Cómo hablar de sexualidad con sus hijos

Diciembre 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cómo hablar de sexualidad con sus hijos

En general los adolescentes le dan más importancia a la opinión de los amigos que a la de los papás, sobre todo en temas como el colegio, las drogas y la hora de volver a casa.

Especialistas revelan 19 claves para orientar a los menores sobre la sexualidad. Guía para salir de aprietos.

Preguntas como “Mami, ¿qué pasa si una niña se enamora de otra niña?”; “Papá, ¿qué quiere decir sexo?” o “Explícame qué es una erección”, suelen llegar a los padres en el momento más inesperado: durante el almuerzo del domingo, viendo la ‘tele’ o a la hora de esperar el bus. Y ante la sorpresa, y la esponteidad de los pequeños, los padres suelen quedarse mudos, sin saber que contestar, muchas veces optando por cambiar el tema de conversación, pues resulta la salida más fácil, segura y poco comprometedora. Es que la sexualidad, no nos digamos mentiras, ha sido malinterpretada y temida durante años, en buena medida por la poca orientación que hemos recibido, y en muchos casos confusa. Para que esto no le suceda, o no le vuelva a suceder si es que ya le pasó, lo invitamos a seguir los consejos de los especialistas. 1.Pase el mayor tiempo posible con sus hijos. Salga con ellos, juegue o disfrute de un deporte o una afición en su compañía. Esto le ayudará a crear el ambiente de confianza propicio que le abonará el camino para abordar temas de sexualidad.2. Conviértase en un observador permanente del lenguaje, las actividades, los amigos y las conductas de sus hijos. 3. Recuerde la importancia del diálogo. A la hora de la comida o el momento de ir a dormir permita que sus hijos se expresen y hágales preguntas enfocadas a descubrir si tienen alguna preocupación o si les pasó algo durante el día que quieran contarle. Pero ante todo, escúchelos con atención.4. Tenga en cuenta que la tecnología, aunque tiene sus ventajas, pone una enorme distancia entre usted y sus pequeños y hace que crezcan cada vez más solos, si no se usa de manera dosificada. Entienda que en especial en la adolescencia, cuando el joven va a convertirse en un adulto necesita más que nunca de su compañía y orientación, o de lo contrario, la buscará en internet o en las redes sociales.5. La inquietud y curiosidad por los temas sexuales suele despertarse en los niños, en especial después de los 3 años, así que prepárese con tiempo. Leer o pedir asesoría psicológica son buenas alternativas.6. Anticípese siempre. A medida que el niño va creciendo hasta que llega a la adolescencia debe ir sabiendo de antemano lo que le va a pasar en su cuerpo más adelante y las situaciones a las que se puede enfrentar. 7. No les entregue mucha información de una vez. Hágalo de manera gradual y, en lo posible, a diario. De esta forma, la asimilarán con más disposición y mejor.8. Hábleles siempre con la verdad. No se invente historias ni les diga mentiras, pues ellos lo detectarán fácilmente y usted perderá credibilidad.9. Utilice los términos adecuados para hablarles de sexualidad. Llame a cada cosa por su nombre y no utilice apodos para los genitales. 10. No le ponga malicia a nada. Maneje los temas de sexualidad con toda la naturalidad del caso, para que así sus hijos la asuman de la misma forma. Hábleles del pene, por ejemplo, como si estuviera refiriéndose a un brazo o cualquier otra parte del cuerpo. 11. Comprenda que en términos de sexualidad ningún tema está vedado. Al contrario, el conocimiento les brindará las herramientas a sus hijos para saber enfrentar las diferentes situaciones.12. Responda a sus preguntas de forma concreta y muy básica. No es necesario que se extienda en explicaciones eternas y llenas de detalles que el menor no necesita.13. Tenga en cuenta que el menor no solo recibe este tipo de información de ustedes los padres. También le llega de otras fuentes como los profesores, los amigos, la televisión, internet y las redes sociales. Así que si el niño tiene alguna inquietud, por lo general es porque ya ha visto, escuchado o leído algo. Asegúrese de indagar primero sobre lo que el niño sabe y de dónde obtuvo el conocimiento para que así pueda responderle con mayor precisión. Si no sabe qué decirle, dígale que mañana hablarán de eso, mientras se prepara mejor.14. Transmítales la importancia de cuidar su cuerpo y de tener pudor. Enséñeles sanos hábitos de higiene.15. Déjeles claro que sentir emociones o sensaciones no debe ser motivo de vergüenza o culpa, porque son algo normal, pero que hay que saber controlarlas y tener fuerza de voluntad. Sea enfático en transmitirles que no deben tener relaciones a toda hora ni con cualquiera. 16. Frente a la homosexualidad, no haga juicios de valor ni diga frases como “son personas enfermas”. Más bien, explíqueles que el hombre y la mujer son como una especie de fábricas de donde pueden nacer otros cuerpos. Pero hágale entender que hay quienes tienen inclinaciones sexuales diferentes y que cada ser humano es libre de elegir a quién querer para ser feliz.17. Enséñeles que todos los seres humanos están en su derecho de elegir si quieren tener hijos o no. Y como tal, que para evitarlo existen métodos anticonceptivos, explicándoles en términos generales en qué consisten. Si ya han llegado a la adolescencia, hágales saber que no deben sentir vergüenza al comprar un condón o anticonceptivos. Permítales además el acceso a estos métodos. Una estrategia es que los padres se los suministren a los adolescentes o los incluyan en el mercado. 18. Esfuércese para que los pequeños conozcan las consecuencias de un embarazo y los cambios que implica en la vida, más aún a temprana edad. Hágales saber con ejemplos e historias lo que puede ocurrirles para que estén alerta y aprendan a cuidarse.19. Nunca tenga relaciones sexuales a la vista o fácil acceso de sus hijos. Viva su intimidad a puerta cerrada, pues si el menor llega a ver o escuchar algo puede malinterpretar las situaciones, lo que puede afectar su comportamiento sexual en el futuro.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad