¿Cómo es vivir con 360 kilos de peso?

Mayo 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
José Luis Carrillo Sarria | Reportero de El País
¿Cómo es vivir con 360 kilos de peso?

Óscar es toda una celebridad en el barrio Sesquicentenario de Palmira. Allí es visitado frecuentemente. Sus vestidos los confecciona el sastre ‘Sasqui’, de la Villa de las Palmas, tres pantalones y dos camisas le cuestan $300.000.

Óscar Vásquez, considerado el hombre más gordo del país, empezó el reto más importante de su vida, reducir 250 kilos de peso en tres años. Relato.

Hace dos meses estuvo al borde de la muerte, sus hermanas y sobrinas trataron de llevarlo a cumplir una  cita médica, pero  Óscar Vásquez, el hombre más pesado del país, con sus 360 kilos a cuestas, solo dio unos pasos. Llegó hasta la sala de su casa, allí se desplomó. Se le fue el aire, sentía que se le iba la vida.

“Durante dos horas tratamos de levantarlo con tablas y lonas, ese día casi se nos muere.   No había cómo transportarlo. Cuando nos daban el servicio de ambulancia llegaban a la casa y nos decían que no podían hacerlo”, cuenta Juliana Alexandra, sobrina de Óscar y una de las cuatro mujeres  de la familia Vásquez que se han  comprometido con el cuidado de este palmirano.

Desesperadas llamaron a la fundación Gorditos de Corazón, allí  les indicaron que pidieran ayuda  a los   bomberos. Desde ese día el matriarcado de las Vásquez es consciente de  que se necesitan al menos 20 personas para movilizar al  tío Óscar.

Hoy este hombre del barrio Sesquicentenario es noticia porque vive el reto más importante de sus 43 años: bajar al menos 250  kilos de peso. Para ello necesita tres intervenciones quirúrgicas. Este lunes ya se realizó la primera en la Clínica Desa, de Cali.  

Cada kilo que baje es una oportunidad más de vida, de ello depende que pueda hacer los viajes que tiene programados y de ver cantar en vivo a su artista favorita: Paola Jara. También  poder ver jugar al equipo de sus amores en el estadio, el América.  

Realizar estas actividades es hoy  imposible. Para moverlo se necesita una  camilla que está  elaborada con  la carpa de un camión,  varillas de acero reforzado y dos tubos industriales de grueso calibre. Es la única manera segura en que se puede transportar.

[[nid:537000;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/05/oscar-vasquez.jpg;full;{20 bomberos se necesitan para transportar a Óscar. Viaja en el suelo de la ambulancia porque no hay camillas que lo soporten.Foto: Bernardo Peña | El País}]]

Una salida a la calle del tío Óscar no se improvisa y es necesario hacer un plan logístico que garantice  su vida. El hombre más pesado del país sostiene que está vivo gracias a sus hermanas y sobrinas que lo cuidan, lo miman y atienden  sus necesidades. 

Consuelo, su hermana más cercana, narra que Óscar era un niño de talla normal hasta los 12 años, cuando murió su padre, de allí en adelante se llenó de ansiedad por comer. 

“A los 20 años ya tenía problemas de movilidad por el sobrepeso, lo que se  hizo más severo con la muerte de mi mamá. Óscar  estaba solo con ella  el día en que  falleció.  A mi madre le dio un infarto en su cuarto, le pidió  ayuda. Él, en medio de su desesperación, la sacó como pudo hasta la puerta y comenzó a gritar pidiendo ayuda, los vecinos la socorrieron, pero mi mamá llegó sin vida al  hospital. Eso lo marcó aún más”, comenta Consuelo. 

23 años después y  tras afrontar problemas de salud, humillaciones y fortalecerse  mentalmente ‘el gordito’, como le dicen sus vecinos,  está lleno de esperanzas y anhela,  en menos de tres años, dejar de ser el hombre más obeso del país. 

Óscar cuenta que entiende del  esfuerzo que se necesita  para transportarlo, pero que  cada salida suya es un descubrimiento de la vida. 

“Lo peor de esto es el encierro, no poder salir. Cuando voy en la ambulancia trato de mirar como pueda por la ventana cómo ha cambiado el mundo, Cali es otra, me sorprenden cosas como el MÍO y lo moderno de la ciudad”, comenta, con  asombro.

Salvador Palacio, director de la Fundación Gorditos de Corazón, es quien está acompañando a Óscar en el reto de reducir de peso. 

“Óscar es el paciente más obeso del país, con él iniciamos un proceso de manejo de la ansiedad,  vivía una depresión y se escondía en la comida. Se comprometió y  perdió 20 kilos, eso permitió realizarle una operación de balón gástrico -que fue la que le efectuaron el pasado lunes-, con ello se espera que pierda en seis meses 40 kilos”, explica. 

Pero esta no será su única cirugía, según el cronograma, en siete meses se realizará una  segunda. 

“Se trata de un sleeve  o manga gástrica. Con esta cirugía esperamos que pierda entre 80 y 100 kilos en un año. Estamos hablando de una pérdida de 250 kilos  en tres años. Esto debe ir acompañado de un estricto plan alimenticio y para esto se necesita mucha mentalidad y el control de la ansiedad, tenemos fe de que saldremos adelante”, concluye el médico Salvador Palacio, quien agrega que el caso de Óscar es uno de los retos más importantes de su vida profesional.

Más sobre Óscar 

Durante  tres años Óscar tuvo una novia, pero la relación no prosperó, ella se fue para Panamá, aunque sus hermanas dicen que ella le sigue escribiendo. Èl es hermético en el tema.  

Óscar  también es famoso en el barrio por sus amigas, quienes dicen que lo buscan porque es un ser sensible y buen confidente. “Sabe dar consejos y es sincero, las cosas que dice le salen del corazón”, dice una de ellas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad