“Con la propuesta del peaje, Jamundí se siente atropellada”: alcalde de Jamundí

Febrero 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Luz Jenny Aguirre | Editora de Entorno

El alcalde de Jamundí, Jhon Fredy Pimentel, dice que Cali no tiene una visión de región a la hora de estudiar la propuesta de peajes en sus acceso por el Sur.

Pasacalles, afiches en los carros y hasta camisetas con el mensaje ‘NO al peaje’ se ven por todo Jamundí. Puede que el proyecto que estudia Cali, de ejecutar con un privado el Plan Maestro de Vías para el Sur (financiado con peaje) sea de momento una simple propuesta. Pero en el municipio vecino la sola idea ha causado revuelo, empezando por el alcalde Jhon Freddy Pimentel. Es que “cuando el río suena, piedras trae...”, dice. Lea también: “No se puede estigmatizar la idea de un peaje”: secretario de TránsitoAfirma que si es necesario liderará una protesta en Cali para evitar que el peaje sea una realidad. Y confiesa que (al menos hasta el viernes) no había podido hablar con Rodrigo Guerrero sobre este tema. ¿Usted ya conocía de esta idea que está contemplando Cali? Conocemos de la problemática de movilidad, pero nunca de la iniciativa bajo la figura de Alianza Público Privada (APP). Estamos sorprendidos porque llevamos más de un año y pico trabajando con el G11 y dentro de lo que hemos discutido están los problemas de movilidad. El G11 lo ha promovido el mismo gobierno caleño. Hemos hablado de la prolongación de la Ciudad de Cali, de la ampliación de la Cañasgordas y de la Panamericana. Todos aunando esfuerzos para que eso quede en el Contrato Plan. No entendemos por qué si venimos trabajando en proyectos de región para cargárselos al Gobierno Nacional, ahora se habla de una propuesta privada que generará un impacto social gravísimo. Si es así, ¿cómo se entera usted de esta iniciativa?Nunca fui notificado. Me entero por declaraciones de funcionarios de Cali en El País y del Alcalde en televisión. A él ya le hemos oficiado para que nos diga en qué consiste esto. Somos respetuosos de la autonomía del alcalde Guerrero en su territorio, pero estamos hablando de vías nacionales, de área metropolitana, área de integración. Somos vecinos y uno con los vecinos tiene las mejores relaciones. Jamundí, con esa propuesta, se siente atropellada. Como se atropella a los cientos de caleños que viven acá. La invitación es a que sigamos trabajando en el G11, porque sino no tendría sentido seguir allí. ¿Entonces para qué llevamos un año construyendo una propuesta y yendo a los concejos a pedir facultades? La Alcaldía de Cali ha hecho énfasis en que esto no es una decisión, que apenas se está estudiando...Como decían los viejos: “cuando el río suena, piedras trae...” Nosotros queremos salirle al paso a esto.¿Existe la posibilidad de que Cali y Jamundí se sienten a hablar de este proyecto, pensando en que, por ejemplo, no todas las vías de acceso tengan el peaje?Como alcalde y ciudadano del área metropolitana voy a liderar en todas las instancias que me sea posible la defensa de los que ven inviable la figura de la APP. Es decir, es un no radical..No es no. Y si tengo que liderar un proceso en Cali desde el punto de vista social, como alcalde o ex alcalde, lo haré, una vez termine mi periodo. Esta alternativa que plantea el gobierno caleño va a generar un caos. Mejor exijamos al Presidente la República un el cumplimiento del Contrato Plan. Entonces el G11 es una figura decorativa...Por eso estoy sorprendido con las declaraciones del doctor Rodrigo, al pensar en esa posibilidad, cuando no la han socializado. La última junta del G11 fue en Jamundí y quedó entre los acuerdos priorizar la interlocución de la movilidad con el vecino municipio y que los proyectos quedaran en el Contrato Plan. ¿Cali no está actuando con visión de región?No, se centralizó en una decisión parcializada, interna. Para unos temas nos llaman a que hablemos de región, pero para otros se toman unas decisiones internas que afectan la región. El doctor Guerrero debe convocar a todos los miembros del área metropolitana a que unamos en un escenario a los congresistas y al Presidente para exigir el Contrato Plan.¿Usted sí le ve futuro a ese Contrato Plan?Tenemos que perseverar. El Gobierno está en deuda y tirar la toalla no es la mejor opción.Después de desatada esta polémica, ¿ha hablado con el alcalde Guerrero?No he tenido la fortuna de comunicarme con el doctor Rodrigo Guerrero, mi compañero de trabajo, mi colega. Le he llamado y no ha sido posible la comunicación, le he escrito y aún no ha tenido respuesta (al viernes). ¿A qué mecanismos acudirá usted para la oposición al posible peaje?Solicitar respetuosamente al alcalde Guerrero que replantee la situación. El sabe que venimos trabajando en esa dinámica con el G11 y como hombre sabio y conciliador comprenderá que buscar esa iniciativa no solo generaría un impacto social gravísimo, sino que atentaría contra el bolsillo de cientos de personas. Lo otro es seguir exigiendo que se cumpla con el Contrato Plan. De persistir en esta idea estaremos trabajando no solo en Jamundí sino en Cali mediante audiencias públicas, con la promoción de un cabildo abierto interno o presentándonos con el Concejo de Cali para tener esta discusión. Sabemos que Cali aprobó su POT y se habilita gran parte del desarrollo hacia el sur de la ciudad, sabemos que debemos mejorar la movilidad. Podemos asumir el reto de exigirles a quienes vayan a invertir (como lo hemos hecho en sectores de Jamundí), que carguen con parte de la ampliación de las vías. ¿Entonces hay que exigirles más a las constructoras?En esa tónica también se puede tener una herramienta. Hay proyectos como de esa zona franca Zona América, que de una u otra forma va a generar un sinnúmero de empleos y van a aumentar aún más el colapso que hay en la movilidad. Por eso entendemos que los que tengan que ver con eso deben también aportarle a la ciudad en materia de disponer de recursos para compensar todas sus inversiones y generación de empleo que allí se dará. Que se toquen el bolsillo los desarrolladores de los proyectos que van a generar unas altas inversiones y unas altas rentabilidades en materia urbanística y empresarial, pero que no le carguen eso a los usuarios. Respeto las decisiones de Cali, pero voy a estar muy atento, liderando un proceso ciudadano en ese sentido.Ese proceso ciudadano sin duda arrastra mucha gente. Fácilmente se puede pensar que con esto usted lo que está haciendo es populismo...En lo público uno peca por omisión o extralimitación. Como primera autoridad del Municipio yo me debo pronunciar, es mi obligación. No me puedo quedar callado, alguien lo tiene que hacer. Y fue el alcalde Rodrigo Guerrero el que dijo que va a buscar la viabilidad de este proyecto y yo, como alcalde, también hoy respondo que no lo considero viable. Por eso la invitación es a que la población caleña acompañe el proceso, no solo en cabeza mía sino a través de unos comités o audiencias.Usted dice que Jamundí ha crecido en los últimos años como ningún otro municipio...Hemos recibido con beneplácito a todos los que vengan a vivir a la Perla Final del Valle, a la tierra del cholado. Por eso, un municipio tan atractivo como este no debe tener restricciones en materia de movilidad. La gente va a terminar comiéndose el cholado más caro del mundo, si ponen peaje. Jamundí tenía 68.000 habitantes hace 5 años. Hoy estamos por encima de los 140.000. Hoy tenemos casi 40 nuevas propuestas de proyectos urbanísticos, que van a generar que Jamundí en los próximos 6 años esté por encima de los 200.000 habitantes.En esa medida, ya debería estarse haciendo algo, no solo en materia de vías, sino con miras a una integración con el sistema MÍO, pero no ha pasado nada... Hemos venido trabajando de la mano con el transporte intermunicipal, Transur y Montebello, exigiendo el aval de la ruta circular con Metrocali, a lo que el Gobierno caleño ha sido receptivo. Ya sabemos que se habló de la unificación de la tarifa, hoy dependemos del Ministerio.Una de las críticas que se hace al asunto de la movilidad entre ambas ciudades es el escaso control de Jamundí a la piratería...Es de parte y parte. Aquí tenemos que reconocer que hoy hay un transporte informal activo, que viene prestando un servicio a los usuarios entre Cali y Jamundí. Cuando salen del puente del río Jamundí es el vecino municipio el que debe estar también atento a los controles. Sin embargo, reconocemos que dada la no articulación del Masivo con nuestro municipio, se viene generando esto.¿Quiere decir que de alguna manera toca ser permisivo porque no hay opciones?Lo que tenemos claro es que hay un problema de movilidad en el sentido de que el transporte intermunicipal tiene una ruta determinada, la cual no es el destino final de los jamundeños. Es muy atractivo que algunos de los ciudadanos hayan adoptado esto y tengan como alternativa usar esta modalidad de transporte, que vuelvo y le digo, a quien le corresponde el control es a Cali, en los sectores donde se está viniendo la gente. ¿Entonces se hacen o no operativos en Jamundí?Los hemos venido haciendo, se han realizado algunos operativos, pero ha sido muy difícil controlarlos. Como primera autoridad debo hacerlos. Es difícil debido a que el usuario los prefiere. Si tienes un carro X y tus vecinos quieren ir a la universidad, pues te vas con ellos. ¿Quién controla este tema que es circunstancial u ocasional?

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad