Con normalidad, trascurrieron marchas y protestas este jueves en las calles de Cali

Noviembre 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El Sena, Icbf, magisterio y transportadores se movilizaron durante la mañana por varias vías principales de la capital del Valle del Cauca.

Cali vivió este jueves una jornada de marchas pacíficas protagonizada por estudiantes y trabajadores del Sena, miembros del Icbf y el magisterio, madres comunitarias y transportadores, con múltiples propósitos.Más de 2.500 personas se movilizaron durante la mañana por las calles de la ciudad en rechazo a la reforma tributaria, el mal servicio de salud para los miembros del magisterio y el incumplimiento de acuerdos por parte del Ministerio de Educación.A estas protestas también se sumaron algunos transportadores de Cali, quienes se volcaron a las calles con el argumento de que a la Alcaldía le ha faltado voluntad para negociar la salida de buses tradicionales.Desde la sede del Sena ubicada en la calle 52 con carrera 2Bis, barrio Salomia, norte de Cali, arrancó la primera marcha hacia las 8:15 de la mañana con destino a la Plazoleta de San Francisco, centro de la ciudad.Rodrigo Arcila, presidente del Sindicato de Trabajadores del Sena (Sindesena), afirmó que la movilización era contra la reforma tributaria radicada por el Gobierno Nacional ante el Congreso de la República, al cual se le exige que no la apruebe."Exigimos al Congreso que vote en contra de esta reforma que es lesiva para el pueblo colombiano y sobre todo los ciudadanos pobres, pues esta acaba con los parafiscales que son los recursos destinados para el Sena y el Icbf", dijo Arcila.Anotó que, con ese propósito, el pasado 30 de octubre en Bogotá se radicaron 1.675.000 firmas en el Congreso con la presencia de más de 10 mil personas en la plaza de Bolívar.El recorrido de esta marcha comprendió la calle 52, carrera 5N, calle 34, avenida 3N, avenida de Las Américas, avenida 2N, calle 8, y carrera 9 hasta la Plazoleta de San Francisco, donde culminó hacia las 11:30 de la mañana.A esta movilización se suma la del magisterio, cuyo punto de partida fue la clínica El Bosque, ubicada en el barrio Tequendama, sur de Cali, para avanzar por la calle 5, carrera 10, y calle 9."Exigimos respeto al régimen de salud del magisterio, quien no está haciendo atendido debidamente, ya que existe represamiento en la atención, donde los usuarios deben esperar hasta 3 horas para lograr una cita, que luego la dan para 3 ó 5 días", dijo Hernando Rengifo, secretario de la Central Unitaria de Trabajadores en el Valle del Cauca.Agregó que tamién se reclama el incumplimiento por parte del Ministerio de Educación a los acuerdos contemplados en la comisión conformada por Fecode, congresistas y representantes de esa cartera.Entre esos acuerdos, según Rengifo, está el pago de primas extralegales y de servicio, la reforma a la educación superior, la privatización y la convocatoria a un concurso de méritos para la profesión docente. Esto último, indicó el secretario de la CUT, "para que la educación no se convierta en escampadero de desempleados de otras profesiones".Por otro lado, un grupo integrado por menos de 300 transportadores de Cali partieron hacia las 9:30 de la mañana desde el Parque de la Banderas, ubicado en la calle 5 con carrera 34, también en el sur de la ciudad, con destino al Centro Adminitrativo Municipal, CAM.Según Miguel Ángel Victoria, presidente de la Asociación de Pequeños Transportadores de Cali (Asoprotrans), mediante esta protesta se le exige a la Alcaldía de Cali que reanude la mesa de negociación para la salida de buses tradicionales que le debe dar paso al MÍO, la cual permanece suspendida desde el mes pasado."En este momento hay al menos 600 buses fuera de las calles y mucha gente sin qué comer, porque no tienen trabajo y tampoco se les han comprado sus vehículos", anotó el líder de los transportadores, al señalar que la recorrido contempla la calle 5, carrera 15, calle 15 y avenida 2N hasta el CAM.Entretanto, la Alcaldía de Cali anunció que esta marcha de transportadores no estaba autorizada y había puntualizado que quien obstruyera la vía pública sería detenido.Sin embargo, las autoridades reportaron normalidad en el desarrollo de las movilizaciones, que culminaron en su totalidad hacia la 1:00 de la tarde. La Policía y agentes de tránsito acompañaron las marchas para hacer desvíos y evitar alteraciones del orden público.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad