Comprarán buses para completar la flota del MÍO

Comprarán buses para completar la flota del MÍO

Junio 11, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Comprarán buses para completar la flota del MÍO

Los 164 buses de la flota de Unimetro están parados desde el pasado 21 de mayo en los patios de Puerto Mallarino.

Metrocali comprará 46 buses para completar la flota del MÍO, usando los $40.000 millones del fondo transitorio reembolsable propuesto hace dos meses y que tiene como propósito aliviar la crisis del sistema.

Metrocali comprará 46 buses para completar la flota del MÍO, usando los $40.000 millones del fondo transitorio reembolsable propuesto hace dos meses y que tiene como propósito aliviar la crisis del sistema.

De esos 46 buses, el ente gestor del MÍO entregaría 31 a ETM, único operador al que le falta flota, y los 15 restantes serían destinados para reemplazar vehículos de los diferentes operadores que están en condiciones críticas.

Lea también: ¿Qué viene para el MÍO con la salida de Unimetro?

El anuncio lo hizo el presidente de Metrocali, Armando Garrido, quien no se atrevió a dar una fecha de compra de los buses, pero advirtió que es una solución que debe estar lista a más tardar en diciembre de este año.

Metrocali compraría los buses y los entregaría a los operadores que los necesitan, quienes a futuro deberán pagar los vehículos con los recursos que arroja la operación del sistema.

Cabe recordar que en abril el alcalde Norman Maurice Armitage anunció que esos $40.000 millones provendrán  de los recursos del Municipio y serían utilizados para darle operatividad a la flota que no sale por los problemas financieros de los operadores del MÍO.

Lea también: Alcalde de Cali anuncia recursos por $40 mil millones para el MÍO

En ese momento se dijo que con esos recursos se arreglarían los buses, se instalarían equipos de recaudo, se compraría gasolina y repuestos e incluso se contemplaba la posibilidad de adquirir más vehículos.

Frank Mosquera, miembro de la junta directiva de ETM, dijo que “debido a las restricciones que el sistema financiero ha decidido imponer al sistema en la colocación de recursos frescos, Metrocali podría suplir esa pequeña cantidad  de dinero y después nosotros entraríamos a pagar  el préstamo que nos hagan”.

Mosquera dijo que los 31 buses que recibiría de parte de Metrocali podrían equivaler a unos $15.000 millones.

La otra cara de Unimetro

En el limbo dicen sentirse los pequeños transportadores dueños del 25 % del concesionario Unimetro (son 500), tras la decisión de Metrocali de cancelar de forma anticipada el contrato con ese operador del MÍO debido a que dicho operador cumplió  quince quincenas calificado con un nivel deficiente en la prestación de su servicio.

Dicen que la decisión  del ente gestor del MÍO es “arbitraria” y que finiquitar el vínculo contractual entre las partes no es la solución para paliar la crisis financiera y de servicio que atraviesa el sistema de transporte masivo de la ciudad.   

Lea también: Metrocali cancela contrato con Unimetro y ya busca nuevo operador

Javier Matabajoy, uno de los pequeños accionistas de Unimetro, dijo que “aquí hay una persecución contra el operador más pequeño, cuando la realidad es que ha faltado voluntad política para sacar el MÍO adelante. No hay control en las calles para eliminar el transporte tradicional ni los carros ‘piratas’, en lo mismo están los taxis y los buses intermunicipales. Solo en los mototaxistas tenemos 250.000 pasajes de los que le hacen falta al sistema y el Tránsito no hace nada por sacarlos de las calles”.

Matabajoy insistió en que “nuestros buses llevan seis años rodando y Metrocali  solo ha pagado la mitad de las tarifas licitadas al inicio del contrato. Así era imposible que lograrámos sobrevivir porque no tenemos músculo financiero y eso, sumado a las pérdidas, nos vuelve incapaces de ponernos al día con los bancos”.

Según cuentas del gerente de Unimetro, Sebastián Nieto, el operador tiene pérdidas anuales por $12.000 millones. Además,  los pasivos de la empresa son de $132.000 millones, de los cuales $102.000 millones corresponden a compromisos con entidades bancarias y los $30.000 restantes a obligaciones con proveedores.

En ese sentido, Félix Mateus, quien tiene 178.900 acciones en Unimetro, dijo que “en un principio los pequeños socios entregamos 4500 carros y creímos en el sistema. Bien o mal logramos sostener la empresa a punto de capitalizaciones durante todo este tiempo, pero ahora quedamos en el aire y perdimos todo nuestro capital semilla y  patrimonio”. 

 Mateus remarcó que “no se entiende cómo dejan a la ciudad sin un operador, en lugar de aplicar las recomendaciones del Departamento Nacional de Planeación para subir más gente al sistema e inyectarle recursos para sacarlo adelante”.

Matabajoy afirmó que los accionistas darán una pelea jurídica, “pero si ya lo vamos a perder todo, nos empezaremos a organizar para ver qué vías de hecho tomamos para hacer valer nuestros derechos”.

No obstante, el gerente de Unimetro, Sebastián Nieto, indicó que todavía no ha sido notificado de la decisión del ente gestor del MÍO y que cuando lo haga, interpondrá los recursos legales a los que haya lugar.

Sanción de la  Superintendencia

La Superintendencia de Puertos y Transporte impuso una sanción al gerente de Unimetro,  Sebastián Nieto, debido a “los constantes incumplimientos” del funcionario para presentar un plan de mejoramiento para subsanar las dificultades en la prestación del servicio. La multa  asciende a $6 millones.

Nieto indicó que “esa resolución no está en firme  y apelaré esa decisión porque hay evidencia de que sí se envió el plan de mejoramiento. Esperaremos que la Superintendencia de Puertos y Transporte falle en derecho”.

¿Y los empleados?

Los más de 200 trabajadores de Unimetro completaron 22 días en cese de actividades, como reclamo de tres quincenas atrasadas, las cesantías y sus intereses del 2015 y media prima de diciembre del año pasado.

Iván Ochoa, tesorero de Sintramasivo, dijo que “esperamos que el nuevo gerente de la empresa se haga cargo de las acreencias laborales y, paralelamente, saque los 164 vehículos a operar, porque estamos dispuestos a seguir trabajando. Lo que queremos saber por parte de Metrocali es qué va a suceder con nosotros de aquí en adelante, porque ahí no hay claridad”.

Ante esto, Nieto manifestó que “los empleados quedan completamente desprotegidos, porque Metrocali no pensó en el problema social que hay en torno a estas personas  y está pasando por encima de ellas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad