen ni a los que llegarán. La tierra nos dio tanto, sin pedir nada más, cuidemos el planeta, hoy es tiempo de actuar.”...El musical fue un éxito y se pensó en reproducir el mensaje ambiental en otros escenarios. “Vimos muchas convocatorias en otros países, pero en Colombia, muy pocas, faltan espacios para este tema. Encontramos la de Eco Fesstival. Nos inscribimos para que el mensaje toque a más personas”, dijo Mónica Kremer.“Esta canción es una forma para que la gente se de cuenta que nuestra planeta es algo hermoso y ahora está horrible. Cada vez que canto es para que los adultos nos ayuden a salvarlo” dice María Alejandra Tabima, de 11 años y una de las integrantes de ‘Sinfonía Coral Group’, nacido al interior de la academia, que subirá hoy a cantar por el medio ambiente en escenario capitalino.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad